31 mayo, 2011

Inspiración

Cuánta inspiración le falta a nuestro mundo. Pero hay mucho que observar, escuchar, admirar y sentir que nos recuerda de la gloria que hay en nosotros, que somos "ruinas gloriosas" por la imagen de Dios impresa en nosotros, pero arruinados por nuestra separación de él... pero aún así, tenemos esperanza. No hemos sido abandonados.

Este jueves, en el Cine-Foro de mi iglesia veremos la película francesa "Los Coristas". Me gusta por el mensaje, por la inspiración, las cosas buenas que podemos ver del ser humano, y me hace pensar también en la gente que me ha inspirado y en el deseo que tengo que otros encuentren inspiración al ver Su vida en mi vida. Les dejo con esta joya:



Esto es lo que dice la canción:

Mira tu camino
A los niños olvidados, perdidos
Dales la mano
Para llevarlos
A otro mañana

Siente en medio de la noche
La ola de esperanza
Ansia de vivir
Sendero de gloria

Alegrías infantiles,
Olvidadas, borradas demasiado pronto
Una luz dorada brilla eternamente
Al final del camino

Siente en medio de la noche
La ola de esperanza
Ansia de vivir
Sendero de gloria

Mira tu camino
A los niños olvidados, perdidos
Dales la mano
Para llevarlos
A otro mañana

Siente en medio de la noche
La ola de esperanza
Ansia de vivir
Sendero de gloria

21 mayo, 2011

¡Jesús no es un parche!

¿Cuántas veces no hemos querido usar a Jesús como una solución rápida para nuestras roturas, o lo hemos querido "vender" como el rápido y efectivo alivio contra cualquier mal que nos aqueja?
¿No hemos querido rebajarlo a un milagrero carismático que de vez en cuando aparece en la escena para solucionar alguno de nuestros problemas cotidianos?
¿No te has visto tentado a "venderlo" como un genio de lamparita que está disponible para cumplir tus caprichos?
¿Te ha tocado ver cómo algunos "expertos" en religión crean a Jesús a su imagen para que éste no sea tan incómodo para ellos y sus adeptos?


Pero Jesús dijo algo en el Evangelio de Marcos que aún hace eco hoy:
"Además, ¿a quién se le ocurriría remendar una prenda vieja con tela nueva? Pues el remiendo nuevo encogería y se desprendería de la tela vieja, lo cual dejaría una rotura aún mayor que la anterior.Y nadie pone vino nuevo en cueros viejos. Pues el vino reventaría los cueros, y tanto el vino como los cueros se echarían a perder. El vino nuevo necesita cueros nuevos."

Jesús estaba dirigiéndose a los líderes religiosos judíos de su época. ¡Jesús le estaba diciendo que él no podía ser usado como parche! No podrían "acomodar" a Jesús dentro de su sistema religioso, así no iban a funcionar las cosas. Todo debía ser nuevo. Jesús muestra lo absurdo que es pensar así, usando el ejemplo del parche y el vino.

Creo que él nos sigue invitando a lo mismo. A dejar de lado nuestro conceptos, nuestras ideas y tradiciones muy humanas, para conocerlo y dejar que él transforme y haga las cosas nuevas. No podemos imponer nuestras condiciones, él es quien nos dice cuáles son las reglas del juego...


¿Qué tan dispuestos estamos a entrarle?

20 mayo, 2011

Jesús africano

La primera vez que vi esta imagen fue en Escocia, en casa de unos misioneros que habían pasado algunos años en Uganda. Me impactó. Desde entonces he buscado algo así que, de manera simbólica, identifique a Jesús con los pueblos latinoamericanos, pero aún no lo encuentro...



Lo que más llamó mi atención es la intención de quien pintó el cuadro. Un Jesús africano, comiendo con sus discípulos durante la última cena. ¿Habría necesidad de dibujarlo así? El color de piel de Jesús no es lo importante, pero que nosotros mostremos a Jesús tal y como lo dice la Biblia sí lo es.

Jesús es Dios con nosotros, el que se hizo hombre, se identificó en todo con nuestra humanidad, sus tentaciones, dolor y humillaciones, para que así pudiéramos conocer a Dios. Me sigue pareciendo fascinante tal amor, pero también es desafiante en su modelo. Ante esto, podemos preguntarnos:

¿Cómo es el Jesús que presentamos a otros?
¿Cómo hemos hecho para ayudar a nuestros amigos a descubrirlo y
ver su respuesta ante nuestras realidades?
¿Qué tan
cercano es el Jesús que conozco?

