28 noviembre, 2009

Hablando con sinceridad

Mis propias limitaciones y desilusión me hacen estar más consciente de que otros han necesitado de mi y yo no he respondido a ell@s.

Porque hay momentos en la vida que uno experimenta desilusiones muy fuertes, sobre todo porque piensa que merece lo mejor, o más bien, que merece lo que uno quiere y espera, y al final no lo obtiene. Las desilusiones pegan hondo en la realidad del corazón humano. Y es que todos hemos experimentado profundas desilusiones, de quienes amamos, de lo que hemos construído y no sucede y de la misma idea que tenemos sobre Dios.

Y es difícil reconocerlo ante otros, no fingir que todo está bien, e incluso darte cuenta que la forma en que otros actúan ante la desilusión propia es inapropiada y egoísta, pero...yo respondería igual, y eso es aún más triste.

Recuerdo en mi historia que han existido 3 cosas que han dejado una huella muy profunda en mí, donde he tenido mi corazón y mis esperanzas puestas en algo que no sucedió o que no recibí. Siendo honesta, dos de ellas aún no le encuentro la razón de ser, y la otra me ha dejado ver que la soberanía de Dios actúa para bien en mi vida, así como en la vida de los demás. Creo que tener una visión tan limitada me frustra, porque no puede entender todo lo que Dios está haciendo, mi comprensión tiene paredes, y aún cuando sé que soy amiga de Jesús y que él me ha hecho parte de su reino y colaboradora suya...Aún así hay cosas que de plano no entiendo.

Pero está bien, porque en mis limitaciones y frustración, más allá de mis paredes lógicas y los muros de mi razón sigue estando Dios. Porque se revela como Creador, Padre, Señor y tanto más al mundo, que yo sólo puedo responder, quiero responder. Porque aún cuando creo por lo que he visto y oído, mi fe crece por lo que conozco de él en lo cercano. Creo en un Dios presente siempre, cercano, con nosotros. Que da sentido, que acompaña, que llora y sufre. Pero que también es fuerte, justo, misericordioso. Que conoce mi desilusión y que verdaderamente quiero lo mejor para mi y para todos. Que usa mi dolor para enseñarme, que me dice cuando estoy mal, que quiere que sea como él.

26 noviembre, 2009

Breves palabras a papá

Hombre sensible, que sabe llorar.
De fe sencilla y esperanza constante.
Sufre en silencio y se goza en voz alta.
Generoso, no escatima y sabe amar.

Buen padre y fiel esposo.
Compañero en mis lágrimas
y cómplice de travesuras.

Ha sabido verme crecer,
dejarme ir y formarme para ser.
No se ha quedado con nada.
Su amor enseña, corrige e instruye.

Por su ejemplo espero un buen hombre.
Su consuelo ha sido único,
y sus acciones libres de reproche.

Sus pocas palabras son sabias,
nuestras conversaciones son nuestras.
Desde el día que nos arrodillamos juntos,
él no ha dejado de hacerlo.

En su amor he conocido al Padre,
en él he visto la mano de Dios,
por él he valorado lo poco con gozo.
A él le estaré siempre agradecida.

Siempre seré su hija favorita...

(ayer 25/11 cumplió 67)

...

Cerrando ciclos en medio del proceso nuevos sueños
anhelos
futuro Jesús perseverancia permanecer soberanía divina
los sueños de Dios estudiantes viajes libros estudios
amig@s y familia
escribir historia tensión creativa
comunicación con Dios universidad decisiones

24 noviembre, 2009

Experimentando con el blog

Queridos lectores,

Disculpen los súbitos cambios en el diseño del blog, estamos buscando algo que me haga sentir como llegar al escritorio de siempre pero a la vez se vea un poco diferente...

Saludos

18 noviembre, 2009

Cruce de caminos, Aldaba


Las olas siguen llegando
hasta el puerto envejecido
insistiendo hasta el cansancio
repitiendo el recorrido
Hay voces de baratijas
mezcladas con mil olores
de comida callejera
de charcos de agua salobre
Ay! Cruce de Caminos,
Ay! Continente mío.

"Todo a cuarto, todo a cuarto"
mulatos y encomenderos...
es la historia viviendo al día
entre el sudor y los letreros,
y mientras el día crece
y el sol avanza en el cielo,
se funde todo en la salsa
de nuestro mejor intento.

