31 enero, 2012

Re-pensando conceptos

Han sido días difíciles... Es también en estos días que veo la gracia de Dios, su mano poderosa, su abrazo consolador y cuando muchas de esas cosas que he escuchado y guardo como "información", se encarnan y toman mayor sentido.

¿Qué es el amor?
Dios presente, Jesús en la cruz, el abrazo de mis padres al llegar a casa, los amigos en momentos de dificultad, el cuidado del que me ama...
¿La entrega?
Dar algo sin esperar otra cosa, poner tu tiempo por amor a otros, desgastar la vida por amor a Dios.
¿El dolor?
Algo que parte el corazón, que no te permite mantenerte de pie, que te afecta todo lo que eres.
¿La Muerte?
Enemiga de la vida, pero vencida en la cruz
¿Un amigo?
Su abrazo, su llamada, su mensaje y su amor demostrado en los tiempos lindos y los duros
¿La esperanza?
Lo que queda aún cuando todo parece incierto, confianza en un Dios bueno
¿Compañía?
El abrazo de los tuyos en la adversidad
¿Familia?
Los que se quedan
¿La gloria de Dios?
Eso que brilla en todo lugar, a pesar de la debilidad, el fracaso, el dolor. El reflejo de Jesús en la vida de sus hijos e hijas
¿Verdadero sentido?
Vivir para Él
¿El consuelo?
Inexplicable, sustentando en la esperanza y el abrazo de Padre
¿Los sueños?
Aún cuando las cosas parecen imposibles
¿La vida?
Para darle a El la gloria, solo así vale la pena vivirla.

17 enero, 2012

Cosas que aprendo con la tesis

Esta semana está y estará dedicada a trabajar el proyecto de investigación sobre la historia de Compa, para presentar y defender la tesis antes de que termine el primer semestre del año. Sólo pienso que necesito mucho de la ayuda de Dios en este proceso, pero también he aprendido algunas cosas que comparto por ahora:
  • El ministerio estudiantil es muy frágil, al ver su historia y el paso de los años, es muy evidente. Necesitamos orar.
  • Necesitamos de las iglesias locales. Compa no las reemplaza, allí aprendemos humildad, nuestra necesidad unos de otros y es donde podemos ser de influencia con lo que Dios nos enseña.
  • Hay muchas personas de las cuales no sabemos, pero ahora están dando testimonio en el lugar donde Dios las ha puesto, eso era parte del propósito de Compa, y sigue siendo. Vale la pena....
  • Las amistades, relaciones, sueños, planes y decisiones que ponemos delante de Dios cuando jóvenes van a marcar nuestro futuro, debemos pedir sabiduría para imitar en lo bueno a los que nos han precedido y seguir dispuestos al sacrificio por amor a Dios.
  • El que lleva esta historia es Dios, Jesús es el protagonista, sólo él puede hacer cosas como las que uno lee en los documentos viejos, sacar bendición de las luchas de poder, los errores y la debilidad, sólo él puede ser autor de las historias de VIDA de los entrevistados.
  • Necesitamos aprender de la historia, reconocer que no somos los primeros, ser humildes y darnos cuenta que el propósito de ministerios como Compa deben siempre evaluar su proceder, sus formas y estar dispuestos a que el Espíritu Santo conduzca...

Dios nos ayude a seguir viendo Su gloria entre los estudiantes de este país....

03 enero, 2012

Cada año, cada día.


Cada día del año necesito a Jesús. Les comparto, comencé este año con un tiempo de descanso, de disfrute con amigos y familia, y después con un tiempo de retiro para estar con Jesús, apartándome un poco para escucharlo y escucharme. Fue un tiempo especial, disfruté de su presencia y del sólo estar... Después, ya sin las compulsiones y los afanes, me dispuse a planear un poco este año, poniéndolo delante del Señor, y pensando los primeros 2 meses de este 2012. Fue emocionante imaginar lo que puede pasar y tener esperanza en Dios, quien tiene el control de todo.

Sin embargo, aún cuando planee hacer esto de manera constante, y aún cuando me retire a estar solas con Jesús un día al mes con el propósito de revisar cómo estoy y como van mis relaciones, aún así, le necesito más día con día. Y es que no basta pensar en el año que pasó, no bastó comenzar mi año con un día de retiro, no es suficiente darme cuenta de mi pecado ayer y arrepentirme, debo hacerlo también hoy. Lo de ayer sirve para hoy en la medida que me recuerda cómo es Dios, su fidelidad, su amor y su justicia y me invitan a acercarme hoy, humilde, arrepentida y pidiendo su ayuda.

Cada día le necesito, a cada rato necesito clamar a él y reconocer su presencia en mi vida, en cada momento me doy cuenta que él sigue conmigo, pero yo soy la que de pronto lo olvida y se deja llevar por los afanes, se deja dominar por las presiones internas y externas. Soy debil y por eso le necesito. También soy dependiente, y cuando no dependo de él, todo se pone mal. Como dijo sabiamente San Agustín: "Dios nos hizo para Él, y nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en Él".

Mi oración para este año es que cada día yo vaya a él, cada día reconozca mi necesidad de Dios. Necesito permanecer y aprender de él y quiero ayudar a otros a hacer lo mismo.

Popular Posts