26 diciembre, 2008

Lo “incierto” del futuro y el disfrute del presente


Se dibuja una sonrisa en mi rostro al pensar en el futuro. No porque crea que tengo asegurado vivir muchos años más o porque sepa que no habrá asuntos difíciles o dolor en el camino, sino porque lo veo con anhelos y sueños de cosas que espero que suceden, de proyectos que desde hoy se empiezan a delinear y de muchos planes que desde antes de estar consciente ya se venían anunciando.


Me encanta por eso salir de casa, porque puedo pensar sin agenda en lo que ha pasado en mi vida. Se abren los espacios para mirar hacia adentro, hacia arriba y hacia adelante, aún cuando antes siempre antecede mirar hacia abajo, por humildad y agradecimiento.


Disfruto el presente, pero no por el presente mismo, mis tiempos se hayan alegremente enmarcados e integrados en el todo misterioso y sublime de un Dios cercano pero imposible de aprehender, manipular y controlar. Por eso espero, sabiendo que es bueno… pese a todo.

23 diciembre, 2008

DOLOR CON ESPERANZA

En esta fechas que suelen considerarse especiales y nos llevan a pensar y recordar muchas cosas, yo también me doy a la tarea de recordar.

Al igual que un amigo que escribió hace algunos días, yo también estoy agradecida, muy agradecida con ustedes y con Dios, por ustedes y por Jesús. En esta semana tuve la oportunidad de escuchar y estudiar más acerca de la realidad a la que nos enfrentamos y pese al dolor que uno afronta considerando nuestro mundo en desorden y medio desquiciado, el saldo final ha sido favorable. La esperanza no es un sentimiento optimista con el que podemos enfrentar la vida, pues al menos esa esperanza no permanece cuando la fatalidad nos encierra ante la realidad de la muerte, la guerra, el sufrimiento, la traición o el odio. Pero tampoco es una ilusión que nos permite huir ante la realidad de nuestra propia existencia efímera y lo elusivo de la vida.

En este tiempo que tradicionalmente se rememora el nacimiento de Jesús, tal vez podamos aprovechar la ocasión para pensar en su persona y su obra, más allá de lo que otros han hecho de su nombre. Por Jesús, los que decimos creer, somos desafiados en mirar al mundo con realismo y afrontar la vida y las cosas que no entendemos, que resultan aparentemente injustas o malas. Pero lo hacemos con esperanza firme, en reconocimiento de que sí, el mundo está mal pero las promesas de bienestar son reales. No es la apuesta al “progreso”, es la esperanza de un nuevo mundo donde ya no hay más egoísmo, dolor y sufrimiento porque se restablece el propósito de Dios para todo lo creado: para el ser humano, sus relaciones y la naturaleza.

Ahora entiendo que es por esta esperanza que surge la tensión, porque cómo han dicho desde hace mucho años: espero con ansia el futuro prometido pues aún duele la realidad, pero la enfrento con esperanza y espero con paciencia porque la certeza es firme y la vida que hoy vivo está llena de Vida.

Por esta razón, en esta día mando un pequeño fragmento de mis reflexiones, esperando que provean algún destello de inquietud, esperanza y sincero amor, lo que sea que en este momento sirva mejor.

Dios con nosotros en Jesús (un verdadero gesto de compasión).

Con cariño desde Cuernavaca,
Alejandra

para el que preguntó: ¿dónde andas?


Ya estoy llegando a Cuernavaca. Anduve por Monterrey unos días para el trabajo de tesis, despues viajé por la noche a Tula, Hidalgo para ver a los atlantes y despues estuve unos 3 días más en Progreso, Hidalgo presidiendo una junta de planeación nacional estudiantil de Compa: fue una verdadera bendición. Estuve un poco delicada de salud por los cambios de clima, pero despues de visitar al doctor me dio algo para la alergia y ahora estoy mucho mejor. Despues viajé a Pachuca, Hidalgo al campamento donde estuve compartiendo un taller y otras pequeñas participaciones.

El viaje fue cansado en principio, pero ha sido un bonito regalo. Ahora ya en Cuerna el propósito es descansar, recrearme, escuchar a Dios y vacacionar. Creo que voy a Oaxaca en un par de días y ando llegando por allá (Tijuana) a principios de Enero.

Mando un fuerte abrazo, gracias por preguntar. muchos salu
dos a la familia. y pues me anima recordar en este tiempo a nuestro Dios que se encarnó y anduvo entre nosotros, por Él tenemos vida y esperanza.
Los quiero mucho...

12 diciembre, 2008

Encuentros con la Historia: entre papeles viejos

Hoy fue un día literalmente entre papeles. En definitivo esta no es mi tarea favorita como aspirante a historiadora, pero fue una buena experiencia. Despues de "barrer" con una buena parte del pequeño archivo me encontré nuevamente animada, sorprendida y muy inquieta sobre el tema.