Y aquí estás, aquí caminas
aquí bullen tus palabras,
aquí comprendemos eso
del granito de mostaza;
¿Qué tendrán los callejones
de la sordidez humana
para que en ellos florezca
tan robusta tu esperanza?

Las olas siguen llegando
y me traen el recuerdo,
de un puñado de tus hijos
dirigiéndote sus ruegos
de rodillas en la playa,
entre el gozo y el lamento;
no sabían que al hacerlo
cambiarían nuestros tiempos.

¿Cómo es eso de tu reino
si es que estás en los humildes,
si construyes tus anhelos
sobre antiguas cicatrices?
¿Cómo inquietas las gaviotas
de este mar que va por dentro
si viniste tan sencillo,
si en la cruz tu vuda diste?

Ay! Cruce de Caminos
Ay! Contiente mío

17 noviembre, 2009

Apuntes sobre Ruth

En esta ocasión sólo escribiré algunas notas regadas en mi cuaderno sobre estos últimos días en libro de Ruth. Sirve transcribirlo porque así no pierdo el hilo de lo que ya he plasmado en papel...

En el capítulo 2 nos describen a Booz como un hombre influyente, amable, rico y buen patrón.
Ruth se muestra trabajadora y con iniciativa.
El heroe, Dios, se hace presente en su dirección, la gracia que da a Ruth y las "casualidades" del capítulo.

En el v. 11 viene el reconocimiento de Booz sobre la vida de Ruth. Ella había dejado su pueblo, su familia, todo lo que le era conocido y su aparente seguridad. La bendición de Booz dice algo así:

"Que el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte, te pague con creces"

Ante estas buenas noticias de encuentro entre Ruth y Booz, el ánimo, el consuelo, las bendiciones y las "casualidades". Noemi cambia su ánimo y dice:

"El Señor no ha dejado de mostrar su fiel amor hacia los vivos y los muertos"

Y así es, porque el haber "caído" en el campo de Booz, quien era familiar de Elimelec (difunto esposo de Noemí) permitía que este hombre fuera aquél quien podía redimir la herencia del esposo y proveerles una vida digna. (Para entender mejor estas prácticas sociales: Levítico 25:25-...)

Aún en medio de la tragedia y el profundo pesar de Noemí, Dios se hace presente y muestra su fidelidad con ella y con su esposo...bueno, aún no ha pasado nada, pero Noemí comienza a ver el futuro con esperanza.

Un par de preguntas para seguir pensando:

  • ¿Qué muestras de la fidelidad de Dios para Ruth y Noemí vemos en este pasaje?
  • ¿Qué muestras de la presencia y la gracia de Dios en nuestras vidas están presentes aun en medio de las difíciles circunstancias de la vida?

A la generación que me tocará servir y pastorear

Qué sepan que les amo, como decisión y en respuesta al Dios que nos ha puesto en el camino.
No me importa si otros los definen "exitosos", mientras sepan siempre que Dios los hizo especiales.
Tampoco quiero que sean los más elocuentes al hablar, sino que sepan callar para escuchar.
Que nunca reciban el liderazgo y cierren sus puños: que sepan que con manos abiertas deberan dar lo que han recibido.
Que sean sencillos en medio de los sabios de este mundo; que otros les otorguen la palabra ante el cansancio de escuchar palabras vacias.
Que otros los busquen por el amor que demuestran y no huyan por la ideas que imponen.
Que amen aún cuando les odien, que den cuando les ha sido quitado, que lloren cuando el mundo sufre.
Que nunca dejen de soñar, que siempre tengan esperanza, que sean los profetas del hoy, los maestros de otros, los embajadores de Dios.

Oro por esto y mucho más...deseo lo que otros han querido para mi, para los de mi generación...ustedes son la generación que me tocará servir y pastorear. Por ustedes escribo y gracias a ustedes y al Dios que me llamó a amarles, escribiré mañana.

14 noviembre, 2009

Entre chicas y pastores.

Ahora explico...

Desde el viernes por la tarde-noche comenzó una ardua, linda y emocionante jornada en casa de Areli (una líder de Compa en la UABC, campus Tijuana). Desde hace un par de meses, ella, Ayleene (otra líder de Compa en UABC, campus Valle Las Palmas) y yo comenzamos a tramar una piyamada para ayudar a la convivencia entre las chicas del compa en Tijuana. Nuestra intención era también generar un espacio seguro y de confianza para platicar temas que regularmente no se tocan en las células y que a ninguna nos es indiferente.

