28 mayo, 2009

Fragmentos del viaje

Realmente ha sido una bendición este viaje. Las sorpresas estando acá han sido muy gratas, al ver la provisión de Dios y la manera en que ha acomodado todo y sus bendiciones; me hace sentir muy pequeñita, pero también muy muy agradecida. Son de esas muchas ocasiones donde no existe más explicación que Dios para todo lo que ha pasado. Un viaje patrocinado por la universidad y mi director de tesis, con la oportunidad de platicar y conocer mejor a Adar quien es un chavo que fue a Vive y Dios ha hecho cosas muy especiales en su vida. Con un corazón para el Señor y una disposición que me llevó a agradecer más a Dios por todas sus bondades, y al mismo tiempo por la oportunidad de aprender de él y la forma en que ha asumido el llamado de Dios para su vida. Ahora su inquietud es la de compartir de manera pertinente y a partir de la amistad el evangelio con sus compañeros en la Universidad. Pasamos varias horas platicando de nuestras vidas, el ministerio, las luchas, los gozos y nuestras carreras. De las cosas más valiosas ha sido platicar la visión del Compa desde estos espacios donde se puede compartir más que una declaración de misión, se puede compartir la vida y acompañar en momentos clave.

Pido sus oraciones por este viernes que estaré compartiendo nuevamente con Adar y otras personas dispuestas a compartir a Jesús en sus escuelas.

Proximamente prometo fotos y más noticias...

25 mayo, 2009

Nuevamente fuera

Estoy a pocas horas de viajar nuevamente, no es la primera vez en este año y por como están los planes, tampoco la última. Me siento un poquitín extraña, pero supongo que es por los tiempos. Estoy a finales del semestre, con trabajos que presentar, asuntos para tratar y con este viaje en medio de todo ello.

Me emociona saber que podré contribuir un poco estando en Aguascalientes y platicar con gente interesada en la obra estudiantil. De igual forma me emociona ver a amados amigos en GDL.

Sólo espero y oro que Tú estés en control, que guardes mi salida y mi entrada y me permitas llevar tu gloria por dondequiera que esté.

Esta es mi oración en esta noche.

19 mayo, 2009

La fe que nos falta...

"¿dónde esta tu tesoro? ¿a dónde se dirige tu mirada? ¿qué ambicionas? ¿qué buscas? ¿a quién sirves? ¿qué te preocupa? ¿qué te afana? ¿por qué te angustias? ¿para quién trabajas?"

Se detuvo en una calle transitada, llamó a algunos a que fueran con él al parque, se puso sobre el pequeño kiosko y desde allí comenzó a hablar. Dijo tantas cosas, y algunas que no entendíamos, pero hablaba diferente, no era como un maestro cualquiera. Realmente su mirada era distinta, sus manos tocaban a la gente y podías ver su amor y su autoridad. Nunca fue barco, era bastante duro, pero también bromeaba y nos hacía patinar con sus preguntas. Le daban al clavo, ahí donde más duele y donde prefieres que nadie se meta. Pero tampoco nos hacía sentir mal, de alguna manera lograba captar tu atención y nos decía que eramos valiosos para su Padre y al mismo tiempo, nos decía, que teníamos que cambiar el rumbo de nuestras vidas. Algo así como vivir para amar. Eso sonaba fácil, pero cuando veías las implicaciones, uno sí la pensaba dos veces. Era bonito ver que sanaba gente, pero al enfrentarte a los que se le oponían o saber que querían matarlo daba temor.

Su mensaje iba directo al corazón. Por eso mucha gente no quería escucharlo. No se andaba con rodeos, pero había hecho tantas bondades, perdonado a muchos y se humilló tanto que a la mayoría se les hacía enigmático, y causaba mucho alboroto. Creo que nunca logramos descrifrarlo. Y muchas cosas no las entendimos hasta después de que murió y estuvo entre nosotros. Ahí lo reconocimos partiendo el pan, porque era lo que hacíamos cuando se podía. Nos ibamos al café a platicar, él nos escuchaba y siempre tenía algo que decirnos o enseñarnos. Pero esas palabras nunca las voy al olvidar. Él siempre hablaba de la fe, y ya nos había dicho que lo dejaramos todo para seguirlo, sin embargo uno se sigue preocupando. En esa ocasión nos desafío a confiarle todo. Le daba en la raíz, sobre todo en un mundo donde todo se mueve por intereses, ambición y dinero. Nos dijo que no podemos venderle el alma a las riquezas y decir que somos de Él y también que lo primero que debemos buscar es su autoridad en nosotros y las expresiones de su amor para con otros. Nunca olvido esas palabras, menos ahora que las necesidades se hacen más latentes. Pero ahí está la confianza, esa que no es mágica sino que se aprende a diario y se refuerza platicandolo con él y diciéndole lo que te preocupa...