Si bien reconozco que los documentos nos proveen versiones de la realidad, las versiones que hoy recibí son altamente valiosas. Soy heredera de esa Historia escrita en boletines, correspondencia, informes, manuales y proyectos. Porque es una historia inscrita en el Reino, con su perspectiva, para su cabal cumplimiento. Llena de errores, de manos humanas, de aspiraciones, motivaciones, anhelos, sueños, dolor, sufrimiento, experiencias y mucho esfuerzo, pero con una inequívoca tintura de gracia, luz y vida.

*Mañana seguiremos con las entrevistas al papel, el domingo será más personal el acercamiento. Hay mucho que leer, pensar, estudiar...y en medio de todo, quiero tiempo contigo, aún debemos pensar la junta en Hidalgo, el taller para Pachuca, las cartas para Vive...sólo pido fuerza, cordura y mucho amor.

06 diciembre, 2008

--------Algunas fotos para la memoria

una estufa de leña del museo ruso en valle de gpe., me recuerda las historias que mi mamá cuenta sobre su niñez, sus hermanos, el campo y mis abuelos. casi siempre está presente una estufa, que da calor, donde se cocina rica, que es de leña.
esta otra me recuerda a mi abuelo, "caqui" de cariño. porque él tenía una parecida. me compraba conchitas, me dejaba sopearlas en su café y me daba "monedotas para ir a la tienda. me encantaba sentarme en sus piernas y ver la televisión con él. me gustaba que comieramos juntos en la mesa y que dijera que me parecía mucho a mi papá. sé que me quería mucho.

por ahora me gusta verme con mis papás, porque no estaré con ellos esta navidad. porque los quiero. mi hermano está tomando la foto. a él también lo quiero.

Will y yo. hermano por decisión, je.

Entre conversaciones

Mi vida se explicaría bien entre conversaciones. La mayoría de las veces no pienso lo que hablaré, pero casi siempre lo digo consciente. Me gusta hablar, pero también escuchar, aunque aún aprendo a cultivar ese hábito.

No creo que tenga un lugar para las mejores conversaciones: las recuerdo en el carro, el sushi, la comida china, la cafetería en la uni, en el salón de clases, en los campas, los cafés, la playa, en mi casa, en el puente que cruza el canal, por el msn, a través del skype... He tenido tantas conversaciones, que me considero rica en palabras oídas. Sin embargo, he disfrutado tanto los silencios y las miradas que en ocasiones preferiría dejar a un lado las letras, los sonidos, las vocalizaciones, los artículos y sólo aprender a sentir, a percibir y a observar. Eso admiro de un buen amigo, que ha sabido callar, que ha sabido cuidar, sentir, amar y guardar. Por eso hoy, estamos tan cerca. Yo he hablado de más, casi siempre. Yo no creo que él tenga nada de que arrepentirse por callar hasta hoy. Ese amigo ha sido un regalo , él ya ha escrito en honor mío y sus demás compañeros, hoy yo escribo recordándole. Por que tengo mucho que agradecerle, porque ha querido recibir lo que puedo dar, porque es un buen ejemplo de amistad. Que se entrega, que cuida, que calla, que abraza, que espera...y seguimos en la espera.

la tesis y yo

Habrá que darle honor a la descripción del blog y hablar sobre la tesis. La dichosa tesis que le dio un toque especial a este semestre. Esto de investigar tiene más que ver con la vida de lo que muchos quisieramos reconocer. Esto de la reflexividad es maravilloso porque ahora se puede pensar "con permiso" sobre el papel que tiene el investigador en el caótico proceso de hacer la historia.

Lo he dicho en otras ocasiones: me encanta lo que estudio y estoy aprendiendo. Me gusta mucho mi tema de investigación. Tarde o temprano lo tenía que abordar, me lo debía, se lo debía a otros y será (espero) una forma de honrar al que ha tomado la iniciativa desde el principio y los que le han seguido el paso.

Hablemos de Compa, ese es el tema. Su historia. Ha sido uno de los desafíos intelectuales más enriquecedores hasta el momento. No quería hacerlo aún, no estaba lista o preparada. Sabía que resultarían muchas preguntas y mi visión sobre algo tan importante para mi se vería transformado. Pero creo que está bien, vale la pena, porque uno decide creer aún cuando conoce, comprometerse sabiendo los dos lados de la moneda. Así deberíamos tomar las decisiones, todas.

