31 diciembre, 2009

última entrada del año...

Será breve. Estoy llegando de la iglesia, terminando de empacar la maleta, y junto con ella una seríe de ilusiones, deseos y compromisos para este año 2010. Mis tiempos son de Dios y él ha hecho todo hermoso en su tiempo, como dijo Qohelet.

El año comenzará con un viaje a Monterrey, ahi estaré poquito más de dos semana en un curso para nuevos asesores del Compa. El 2009 comenzó también con centrales y aeropuertos como su escenario: no será la excepción. Lo especial fue que esta vez estuve acompañada de mis papás en diciembre, agradezco también esto.

Es todo por el momento, gracias por leerme, por pasar y por comentar. Gracias por compartir este caminar conmigo, a través de palabras y signos que nos son comunes.

Dios con nosotros.

AlejandraOrtiz

28 diciembre, 2009

Viviendo Urbana desde casa...

Hoy escuché otra de las conferencias de Urbana 2009*, la de Ruth Padilla. Ella habla sobre la forma en que Dios usa a la gente que está en movimiento, a los desplazados, refugiados, migrantes...En la historia de Dios, los migrantes no sólo son personas que Dios usa para su propósito, sino en quienes Dios habita.

Escuchar toda su conferencia, removió muchas cosas en mi corazón. Recordé el Urbana de hace 3 años, y me hizo recordar también los momentos en mi vida cuando he dicho "sí" a Dios. Debo reconocer que mi presente es producto de aquellas decisiones, momentos e instantes en los que dije, escribí y oré -por la gracia de Dios- que mi vida sería para Él. Hoy que sirvo en la obra estudiantil con todo lo que soy, he recibido y Dios está formando, son los albores de una vida vivida para él, en él y por él. Es el fruto de un "sí" de hace años, y estoy consciente que él tiene más y me moverá a más -sacrificio, entrega, a decir más "sís" y a vivir más esos "sís"-. Esto me llena el corazón, inunda mis ojos y hace que mis dedos busquen seguir el ritmo de la gratitud que brota de lo que pienso y quiero expresar.

Las conferencias que he escuchado han sido sobre el evangelio de Juan, sobre el Jesús que se mudó a nuestro vecindario (que se hizo carne). Y también la de Ruth, una mujer latinoamerica, quien habla sobre los migrantes, que hace eco de las palabras que Samuel Escobar (en Cómo comprender la misión) articula para hablar de la misión de Dios y de nuestro Dios misionero. Sus palabras son una invitación para dejar que Dios quite la venda de nuestros ojos, para ver el mundo como es, para ubicar nuestro propio lugar social y para dejar que Dios transforme la manera en qué miramos y entonces vivamos en su voluntad, en su propósito.

Escucharla me hizo sentir y querer responder. Pensar y ahora escribir. Yo nací en los Estados Unidos, de padres mexicanos, lo que me hace acreedora de ambas nacionalidades. Siempre he vivido en frontera -la más visitada del mundo-, mi papá trabajó en California casi toda su vida sin hacerse ciudadano. Por más 40 años cruzó casi todos los días de la semana para trabajar y regresaba por las tardes a casa, a Tijuana. Crecí viendo la tv gringa, hablando la lengua, conviviendo con la cultura, pero como mexicana. Siempre me costó asumir que al final del día, yo tenía el privilegio de haber nacido en el país hegemónico, aunque no me identificara con él. Muchos mueren (y matan) por el privilegio que yo adquirí al nacer... Eso me hace responsable. Me responsabiliza de poner lo que tengo y recibido al servicio de otros. Si bien crecí también con carencias y he vivido siempre como mexicana, las oportunidades que tuve de estar en una excelente escuela, de haber terminado la universidad y de viajar como lo he hecho me hacen responsable.
Esto lo olvido, a veces olvido de dónde provengo, lo que he recibido y la forma en que todo eso me compromete. Me responsabiliza por el prójimo ante Dios. Conozco la pobreza, la miseria, el abandono, la desolación del migrante, la cara del niño abusado y de la mujer golpeada. Los he visto, los he conocido y para mí todos ellos tienen nombres, y los recuerdo. Por que lugares como Cumbres y Lomas (colonias pobres en México) así como City Heights y East LA (lugares de migrantes en EEUU) son comunidades que Dios ama.