Después seguimos hablando de otras cosas, también importantes, pero eso que nos dijo, no he querido que se me olvide..."¿dónde esta tu tesoro? ¿a dónde se dirige tu mirada? ¿qué ambicionas? ¿qué buscas? ¿a quién sirves? ¿qué te preocupa? ¿qué te afana? ¿por qué te angustias? ¿para quién trabajas?"

mi tesis!

Mm, es cansado trabajar "a fuerzas", pero me da esperanza saber que algún día será un producto "terminado" que sirva para varias cosas y dibuje sonrisas en el rostro de varias personas...

Trata sobre movimientos, Compas, jóvenes, estudiantes, Jesús (aunque implícito), cristianismo, religión, universidades, iniciativa, la misión, entre otras cosillas, y es interesante -lo considero-.

Ahora vamos trabajando el estado del arte... caminando, aunque a paso medio lento.

Me echo porras yo sola!! Y ya es tarde, pero derepente trabajo mejor por la noche, me dan de esos derroches de energia, que vale más aprovechar...

17 mayo, 2009

Hoy se fue Benedetti

Fue el primer poeta que me cautivó, le debo mi inicial gusto por las palabras...

Tengo muchos favoritos, pero al menos dejo dos por acá:

¿Qué les queda a los jóvenes?

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror
inventar paz así sea a ponchazos
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con dios
tanto si existe como si no existe
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines de pasado
y los sabios granujas del presente.
Te quiero

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

16 mayo, 2009

Sobre el sentido de la historia

Apunto de culminar el 8vo semestre de la licenciatura; por razón de algunas clases me he preguntado sobre el sentido de la historia. No su simple utilidad, sino su sentido, su fin, su propósito, eso que los que saben denominan como teleología.

...de pronto la disciplina histórica me pareció más noble. Me gusta que esté en la Escuela de Humanidades, porque realmente considera lo que somos como individuos y comunidad. Y sin meternos en embrollos y declarar la muerte de todo: Dios, el hombre, el proyecto ilustrado... nos lleva a preguntar sobre el sentido de la existencia misma. Le da al historiador una responsabilidad ética con la verdad y con el otro. Se convierte en un arma para devolver el sentido, pero no en la forma burda que nos dice que ser mexicanos es festejar con desfiles y cohetes por la Independencia. Sino que afronta los asuntos punzantes del presente y voltea su mirada al pasado buscando rastros que expliquen el fracaso, la muerte, el racismo, la pobreza, el olvido de muchos, la formación identitaria de otros, y mil cosas más. Y en los intentos de historiadores actuales, la búsqueda por sentido en la historia, va a la raíz de la búsqueda de explicación a las atrocidadades del pasado. Apuesta (y apostamos) por una historia comprometida con el presente y que asume su responsabilidad en el mundo que le ha tocado experimentar.

Tal vez, despues de todo, mi vocación sí sea de historiadora. Buscando el sentido, queriendo compartirlo, volteando mi mirada a lo pasado, anclada en el presente y aguardando el futuro. Es labor de profeta, que no calla, que espera y no sólo observa sino se asume como parte de la historia misma que construye.

11 mayo, 2009

de David, el 25.

A ti, oh SEÑOR, elevo mi alma.

Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado,
que no se regocijen sobre mí mis enemigos.

Ciertamente ninguno de los que esperan en ti será avergonzado;
sean avergonzados los que sin causa se rebelan.

SEÑOR, muéstrame tus caminos,
y enséñame tus sendas.

Guíame en tu verdad y enséñame,
porque tú eres el Dios de mi salvación;
en ti espero todo el día.

Acuérdate, oh SEÑOR, de tu compasión y de tus misericordias,
que son eternas.

No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones;
acuérdate de mí conforme a tu misericordia,
por tu bondad, oh SEÑOR.

Bueno y recto es el SEÑOR;
por tanto, El muestra a los pecadores el camino.

Dirige a los humildes en la justicia,
y enseña a los humildes su camino.

Todas las sendas del SEÑOR son misericordia y verdad
para aquellos que guardan su pacto y sus testimonios.

SEÑOR, por amor de tu nombre,
perdona mi iniquidad, porque es grande.

¿Quién es el hombre que teme al SEÑOR?
El le instruirá en el camino que debe escoger.

En prosperidad habitará su alma,
y su descendencia poseerá la tierra.

Los secretos del SEÑOR son para los que le temen,
y El les dará a conocer su pacto.

De continuo están mis ojos hacia el SEÑOR,
porque El sacará mis pies de la red.

Vuélvete a mí y tenme piedad,
porque estoy solitario y afligido.

Las angustias de mi corazón han aumentado;
sácame de mis congojas.

Mira mi aflicción y mis trabajos,
y perdona todos mis pecados.

Mira mis enemigos, que son muchos,
y con odio violento me detestan.

Guarda mi alma y líbrame;
no sea yo avergonzado, porque en ti me refugio.

La integridad y la rectitud me preserven,
porque en ti espero.

Oh Dios, redime a Israel
de todas sus angustias.