En fín, con mucha facilidad podría pasar a hablar de otro tema de trascendencia al estar hablando de la tesis, porque ha significado algo importante. Las personas conocidas a partir del proceso iniciado ha sido una linda sorpresa, y me gusta el tema: jóvenes, estudiantes, universidad, cambio, esperanza, historia, misión, Jesús, entrega, cristianismo

05 diciembre, 2008

cerrando ciclos

lo que extrañé este semestre fue saberme acompañada por tí en todo momento

Nunca habia anhelado tanto estar tan cerca de tí, de percibir tu olor, de reconocer tus pasos y seguirlos. Nunca te pregunté tantas cosas y me quedé sin respuesta. Las que se respondieron destruyeron mi pequeño castillo construído de arena, pero aunque me quedé con los puros cimientos, prefiero construir sobre esa piedra, y hacerlo juntos. En verdad que en vano puedo trabajar cuando no te dejo construir. Pero gracias, gracias por lo que hiciste. Tal vez el mejor semestre de este regalo llamado universidad, pero no el más sencillo, estoy segura que no ha sido el más fácil para vivir. pero no hay motivos para detenerme, la mirada fija en el horizonte, el ánimo en los sueños y el corazón en el Reino, ese que es todo por lo que el humano lucha y que vale la pena, pero que niega con el mismo corazón, manos y palabras.
Por ese espero, me levanto.

20 noviembre, 2008


¡MILAGRO ORDINARIO!




It’s not that unusual
When everything is beautiful.
It’s just another ordinary miracle today.

The sky knows when its time to snow,
Don’t need to teach a seed to grow.
It’s just another ordinary miracle today.

Life is like a gift they say
Wrapped up for you everyday;
Open up and find a way
To give some of your own.

Isn’t it remarkable?
Like every time a rain drop falls,
It’s just another ordinary miracle today.

Birds in winter have their fling
But always make it home by spring.
It’s just another ordinary miracle today.

When you wake up everyday
Please don’t throw your dreams away;
Hold them close to your heart
Cause we’re all a part
Of the ordinary miracle.
Ordinary miracle

Do you want to see a miracle?
ohh ohh ohh, ohhh ohh ohh...

It seems so exceptional
That things just work out after all.
It’s just another ordinary miracle today.

Sun comes up and shines so bright
And disappears again at night.
It’s just another ordinary miracle today.
ohh ohh ohh, ohh ohhh ohh...
It’s just another ordinary miracle today.

19 noviembre, 2008

...de cómo huelen esas manos.

Sube al camión y antes de ver su rostro, olí sus manos. A cloro, agua, sustancias de limpieza, a querer llegar a casa, a anhelar el descanso y a dibujar una sonrisa en la cara del niño que le espera con ansia.

Algo me evoca ese olor, representa más que un aroma impregnado en las manos de una mujer trabajadora, es cómo el recuerdo de la lucha por una mejor vida, por la superación. El olor de la dignidad humana que no se compra, ni vende, ni se devalua por ofrecer tus manos a trabajar para otros. Porque serán esas mismas manos que alimentaran a los tuyos.

El olor de la lucha, porque nunca será la pólvora la que nos reivindique como humanos: creo que podrán servir mejor las palabras, pero aún más el corazón, el trabajo, el amor, la humildad, la resistencia... las palabras que acompañan, uniéndose a la esperanza.

15 noviembre, 2008

No me canso

Te he encontrado fuera de los lugares denominados como sagrados. Te he visto en los cafés, recorriendo los pasillos de mi universidad, sentado a lado nuestro mientras discutimos sobre el mundo, la fe, la realidad contemporánea y cualquier otro asunto que nos parezca relevante. Estuviste sentado en medio nuestro en el carro aquél día que nos vimos confrontados con lo rápido que pueden cambiar nuestros destinos, nos acompañaste en el camino y comiste con nosotros.

Has transformado mi visión, mis conceptos, mis búsquedas. He roto con paradigmas, ahora comprendo mejor algunas cosas, pero también lo lejos que estoy de descifrarte. Por eso eres fascinante, por eso tu gracia es gracia y me sorprende cada mañana que despierto. Por eso me asombra lo sencillo y disfruto lo complejo. Te lo he dicho, escrito, susurrado y compartido en múltiples ocasiones y no me cansaré de nombrarte, en mis sueños, mis dolores, mis anhelos y mis angustias, por los éxitos, los fracasos y lo que esté más adelante. Gracias.

04 noviembre, 2008


¿Por qué busco entre los muertos al que vive?


Hoy me sentí perdida, de pronto Tu mano me sacó de mi misma. Me encontré con algunas palabras de otros, que también son como mías y de las cuales decidí apropiarme. Me ayudan a explicar mi mundo y el caos de afuera. La respuesta no puede estar en ningun libro, institución, práctica, doctrina... Está en una persona.

Por eso:

Te busco, hoy, ya que te he encontrado. Te amo y te quiero conocer. Porque te he visto cerca, te he leído en las Escrituras, te he sentido en la soledad. En el abrazo de la comunidad también te he experimentado, he comido contigo en casa de pobres y hoy te busco nuevamente. Porque quiero conocerte, en medio de mi tiempo, con los que me acompañan, y entablar los dialógos que me acerquen a tí, mientas que me acerco a otros.

02 noviembre, 2008

Los cumpleaños


En noviembre cumplen años mis papás. Gracias por sus vidas, su amor, su entrega. Me alegra poder compartir un año más con ellos. Cuarenta años de casados este verano, vidas renovadas, un hermoso "nieto" al que amar, un nuevo hijo postizo... Muchas noches de conversaciones en su cama, sus "insights" sobre las novelas y las películas, las ricas comidas de mi papi y sus pronósticos meteorológicos, el apoyo casi incondicional y la confianza y fe que me animan siempre a continuar. Los amo, es simple.