Notas sobre el campa del mes pasado y el evangelismo

Muchas cosas han hecho click en los últimos meses cuando pienso sobre el evangelismo, es decir, sobre lo que significa compartir las buenas noticias de que Jesús vino al mundo. En este campa, el tema fue ese: “Viviendo bajo la cruz, construyendo puentes hacia mi generación”. Me sentí muy animada por Dios al escuchar en las conferencias, compartir con mis compañeros de célula y en medio de las conversaciones informales acerca del evangelio y el llamado a compartirlo. Porque el desafío principal no es organizar grandes campañas o proyectos, sino conocer y vivir el mensaje, y entonces ser testigos fieles, siguiendo incluso el modelo de Jesús cuando se acerca y conversa con otros.

Durante mi taller también exploramos este tema, y me ayudó mucho un libro llamado “Learning Evangelism from Jesus” de Jerram Barrs, donde habla del llamado de los cristianos al mundo: “Así como el Padre me envió, yo los envío”, dijo Jesús. ¿Cuáles son las implicaciones de esto? En el taller nos echamos un clavado en los evangelios, observamos el llamado constante de Jesús a seguirlo, su enseñanza “egocéntrica”, el anuncio del Reino y los varios encuentros y conversaciones con gente de TODA clase. Fue fascinante ver a Jesús en acción y considerar lo que esto significa para nosotros hoy.

____

Disfruto mucho enseñar sobre el evangelio, porque cada vez que lo hago, ya sea en iglesias, con estudiantes o en espacios dónde el mensaje está en duda, puedo ver Su poder. Y es que el Evangelio no son sólo palabras, sino es a Jesús mismo a quien presentamos, que tiene el poder para reconciliarnos con Dios, otorgándonos el perdón por nuestra declarada independencia a la voluntad del Creador.

En una iglesia, con cristianos de tiempo, el desafío es dejar que Jesús derribe las murallas que hemos vuelto a construir para acercarnos a otros. Implica dejarnos renovar por los relatos evangélicos sobre Jesús caminando entre los humanos y pidiéndole humildemente que podamos ser un reflejo de su amor. Con estudiantes universitarios es parecido y mucho se descubre en el “Jesús: amigo de recaudadores de impuestos y pecadores” y también en el cómo ser luz en sus contextos contaminados. La última vez oramos como Jesús: “…no te ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.”. Y con otros que no son creyentes, las dudas surgen y Jesús destantea hasta los más aguerridos personajes. Casi todos le reconocen fascinante y digno de admirar. Algunos prefieren no seguir conociendo sobre él, porque resulta incómodo, otros le encuentran en Su plenitud, como Dios… Para ellos, Jesús se hace Buenas Nuevas.

13 mayo, 2011

Dolor y esperanza

El dolor que experimentamos tiene muchas raices, pero creo que la más honda es la ausencia de Dios. No dudo que Dios esté presente, pero en algunos momentos, cuando la angustia es mucha y la desesperación nubla mi vista, entonces dejo de percibirle. Olvido que el Espíritu mismo de Jesús vive en mi y las cosas se tornan grises.

Hay dolores distintos, que provienen de mi lejania de Dios o producto de la lejania de otros que lastiman nuestro corazón. También hay memorias de dolor. Otro dolor es producto de la compasión y la oración: cuando asumo el de mi prójimo, cuando permito que el dolor de mi vecino, padre, madre o amigo me afecte, y lo hago por amor. Sea como sea, el dolor me hace sensible, me lleva al quebranto y me invita a rendirme a Él.

El dolor ante los pies de la cruz me recuerda de la esperanza. Me permite ver que él también asumió nuestro dolor, el de muchos. Lo hizo por amor. Y por él tengo esperanza de que un día, esto del pecado y la ausencia ya no dolerá más...ni a mi, ni a mis padres, ni a mis amigos.

Para este mundo, el antídoto de nuestro dolor es la cercanía con Dios. Es conocerle, probarle, intimar y recibir su amor en relación profunda con él. Para quienes le conocemos, él nos ha elegido y ha decidido relacionarse con nosotros y amarnos por pura gracia. Y para los que no le conocen, pueden acercarse, él no les echa fuera. En Jesús tenemos todos, acceso a Dios como Padre.

05 mayo, 2011

¿Por dónde empezar?

Vengo llegando... Quiero escribir, pero no sé por dónde empezar. Creo que iniciaré con el campa, después, acerca de mi tiempo de descanso y al final sobre Oaxaca. Muchas cosas escondidas y maravillosas con cada evento y lugar. ¡Ya quiero escribir! pero por ahora:

FOTOS

Mi taller en el campa "Redescubriendo a Jesús"

Tiempo de descanso

Compas de Oaxaca

Popular Posts