Ante todo esto, para mí, para los estudiantes que conocen a Dios, para la iglesia:

¿Cómo respondemos? ¿Dónde nos ubicamos? ¿Qué estamos haciendo?
¿A qué nos llama Dios, si él es un Dios también para los desplazados, migrantes y demás pueblo en movimiento?



*Convención misionera estudiantil de Intervarsity (movimiento hermano de Compa en los EEUU).

26 diciembre, 2009

Atreviéndonos a hablar

En esa noche -trasnochada-... el cuaderno es testigo de algunas preguntas...

"Al que siempre responde, al que se presentó ante una mujer con muchas preguntas sin que nadie la escuchara como "Ese soy yo, el qué habla contigo". Al que siendo Palabra, Verbo, Espíritu se hizo carne, se hizo humilde, presente y sufrió.

¿Cómo respondo al llamado de seguirte fielmente sin ignorar las necesidades de las pobres, los débiles y los indefensos? ¿Cómo le hago para que las necesidades del mundo no rijan la agenda sino sea tu voz quien dirija mis pasos?

¿Cómo vinculamos los recursos, los dones y talentos entre los estudiantes para el servicio de la iglesia que sufre y la comunidad empobrecida?

¿Cómo despertar del letargo en que nos mantenemos, producto de la frustración, impotencia y hasta la desesperanza por la situación de nuestro mundo?

¿Cómo hacer de la esperaza nuestra bandera y fijar nuestros ojos en la siempre presente realidad de Tu reíno?

¿Qué quieres de mi, mi Señor? ¿Cómo me comprometo a servir más allá de como te he respondido? ¿Como animo a los estudiantes a servirte? ¿Hacia donde dirijiremos nuestras miradas?

¡Qué sea a tí! ¡Qué sea a tí¡ Tú nuestro Dios, mostrarás lo que ves, nos dirás cómo amar, como ver, como ser...."

Las sumo a otras preguntas.

Mil ideas

Unos pocos minutos después del día de navidad, con la mano derecha literalmente congelada por el frio, y con dificultad para escribir con rapidez...estoy aquí, porque las cosas no fueron como esperé. Me encuentro con mi cabecita llena de ideas, inquietudes y con una agenda pendiente para este año que termina y comienza. Hoy lloré. No es raro, porque en medio de lo mucho alcanzado, llorar es un acto que acompaña mis memorias. El misterio de hacer de mis lágrimas un puente hacía el amigo, que es Eterno acompañante.

Releí uno de mis díarios pasados, creo que es mi favorito. Uno verde que guarda también una carta, un par de fotos y muchos sueños e ideas preguntonas. Lleva tanta ilusión que hasta reí por lo ingenuo. Está cargado de fantasias. Tiene teologías espontaneas de un Dios cercano. Con él lloré porque no me gusta sentir que la vida se me va... Porque un programa de televisión, mis preguntas recicladas del cuaderno, cuestionamientos y sueños desde la infancia, así como este sello que parece tatuado de querer justicia, de anhelar paz y un mundo restaurado no me dejan.

Hace algunas noches no podía dormir. Llevába algunos días en que sólo le hablaba cordialmente, le contaba mi día y leía cosas que ya sabía que él pensaba. Bueno, hasta descubrí una que otra cosa interesante, pero no habiamos llorado, no habiamos intimado al punto de que mis palabras dejaran de ser el adorno para comenzar a decirlo todo con el corazón, la mente y hasta el cuerpo. Me hinqué sobre la cama y ahi lloré. Le hice mil preguntas, le dije mil ideas, le hablé de mil formas de servir al prójimo, de vivir en la reconciliación y la vida por la que él murió... Sé que escuchó mis palabras, sentí sus brazos sobre mí y supe que susurruba a mi oído palabras de consuelo y esperanza. Esa noche dormí sabiendo que el Dios eterno también se interesa por nuestras preguntas y nos acompaña en las noches complicadas.

Pero hoy, hoy fue diferente. Mis preguntas enfocan un tema que considera el hacer, el servir, y el amar en formas tangibles. Y pareciera que el Dios a quien sigo, siempre examina mis pasos y me pone el espejo. Él ha dejado en claro, que quiere que haga, sirva, ame, e incite a otros también, pero eso nunca será suficiente. Si quiero amar, servir y hacer, primero debo reconocer, callar y ser amada. Lo único valioso que otros reciben, será el fruto proveniente de la fuenta cuya agua da vida y nunca se agota. Porque quiero que mi amor sea como el de él, que no me pone a trabajar ansiosamente para ser alguien, sino que me lleva al descanso que otros después cosechan como justicia, misericordia y reconciliación.