Locura y sensatez

Muchos creen que estoy loca. No me lo dicen, pero lo llegan a pensar, creo que más de una vez. No soy de esos seres normales que caminan por la vida, buscando tranquilidad, un hogar, un par de buenos amigos y una chimenea que ayudé a soportar el frio de los inviernos. Tampoco me gustan los viajes a lo desconocido, aunque he emprendido más de uno; se arriesga mucho, también se aprende, pero casi siempre se sufre. Cuando en ocasiones abro la boca junto con el corazón para decir mis sueños y expectativas algunos piensan que ambiciono poco, casi nada, porque no ambiciono la comodidad ni el dinero. No camino sin dolor, por momentos lo hago cansada, a veces sola y a veces acompañada.

Confieso, en ocasiones he perdido la esperanza, pero nunca el sentido desde aquél día que lo encontré y cada día que me reencuentro con él. Podría hoy mismo dejar todo lo que hago y he construido en la vereda por donde camino, si no comprendiera que lo que hoy vivo es pieza necesaria para el futuro que espero, y no con incertidumbre, sino en confianza. La vida adquiere nuevo significado según lo que la memoria de otros me dice y según lo que mi propia memoria me permite ceñir. No sé si es locura, pero me gusta. Complicarme con lo que pienso. Soñar despierta. Esperar. Confiar. Tener fe. Amar. Prefiero esto a la sensatez. Lo sensato de este mundo la mayoría de las veces carece de sentido, de vida y de aventura. Se ha dejado ahogar por la aceptable, tradicional y cómodo.

Si he de culpar a alguien, si hemos de culpar a alguien por esta grave afectación, pueden decirle. Si mi vida te produce la inquietud y la incomodidad ante mi condición, entonces me alegraré en poder servir de algo, si esto que escribo te hace pensar que es extraño, entonces vale la pena. No podemos ya hablar más de la misma manera, porque lo que queremos decir no haya cabida ni soporte en el sistema de las palabras cuerdas y coherentes.

01 noviembre, 2008

hace una semana...


No había escrito aquí desde hace rato, quería hacerlo, pero no sé...ahora "posteo" algo que escribí hace una semana:
"Hoy vi Patch Adams. De esas películas que provocan muchas cosas en mi mente, corazón y panza. Me impactó la imagen de Patch frente a ese hermoso panorama, pidiendo una señal divina, tratando de entender al ser humano, y rindiéndose ante la adversidad, pero después, esa señal providencial: la mariposa, la memoria, el recuerdo."

12 octubre, 2008

En perder nuestra vida está el hallarla...

Cuando se ama en verdad, se sacrifica de verdad; debe costarnos y eso ofrecemos. La vida es agradable delante de Dios cuando se paga un buen precio.” *


Estas palabras, como las muchas escritas por los apóstoles en el Nuevo Testamento no son muy comunes cuando nos referimos a la vida cristiana, pero son esenciales.

Esta vez recordaremos una escena, la cual a mi también me fue recordada hoy domingo: Fue hace muchos siglos, una mujer que había recibido el milagro de ver resucitar a su hermano Lázaro, entra en casa de un hombre llamado Simón, donde se encuentra Jesús y derrama sobre su cabeza un perfume de nardo puro, rompiendo el frasco de alabastro donde lo llevaba.

¿Por qué ungir a Jesús de esta forma? ¿Por qué un perfume tan costoso? ¿Por qué romper la botella?

La mujer, María, estaba agradecida, sólo un corazón agradecido entraría en medio de una reunión llena de varones y se expondría de tal forma. Y ¿por qué llevar algo que le había costado tanto? Porque sólo aquello que nos cuesta, que implica ofrecer lo que somos y tenemos puede considerarse un sacrificio; esto agrada a Dios. Nuestra obediencia es sacrificio a Dios, y conlleva un precio. Y ¿por qué quebrar el frasco? A veces, sólo rotos damos todo lo que tenemos. Muchas veces el quebrantamiento es necesario para nuestra vida, y debemos glorificar a Dios en medio de ello. Cuando el frasco se quiebra, todo el perfume y el aroma cubren el ambiente, sólo así nos entregamos por completo, sin reservas, sin condiciones. María lo entregó todo, lo dedicó todo. Es fidelidad, es entrega, es sacrificio. Palabras nada populares hoy en día, pero necesarias de traer a la memoria al amar a Dios y al prójimo, imprescindibles en el servicio cristiano.

Fidelidad hasta la muerte, entrega completa para no tener otro uso más que para el Señor, mejor quebrados para Dios, que ser usados para el mundo. Mejor rotos, para dar así vida a otros. Mejor conscientes de nuestra necesidad de Dios y quebrantados ante su presencia, que de pie y ensoberbecidos en nosotros mismos.