Y así comenzó la tarde...La mayoría con hambre, nos reunimos alrededor de la mesa para disfrutar de unos ricos sandwiches y junto con ello, galletas, leche con chocolate, soda, jugo de manzana y muchas otras cosas sabrosas. En medio de la cena, comenzó la primer dinámica, donde través de frases populares que cada una elegía sin saber ver (cosas como: "el amor es ciego y la locura lo acompaña", "amor de lejos, felices los cuatro"...), nos contaban sus experiencias o impresiones relativas a la frase... Esto ayudó a romper el hielo.

Después vino un tiempo de juego y relajo, para prepararnos para el estudio de la noche-madrugada. El controversial y esperado tema era: "criterios para la elección de pareja". Estudiamos Génesis 24 cuando Abraham y su criado inician la búsqueda de pareja para Isaac (del cual aprendí a través de los ojos de Ernesto López en el ENA). Aquí hubo un espacio abierto para confrontar nuestras ideas con la Palabra y aprender de las experiencias y la forma que otras reflexionaban y aplicaban el pasaje a su vida. Fue un tiempo conmovedor, de risas y de mucho intercambio. Al final, reconocer que la elección de pareja tiene que ver con la obediencia a los propósitos de Dios y no sólo con emociones, y que Dios mismo también es un Dios que restaura y nos invita a ser las personas idoneas para el que será nuestra compañero, entre muuchas otras cosas.

Al final, compartimos compromisos y oramos a Dios entregando miedos y metidas de pata del pasado. Oramos unas por otras y nos comprometimos en acompañarnos... Después vino más comida y juegos, una película y ¡a dormir!

Para la mañana siguiente fue difícil despertar, pero yo debía estar desde temprano en una reunión distrital de pastores de la iglesia metodista, de la cual soy parte desde hace poco más de 6 años. Lo esperaba con mucha expectativa; se me dio la oportunidad de compartir con unos 20 pastores de todo el distrito acerca del ministerio estudiantil y del llamado de Dios a mi vida.
En la hora que me otorgaron les comparti de la experiencia de Pablo en la Universidad Antigua, aquel pasaje de él en Atenas y también de los desafíos del estudiante cristiano como estudiante universitario.

Se me pidió también que hablara sobre las formas en que Compa puede servir a la iglesia y las formas en que la iglesia puede apoyar al movimiento. Cómo vemos a los jóvenes y de qué forma pueden ellos como pastores ser más un apoyo que un obstáculo... Creo que una invitación así hubiese sido casi-imposible hace 2 años, porque hubo tiempos de malos entendidos, de celos absurdos y de hostilidad hacia los líderes y actividades de Compa, pero las barreras se fueron derribando y las conversaciones nos acercaron y permitieron ver la realidad de lo que hacemos y buscamos.

Pude hablar con honestidad, compartir con ellos la Palabra, compartir el ministerio, mi vida y recibir de ellos sus oraciones, palabra de apoyo, reconocimiento y empatía. Todos somos la iglesia, y creo que estas son bonitas expresiones de un pueblo que se une para acompañar a quienes tienen dudas, se siente solos, creen que nadie los comprende cuando enfrentan luchas y tentaciones constantes dentro de la Universidad. Asímismo, queremos que otros conozcan a Jesús, y la mejor forma será a través de estudiantes alcanzando a otros estudiantes con la Palabra de Dios y con sus propias vidas puestas en amistad a otros.

Hoy, ya de noche, estoy agradecida por estas oportunidades. Y creo que a pesar del cansancio, me ire a dormir, dejando en manos de Dios los compromisos, resultados e inquietudes que quedan; reconociendo que de Él es el ministerio.

09 noviembre, 2009

Ruth nos enseña

Continuando con la reflexión, estudio y meditación de la historia de Ruth, comenzaré con algunas preguntas surgidas esta mañana. Cabe mencionar, como advertencia y en razón de una buena interpretación y aplicación de esta historia a mi vida y las vidas de otros, que en toda narración histórica aparecida en Biblia no podemos asumir que la forma en como se comportan los personajes sean buenos modelos de conducta para nosotros, ni tampoco podemos tomar los pasajes y aplicarlos directamente a nuestras vidas. Las narraciones no buscan responder nuestras preguntas y tampoco son principios teológicos. Al leer Ruth debemos estar consciente al menos de estas cosas y tratar de verlo desde el gran panorama de Dios....