Sé que esto no terminará aquí, ni así. Pero debo empezar escuchando. Obedeciendo. Dejándome guiar. Que mis preguntas no dirijan, que sean tus sueños marcando mis pasos, tus palabras la cadencia y el ritmo, y tu presencia el sabor de la vida.

23 diciembre, 2009

“Profetas de Hoy” (un estudio sobre la vida de Juan el Bautista)

¿Qué se nos viene a la mente cuando pensamos en un profeta?

Pueda ser que contrario a lo que casi siempre pensamos, las labores de un profeta en el AT y su vida,es diferente a la idea glamurosa que a veces tenemos de ellos, como alguien que solamente predice el futuro.

Su chamba era:
· Anunciar el mensaje de Dios, lo que ya estaba escrito.

· El profeta era llamado por Dios, de ahí provenía su autoridad.

· Sin cambiar el mensaje, ellos comunicaban con palabras contemporáneas y de acuerdo al contexto, pero sin eliminar el aspecto del juicio.

· La mayoría de los profetas sufrieron por su labor y no tuvieran vidas exentas del dolor o sufrimiento por ser escogidos de Dios.

· Dios elegía hablar a través de ellos, y antes de lo que ellos profetizaban estaba en la Palabra de Dios, nunca la contradecían; hablaban de acuerdo a ella.

· Los profetas no buscaban reformas sociales solo porque eran cuates “revolucionarios”; ellos anunciaban la Palabra de Dios, lo que Dios ya había dispuesto, que casi siempre era contracultural.

Lo que nosotros estaremos estudiando el día de hoy, será un poco de la vida de Juan, al que le apodaron “El Bautista”. Él, como todos tal vez sabemos, fue contemporáneo de Jesús. Y bueno, para poder entenderlo mejor, mencionaré algunas cosas que sabemos de su vida:

· Su mamá era Elizabeth y su papá Zacarías, que era sacerdote. Se cree que nació cuando sus padres ya tenían más de 50 años. Y sabemos que fue directamente Dios, vía el ángel Gabriel, quien le otorgó la vida y lo llamó desde el vientre de su mamá. (Lc. 1:5-25)

· Entonces, fue un niño nacido por milagro. Muy amado por sus padres y confesado desde el principio como un “profeta del Altísimo, que preparará el camino para el Señor, que llamará al arrepentimiento e inaugurará un nuevo tiempo, donde habrá luz y paz de Dios.” (Lc. 1:76-79)

· Él es mencionado en los 4 evangelios de Jesús, y comenzaremos viendo la forma en que aparece en el evangelio de Juan, que es diferente a los demás.

Vamos a Juan 1: 6-9 y 1:19-37

El evangelio de Juan comienza de una forma bien poética, diciendo grandes y maravillosas verdades acerca de quién es Jesús, en este momento no me puedo detener en todo eso, pero básicamente se nos habla de que Jesús vino al mundo hecho hombre, y que Jesús es Dios mismo, que él existe desde el principio de todo...en él conocemos a Dios.

Lo sorprendente es que en medio de este relato aparecen las siguientes palabras: ( Juan 1:6)

Vino un hombre llamado Juan. Dios lo envió como testigo para dar testimonio de la luz, a fin de que por medio de él todos creyeran. Juan no era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz. Esa luz verdadera, la que alumbra a todo ser humano, venía a este mundo.”

Algunas palabritas que nos ayudan entender mejor este pasaje es que Juan vino porque fue enviado como testigo. Y es testigo de Jesús: la luz… Son 4 palabras…el hecho es que un testigo da testimonio es alguien que dice de lo que ha visto, de lo que conoce…Y Juan no lo hace porque quiere, sino porque ha sido enviado por Dios, y por eso él vino…

Un poco de eco a esas palabras de Jesús en este mismo evangelio, cuando él les dice a sus discípulos que como él ha sido enviado por el Padre, así mismo los envía a ellos al mundo. Producto de la inviciativa y la decisión de Dios.