Palabras no comunes, no populares, no suaves, pero palabras que sostienen, dan propósito, donde hay Vida.


*Palabras pronununciadas con tal amor, pero a la vez con suma fuerza, por una mujer que ha servido a Dios por más de 60 años. Su experiencia acompañaba el mensaje....

09 octubre, 2008

si tuviera el tiempo...

Si tuviera el tiempo, escribiría aquí a diario, escribiria poemas, escribiria canciones, contaría más ficciones... Si tuviera el tiempo, caminaría más, pensaría más, leería más, iría a más cafés, jugaría más con mis amigos. Tal vez hasta aprendería a bailar, a cantar o me iría a la playa. Creo que haría menos cosas, si tuviera tiempo.
Sólo en ocasiones quisiera poseerlo, pero no sabría qué hacer con él, tal vez lo desperdiciaría. Me gustaría mejor que me lo sirvieran en una charola, para escoger los momentos, los tiempos y las horas con la gente, yo sola o con mi Amado acompañante del camino.
Si tuviera el tiempo, preferiría no sujetarme a él, no vivir bajo sus horas, sus días, sus semanas, dónde no pasa nada, donde todo sigue igual aunque todo avanza, tan rápido, tan cruel, sin piedad.
Prefiero vivirlo, no preocuparme, sólo confiar. Confiar en mañana, en que amanece, en que hay futuro, hay esperanza. Porque hay Amor...
Tal vez si tuviera el tiempo me gustaría compartirlo con los que no lo tienen, con los que no lo encuentran, con los que viven como su esclavo. Aún al tiempo lo hemos comercializado, le hemos puesto precio, lo hemos vendido.
Ya mejor no quiero el tiempo, prefiero disfrutar, enseñar a otros a vivirlo, y recordar que el tiempo acaba y hay cosas que perduran, que trascienden...creo que no quiero el tiempo, creo que busco lo eterno, lo duradero, lo inquebrantable...

05 octubre, 2008

¿Qué nos queda?

Tijuana y el Narco <---pícale aquí

Es bien sabido que hoy en México vivimos las consecuencias de decisiones políticas de los últimos decenios que poco a poco han cedido el poder a los intereses del narcotráfico, respondiendo también a la demanda de consumo de otros países. Los culpables son muchos, las víctimas también.
Ante este escenario, ¿qué nos queda?
CLAMAR a Dios. Podemos hacer otras cosas, lo sé, pero ahorita, ahorita...¿qué mas?
Si tienen otra propuesta, por favor denla a conocer.


Pd. se me ocurre: 1) decirles que aunque metamos a la cárcel a todos "los malos" el problema está en el corazón del hombre, 2) que la normalización de la violencia no es normal, 3) exigir justicia, sólo así habrá paz...4)...5)....

03 octubre, 2008

Incertidumbre

En un mundo como el nuestro, donde diariamente amanecemos con la noticia de desastre, dolor y desesperanza, la incertidumbre es común. Nos afecta sin darnos cuenta, es parte de la misma condición de ser-humano, nos embarga por momentos y no respeta las convicciones más profundas del hombre ni las cosas que parecen más firmes o decididas. Mis contemporáneos dudan las mismas cosas que nuestros antepasados, seguimos haciendo las mismas preguntas y buscando las mismas respuestas, en lugares diferentes y con medios distintos, pero las preguntas son tan antiguas como el hombre.

¿Cómo vivir la incertidumbre sin que te detenga o paralice? ¿Cómo vivirla conscientemente para que no decida por ti o no te deje decidir? ¿Cómo hacerla acompañante del camino sabiendo que ésta como tal nunca desaparecerá? Si algo podemos estar seguros es que no sabemos de qué manera se desarrollará nuestra vida, aún cuando algunos sepamos la razón detrás de la Historia y el final de la misma, no tenemos aún los episodios completos, los vamos construyendo. La incertidumbre va desde las interrogantes mayores sobre el devenir de la historia en un escenario de fatalidad como el de nuestro mundo contemporáneo, hasta las preguntas más íntimas, profundas y sencillas del hombre y la mujer que no saben que pasará al día siguiente y sobre qué cosas podrán construir.

Mi incertidumbre no es tan diferente que la que el mundo padece, me pregunto las mismas cosas, dudo muchas veces las mismas cosas, aún cuando sé el devenir de la Historia humana y aún cuando creo en la esperanza del momento. Mi incertidumbre la vivo en tensión, una tensión entre lo que veo y lo que estoy convencida que sucederá, esa tensión que ve que está sucediendo lo que muchas veces se ha hablado y una vez se encarnó.

Tal vez puedo hablar mejor de la fe, de la certeza de saber que algo bueno sucederá, no solo porque alguien lo ha dicho, sino porque Aquel que ha hablado es solo digno de la más profunda confianza. No está depositada en la palabra solamente, está depositada en la persona, quien ha sido digno de confianza. La pregunta se convierte en cómo saberlo digno, cuando hemos sido víctimas de innumerables fracasos y desilusiones, de muchas promesas no cumplidas y de traiciones a nuestra confianza que con el tiempo nos han ido marcando.