Ahora sí:

¿Por qué Ruth se queda con su suegra? ¿Qué está en juego, qué está arriesgando? ¿Qué podemos saber de Noemí y Ruth a través de esta historia?

La historia de Ruth comienza con Noemi. Y este escrito nos deja ver mucho acerca de ella. En dos ocasiones se nos dice que se quedó sola, sin hijos, sin esposo y lejos de su pueblo. En Noemi la desesperación, la desilusión, el dolor, la desesperanza y la soledad son muy evidentes.

Ruth aparece después, y poco a poco su personaje toma fuerza en la historia. Al principio no hay mucha diferencia entre Orfa y Ruth, las dos eran leales, amororosas y comprometidas. Pero aparte de esto, Ruth era aferrada y valiente.Esta mujer no corrió ante el dolor y la amargura de su suegra. Decidió acompañarla y seguir creyendo en el Dios que esa familia le había mostrado. Pero Ruth también habia perdido a su esposo y lo que estaba por adelante no prometía mucho...

¿Por qué entonces permanecer con Noemi?

Esta pregunta nos lleva a reconocer como pese a la invitación que su misma suegra le hace para regresar a sus pueblo y dioses y el cuadro bastante realista y poco esperanzador que le pinta sobre el futuro; ella mantiene la convicción, la lealtad, el compromiso y la entrega para seguir a su lado. Al final de cuentas, el regresar significa volver a su antigua vida, no ser fiel a Dios, pero ella decide asumir los riesgos y asumir el costo de seguirlo, de ser fiel a Él.

En esta historia, como en todas las narrativas, nuestro héroe es Dios, pero usa medios humanos para llevar adelante sus propósitos. En esta historia, la soberania divina y la voluntad humana se encuentran de formas maravillosas: vemos a Dios presente, eligiendo, obrando en medio de la adversidad, y a Ruth decidida, firme, con un verdadero compromiso a ser fiel y caminar a lado de Dios.

Para Ruth, el separarse de su suegra habría signifado dar su espalda a Dios. Allí vemos que su fe es propia y personal. Noemi en medio de su situación la anima a regresar a sus dioses, pero Ruth no cede. Ella podía discernir que a pesar de lo dificil que parecía seguir con su suegra, eso era lo que debía hacer. Ella caminó hasta Belén, a pesar de lo que estaba dejando atrás y de como el futuro era mucho más incierto que si volvía a su casa y los suyos.

Ruth, mujer moabita, fiel a Dios, aferrada, valiente, llena de fe y asumiendo el costo de seguir al Dios vivo. Lo entrega todo y lo arriesga todo, caminando en medio de la incertidumbre, con otros que están deshechos por la pérdida y la soledad, ella, con sus propias luchas camina hacia Belén.

Ahora nosotros:

¿Hemos asumido el costo de seguir a Jesús? ¿Puedo discernir que implica para mi hoy el serle fiel a Dios?
¿Como respondo ante un Dios que usa a gente como Ruth para llevar a cabo sus propósitos?

07 noviembre, 2009

ENA 2009

Este poema es un producto colectivo; resultado de la reflexión compartida con el equipo, hablando sobre el llamado y sus implicaciones.

Mi alma te anhela, aunque circunstancias difíciles haya. Tu gracia me sostiene. El misterio de tu voluntad, oh Dios, a veces no comprendo.


Me habló y me llamó a permanecer en él. Permanecer cuando lo cómodo del mundo me quiere seducir. Permanecer cuando lo incómodo de seguirlo me cuesta. Permanecer cuando mis dudas empiezan a crear nubes obscuras en mi mente. Permanecer cuando mis sentimientos me llevan al desánimo.


¿Cómo cambiarás lo involuntario en voluntad? ¿La necedad en soltura, la inmediatez en lo eterno, la negación en alabanza? Entregándome racimos de uvas en mis manos, Estrechando caminos y distancias, transformando los contextos en palabras, en pastores y ovejas apacibles.


Porque el sufrimiento y la alegría se encuentran al seguirte. La permanencia y perseverancia se vuelven la constante necesidad. El llamado nace de ti, y en escucharte respondo para obedecer aun cuando sin entender soy desafiada a caminar. Es tu presencia, al principio, en medio y al final lo que me ayudan a seguir.


Mi alma te anhela, oh Rey Soberano, quiero entender tu direccion y poder confiar en tu amor, aunque a veces no comprenda.


Monserrat, Kathy, Javier, Alejandra y Yazmín



"foto oficial del ENA 2009"

Popular Posts