06 mayo, 2009

Pasando por Isaías

Después de Vive me nació la inquietud de leer nuevamente el libro de Hechos. Estuve leyendo, pensando, meditando a partir de lo que observaba, sentía y me ocasionaban sus relatos. Quedé muy contenta en ver la forma en que Dios llevaba a cabo sus propósitos a partir de seres humanos y las relaciones entre ellos, en medio de persecución, errores, malas decisiones y mucha debilidad. Pero aún así, dejó un gran impacto pensar las personas incluidas en ese bonito tejido, llamado Iglesia, del primer siglo. Una multitud de comunidades, con diferentes culturas, desafíos e incluso desacuerdos. Las vidas de esos hombres y mujeres me confrontaron con su valentía, sacrificio y entrega hasta el punto de muerte...

Sin embargo, el día de antier comencé a leer otra vez Isaías... y quisiera dejar algunas primeras impresiones de mis tiempos devocionales. Advierto, no son estudios, sólo meditaciones e ideas.
(Isaías 1-4)

Tú buscas a tu pueblo y le envías profetas. Los llamas a integridad y transparencia, denuncías la hipocrecía, y como siempre abogas por justicia, denunciando la maldad y la opresión.
Los llamas a cuentas, a obediencia. Dios, constantemente buscas la restauración de tu pueblo, pues ellos eran elegidos para bendecir al mundo. Y sin embargo, en medio de todo hay promesas, de las cuales un pueblo entero puede regocijarse, pues tu propósito se cumplirá.

La humanidad que está lejos de tí es descrita como degradada. Pero aún así es soberbia y altiva, parece que nos queremos mostrar fuertes y todopoderosos al ver en que nos hemos convertido y de la maldad que somos capaces. No obstante, la dignidad proveniente de Dios, la que él otorga al ser humano le quita el lugar de preeminencia, pues no es dueño, más le da valor porque es imagen del Creador.

Nuestro Dios que es Justo, Todopoderoso y Fuerte quiere estar con la humanidad y protegerle, pero busca que esta le reconozca. En medio de todo esto pienso algunas cosas que se relacionan conmigo:
  1. Ponerme a cuentas
  2. Obediencia/Amor/disciplina
  3. Humildad/Reconocimiento
  4. Justicia/Generosidad
  5. Perseverancia/Lucha
También leo "El hombre celestial". Una conmovedora y confrontadora historia de las casas iglesias en China. Me ha sorprendido, el llamado de atención ha sido pensar en el sacrificio, la valentía, pero sobre todo en buscar la dirección, el poder y la gloria de Dios. Buscarle a él.

De tarea me han dejado leer "Courage & Calling", junto con la otra de pensar la vida... en esto andamos.

05 mayo, 2009

vale la pena escribirlo

En un café. Recordamos las historias que nos han constituído y escuché, escuché, disfruté mucho escuchar.

Mi corazón se rompió por momentos, al recordar a los que se quedaron en el camino, los que perdieron la ganas y dejaron sus sueños, a los que se les robó la Vida y simplemente decidieron dejar de luchar. Eso me hizo sentirme pequeña, porque algunos hemos permanecido, pero privilegio y responsabilidad nuestra será ayudar que otros se reincorporen al camino, a vendarles y sostener. Puede que empiece por escuchar y amar en silencio y oración. Llorando y sintiendo profundamente, acompañando.

Hemos crecido. De eso no hay duda y las preguntas también se han multiplicado. Los momentos confusos han dejado su huella y hoy son parte de las historias que contamos y de las cuales otros aprenden. Pero todo pasa tan rápido que perdemos la conciencia de que en lo poco decidido conscientemente constituye ya el mañana al que aspiramos. Nunca son realmente las grandes decisiones las que nos hacen ser; son los pequeños detalles diarios los que nos acercan a la gente, a Dios, a los libros, a amar o a ser indiferentes. Y eso me desafía, porque lo que hoy tengo que decidir y pensar sobre la vida no depende de aplicar o no, de servir o no, de decidir lo grande, sino de ser sensible a lo que he elegido en lo pequeño y a ser fiel en eso que hoy tengo que atender. A darlo todo y sacrificarlo todo en eso poco.

He pensado mucho en mi, eso es una confesión. Tal vez, a partir de hoy, debo considerar más a mi prójimo e interceder más por el que sufre. Ponerme en la brecha, declarar sin pena en quien creo, jugármela todo por todo, no hay nada que perder cuando lo más valioso ya lo tenemos, ¿no? Entonces no habré de tener miedo, pero me aseguraré de caminar contigo, eso es lo único que temo: no darme cuenta de que me he extraviado. Quisiera que los tiempos de café (con las implicaciones de compartir y la intimidad del momento) estuvieran más llenas de realidades transformadas y vaciadas del yo, que tuvieran más de tí y por lo tanto más de quien debo ser.

Gracias por los amig@s y los cafés...

Popular Posts