Padre, yo estoy en este caminar, he sido desilusionada por mí misma, por gente amada y por muchos que no he conocido ni me han desconocido. Tus hijos somos gente marcada, marcado por su propia historia y que vienen a ti, y caminan junto a ti con ella a un lado, que aprenden poco a poco que el Dios a quien se dirigen no es sordo, no es indiferente y que incluso tiene un plan pensando para la vida y la humanidad. Un Dios que no es mezquino, que se entrega, que llora, sueña y anhela y que pone en sus hijos su mismo corazón. Pero sus hijos siguen siendo imperfectos, siguen fallando, desilusionando y siendo desilusionados. ¿qué hacer con tanto? ¿Cómo lidiar con tanto dolor y tantas preguntas? ¡Conociéndote!

Resuena en la Historia que el conocerte es vivir. Y mi clamor hoy es: ¡quiero conocerte! Quiero amarte ante todo y quiero caminar con otros que anhelen lo mismo. Gracias por que hoy por hoy me invitas a confiar aún cuando mi corazón está temeroso y tú lo conoces, porque me afirmas en que tienes lo mejor para mí, y confió en esperanza contra esperanza, confío en el Dios que se ha encarnado, en ti confío, en el Dios que hoy vive en mí y que no ha dejado de hablar, que sigue rompiendo los silencios y que se complace en acompañar a sus hijos, que los conduce, que los guía y los une en caminos de sorpresa, invitándolos a que confíen. Queremos confiar, ayúdanos a hacerlo en este proceso Señor…

01 octubre, 2008

Desde mis profundidades...

La realidad aplasta y muchas veces es tan cruel y trágica que nos deja sin nada. Más o menos así me decía un amigo ayer por la noche. Y la verdad que mi corazón siente así, que la realidad sí aplasta, que la necesidad muchas veces es más que la que uno puede soportar.

Recién colgué el teléfono, hablaba con una amiga, una amiga que vive en una de las muchas comunidades pobres y marginadas de esta ciudad, y sus palabras fueron de aliento. Con un hijo en la cárcel y poca comida en su refri, sin mucha comprensión de cómo estudiar la Biblia y sin nociones de teología sistemática, ella trata de vivir su fe, de entregar lo poco que conoce de ella a lo poco que conoce de Dios, y esperar que el Soberano se encargue del resto. Su amistad refresca mi alma y la llena de nostalgia, ante la cantidad de sueños saqueados de esa gente a la que se le roba todo, y también de lo que siento que se me ha despojado a mí y a mis compañeros de generación. Pero los que nos han despojado y robado no son extraños, son de la misma raza, de las misma condición que nosotros, se llaman igual que nosotros, somos nosotros. No me gusta el mundo que me han heredado ni lo que hemos hecho con él, pero en medio de esta carta triste no puedo olvidarte. Lucho porque quisiera olvidarte, quisiera dejar de considerarte. Quisiera dejar de pensar en lo que dices, en lo que has hecho, en lo que piensas de mí, porque duele mi realidad. Quiero ver con tus ojos, sentir con tu corazón, creer sin ver, soñar que lo que el mundo juzga imposible se vuelve real. Para eso he sido diseñada, por eso creo que me duele tanto el mundo, la realidad y mi propia realidad. Pero tú puedes transformarla, ya lo has hecho antes, ¿por qué no lo haces hoy? Sí, creo que he comprendido que la realidad cambia a partir de un corazón transformado, y tú tienes permiso de hacer eso en mi vida. Pero no me hagas sentir el dolor tan fuerte, no dejes que me sienta sola cuando se hace más densa la oscuridad. Soy tu profeta, tu luminaria, y te necesito. Escúchame. No cierres tus oídos a mi voz.

Nos hemos despojado a nosotros mismo de una explicación “religiosa”, cristiana de la vida y el mundo, en aras de lo científico, de lo medible, de lo explicable, pero nos hemos quedado sin nada, sin sentido, sin valor, sin absolutos. Y no creo por conveniencia, pero necesito creer y me resisto a creer en la benevolencia del ser humano, me resisto a creer en la idea del progreso porque la historia ya nos ha mostrado el retroceso, me resisto también a creer que las explicaciones del funcionamiento de un fenómeno social puedan explicar su sentido, su valor y mucho menos la totalidad de sus implicaciones. Decido creer, hoy, en pleno siglo XXI en medio de un mundo que se debate en sus propios sentimientos, pensamientos, deseos y horrores. Decido creer en el que entregó su vida, en el que devuelve el sentido al hombre, en el que redefine lo humano y nos dice quien es Dios, decido creerte, en medio de mis cuestionamientos…y sólo termino diciendo que te amo, que puedo hacerlo sólo porque te he conocido.

28 septiembre, 2008

Evitando la tarea con algo trascendente...

Antes que se me olvide, ya que como siempre, hay mil cosas que recordar antes de hacer una tarea, y más cuando estás evitándola...

Dice Sábato al final de su libro: "...el ser humano solo cabe en la utopía. Solo quienes sean capaces de encarnar la utopía serán aptos para el combate decisivo, el de recupear cuanto de humanidad hayamos perdido."

y antes de eso nos dice: "...la verdadera resistencia es la que combate por los valores que se consideran perdidos."

"...la vida del mundo hay que tomarla como la tarea propia y salir a defenderla. Es nuestra misión."

"Cada vez que hemos estado a punto de sucumbir en la historia nos hemos salvado por la parte más desvalida de la humanidad. Tengamos en consideración las palabras de María Zambrano: "No se pasa de lo posible a lo real sino de lo imposible a lo verdadero." Muchas utopías han sido futuras realidades."


*sin reflexión no hay comprensión, pensemos lo que nos dice este hijo de su tiempo*

UtOpïA

recordando este salmo...

Salmo 131 (Latinoamericana)
“Señor, mi corazón no es engreído, ni mis ojos altaneros: no he tomado un camino de grandezas no de prodigios que me superaran.
Al contrario, tranquila y en silencio he mantenido mi alma, como un niño saciado que se aprieta a su madre; mi alma en mi nada reclama.
¡Que Israel cuente con el Señor, desde ahora y para siempre!”


¿Cómo está hoy mi vida? ¿Qué cosas me preocupan? ¿Qué cosas están en mi mente?

Ayer que terminaba de preparar la exposición, caía en cuenta de lo lejos que tantas veces estoy de poder orar de la forma en que David lo hacia en este salmo y es mi oración que podamos escuchar desde el corazón de David, quien muy probablemente lo escribió, su anhelo por Dios y que la profundidad de su relación con el Padre nos anime a conocerle más en intimidad.

Salmo 131… un reto al corazón del hombre, una oración anhelada.

Los salmos son poesía, son las expresiones del hombre ya sea de forma individual o colectiva dirigidos a Dios, y de hecho el tema central es Él. Hay una variedad de temáticas: arrepentimiento, venganza, dolor, amor, dependencia, tristeza, gozo…

Salmos de ascenso o peregrinaje
No se sabe específicamente cuando fueron escritos o bajo que circunstancia, pero se reconocen como los salmos del peregrino, y muy probablemente están en el contexto del viaje al templo en Jerusalén para celebrar las fiestas. Lo que sí podemos saber es que eran para un viaje, nos hablan de lo que un viajero o un grupo de viajeros experimentan durante algo así.
La incertidumbre, el asombro, a veces el miedo…eso había en los viajes antiguos y en los de hoy también. Pero pensemos, ¿no será que nuestra vida puede ser también un eco de este tipo de viajes, una especie de ilustración?

Los salmos de ascenso están divididos en grupos de 3, que hablan de experiencias diferentes: hostilidad, falta de recursos, amenazas, etc…y el salmo en el que habremos de meditar está junto con otros 2, los cuales hablan principalmente de las amenazas internas: del alma, del corazón y de aquello que pone en dificultades al viajero, pero que no significa que otros le estén provocando, sino él mismo.

Ahora creo que sé porque este salmo ha estado tan cerca de mi corazón los últimos años: habla de la búsqueda constante del hombre por Dios y del hombre por entenderse a sí mismo en él, y de sus anhelos, dificultades y sentimientos más profundos, expresados y con la certeza de ser escuchados por un Dios de amor y un Dios eterno que ha hablado a su creación.

El salmo comienza así: “Señor, mi corazón no es engreído ni mis ojos altaneros” (no es orgulloso, ni me creo más de lo que soy… HUMILDAD como fruto de conocer a Dios, de saber que lo que somos y tenemos viene por gracia no da lugar al orgullo). Cuando el corazón es orgulloso, no agrada a Dios, no reconoce a Dios, y hay diferentes formas de manifestar orgullo: pensando que lo merecemos todo, pensando que somos mejores que otros porque oramos más, servimos más, sabemos más, nos damos cuenta de más cosas. Pero la verdader ahumildad viene de saber quienes somos en Dios y de conocer a Jesús, de verle y darnos cuenta que él se humilló y que no podemos pensar que somos más que el mismo maestro. Decía en una ocasión un hermano: de rodillas ante el Cordero es la mejor forma de voltear a ver a mis hermanos, ahí no hay lugar para los ojos altivos o altaneros. Ahí todos estamos reconociendo nuestra necesidad de Dios. Pero, ¿saben?, nuestra tendencia humana no es ser humildes, sin embargo Dios honra a quien lo es….la vida de Ezequias, nuestras vidas…

v.1b “No he tomado un camino de grandezas ni de prodigios que me superaran”
Hijoles, aquí si que yo me declaro culpable, jej… ¿Cuál es nuestra tendencia? Que otros nos vean, que otros sepan que somos buenos, de ser alguien en la vida, de ser reconocidos… pero aquí hay algo que llama mucho mi atención… no creo que sea malo soñar por ver grandes cosas hechas para la gloria de Dios, al contrario, pero muchas veces queremos que pasen cosas grandes, queremos ser los grandes siervos (qué irónico, ¿no?) pero nos olvidamos de la CRUZ. Tal vez ustedes aquí me digan que Jesús todavía no aparece, pero Dios es el mismo, y Jesús nos dice cómo es el carácter de Dios, y para Jesús no había Corona sin Cruz y nosotros somos invitados a tomarla también. A identificarnos con él, a sufrir con él, a pagar el precio, no a buscar nuestra grandeza y nuestra gloria. Sin embargo, si leemos el evangelio de Juan, que habla mucho de la gloria de Dios, Jesús le daba gloria al Padre al hacer lo que había visto de él, al humillarse, al sanar, al darse a conocer, al amar, al hacer la misión a la cual había venido a la tierra, y Jesús oraba que Dios le glorificara para que él pudiera glorificar al Padre. Que esa nuestra oración. Que nuestra oración pueda ser como la de David. Que nuestro corazón esté en el lugar correcto, Dios honra a quien le honra.

v. 2 “al contrario, tranquila y en silencio he mantenido mi alma, como un niño saciado que se aprieta a su madre:”
Qué difícil en nuestro mundo actual que nuestra alma esté en silencio, nuestro ser estén en paz y que haya total tranquilidad en nosotros. Realmente vivimos muy rápido, nuestra mente corre aun cuando nos detenemos, el que no se mueve no llega, quien no habla no se escucha, hay que hacer, hacer, hacer...eso grita el mundo, y Dios lo conoce y muy seguramente David conocía las muchas demandas y cosas que mantienen ocupada la vida, la mente y el corazón.
Mi mente corre despiadadamente, creo que tengo que realmente buscar un tiempo especial durante la semana para tener un tiempo y buscar descansar en el señor, pero mi mente y corazón tardan en aquietarse. Y sé que muchas veces es por que no descansamos, y no descansamos porque nos cuesta confiar y nos cuesta confiar porque no conocemos lo suficiente a Dios y no me refiero con nuestra mente, sino en la intimidad. Creo que ese es el llamado de Dios, y creo realmente que David puede llegar esta declaración no solo por lo que sabe o ha escuchado de Dios, sino porque esto es parte de una experiencia personal con él. No sabemos que cosas había pasado David en este salmo, pero definitivamente su conocimiento de Dios era de alguien que estaba cerca de él, y me encanta porque la oración de Jesús y el deseo de Dios es que le conozcamos a él, porque en él está la Vida, en el está la VIDA, esta TODO.
La ilustración es verdaderamente sorprendente: pienso en un niño saciado en el regazo de su madre, tal vez no hay imagen de alguien más satisfecho, confiado, contento, que sabe a quien le pertenece, que se sabe amado, protegido, que nada le falta, nada le importa y está seguro… que podamos nosotros experimentar lo mismo y orar de esta forma de manera continua.

Mi alma en mi nada reclama. Y preguntaba a Dios ¿cómo Señor? Si hay infinidad de cosas que reclaman mi atención, que ocupan mi mente. Pero me doy cuenta que cuando hay reclamos es porque hay deuda, enojo, tristeza, hay más voces, otros dueños de mi supuesta paz. Nuestro corazón se encuentra dividido… pero cuando no hay reclamos, es cuando hay paz. Es cuando el alma reconoce que todo lo que es, lo que tiene, lo que puede hacer, lo que ama y lo que espera descansan en un Dios Padre lleno de amor y digno de confianza. Se basta con conocerlo, con saberlo cerca, con escucharlo y dejar de escuchar las demás voces siempre demandantes del mundo y de nuestro interior, es escucharlo a él. Aquí creo que podemos agradecer la relación de David con Dios. ¿Saben? Creo que la mejor forma en que podemos servir a otros es con nuestra propia relación con Jesús….

Y el salmo termina así: Israel, pon tu confianza en el Señor desde ahora y para siempre, desde el día de hoy…y cambiemos Israel y pongamos nuestro nombre. El es digno de confianza y si ustedes no lo sabe o no lo ha comprobado todavía esa es la primera invitación que hago: conózcanlo, él nos dio a Jesús y en su vida, muerte y resurrección está presente el amor de Dios que se entrega a si mismo por la humanidad, que se hace al alcance de nosotros y nos permite relacionarnos nuevamente con Dios. Y para aquellos que ya le hemos aceptado, ¿lo que conozco de Dios me permite decir las cosas como David las decía? ¿Qué cosas están ocupando mi mente, mi corazón? No solo entreguémosle eso a Dios, no solo le traigamos la carga, la invitación es a aprender de Él, a conocerle.

Confiemos, esperemos, conozcámosle….
Gracias Señor.

Popular Posts