Después se nos cuenta más del tipo de testimonio que da Juan (1:19):

Éste es el testimonio de Juan cuando los judíos de Jerusalén enviaron sacerdotes y levitas a preguntarle quién era.20 No se negó a declararlo, sino que confesó con franqueza: —Yo no soy el Cristo. 21 —¿Quién eres entonces? —le preguntaron—. ¿Acaso eres Elías? —No lo soy. —¿Eres el profeta? —No lo soy. 22 —¿Entonces quién eres? ¡Tenemos que llevar una respuesta a los que nos enviaron! ¿Cómo te ves a ti mismo? 23 —Yo soy la voz del que grita en el desierto: "Enderecen el camino del Señor" —respondió Juan, con las palabras del profeta Isaías.
24 Algunos que habían sido enviados por los fariseos25 lo interrogaron: —Pues si no eres el Cristo, ni Elías ni el profeta, ¿por qué bautizas? 26 —Yo bautizo con agua, pero entre ustedes hay alguien a quien no conocen,27 y que viene después de mí, al cual yo no soy digno ni siquiera de desatarle la correa de las sandalias.
28 Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del río Jordán, donde Juan estaba bautizando. 29 Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!30 De éste hablaba yo cuando dije: "Después de mí viene un hombre que es superior a mí, porque existía antes que yo." 31 Yo ni siquiera lo conocía, pero, para que él se revelara al pueblo de Israel, vine bautizando con agua.»
32 Juan declaró: «Vi al Espíritu descender del cielo como una paloma y permanecer sobre él.3334 Yo lo he visto y por eso testifico que éste es el Hijo de Dios.» 35 Al día siguiente Juan estaba de nuevo allí, con dos de sus discípulos.36 Al ver a Jesús que pasaba por ahí, dijo: —¡Aquí tienen al Cordero de Dios! 37 Cuando los dos discípulos le oyeron decir esto, siguieron a Jesús.
Yo mismo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: "Aquel sobre quien veas que el Espíritu desciende y permanece, es el que bautiza con el Espíritu Santo."

Nos vamos rápidamente:

· La pregunta de los líderes religiosos es: ¿quién eres? Él sabe bien quien es y quien no es. No pretende ser el salvador, ni Elias, ni el profeta….Y la pregunta es: ¿Cómo te ves a ti mismo? Juan responde: “Yo soy la voz del que grita en el desierto: Enderecen el camino del Señor, háganle sendas derechas. Todo valle será rellenado, toda montaña y colina será allanada. Los caminos torcidos se enderezaran, las sendas escabrosas quedarán llanas. Y todo mortal verá la salvación de Dios.” Ahora, comencemos a preguntarnos: ¿Cómo respondemos nosotros cuando alguien nos hace una pregunta similar sobre nuestra identidad?

· Luego cuestionan lo que hace: ¿Por qué bautizas? Juan ahora apunta hacia Jesús, lo que él hace no se compara con lo que Jesús hará. Él bautiza con agua, Jesús lo hará con el Espíritu Santo. ¿Con quien queremos quedar bien al hacer lo que hacemos? ¿A quién apuntan nuestras palabras y acciones?

· Juan no se considera ni siquiera digno de ser esclavo de Jesús… ¿Cómo es nuestra actitud?

· Y Juan ve a Jesús, y dice: “Aquí tienen al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” Y esa frase la hemos escuchado tanto que estamos infectados por el lenguaje religioso cotidiano que le quita fuerza a las palabras. Porque Juan está diciendo: Jesús quita lo que nos separa de Dios, con Jesús las cosas vuelven al propósito original. Y él está aquí. Y Juan, al bautizar a Jesús ve la señal que Dios le había dicho que pasaría con el Mesías. ¿Qué decimos nosotros cuando hablamos de Jesús?

· Juan termina esa parte diciendo: “Yo lo he visto, por eso testifico que él es el Hijo de Dios” y dos días después les dice a sus discípulos, ahí está el Cordero, apuntando a Jesús, animando a que otros sigan a Jesús. Y ellos lo hacen. ¿Hemos sido nosotros testigos de lo que hemos visto y oído?

Ahora, en este pasaje, que hemos visto sin detenernos mucho podemos aprender sobre las implicaciones para Juan al ser profeta…pero quisiera que viéramos un poco más sobre su vida antes de retomar algunas preguntas que les acabo de hacer:

En Juan 3:22 se nos habla de nuevo sobre Juan, y lo que aquí quisiera resaltar es sobre la relación de Jesús y Juan. Por un lado, en este pasaje Juan habla de sí mismo como el amigo del novio-el novio es Jesus-, y el amigo está contento de estar a su lado, de escucharlo y se alegra que sea el novio quien reciba toda la atención y a quienes todos acudan. Juan se llena de alegría por eso y esa alegría es grande, lo llena...

Creo que esto es fundamental porque el ser un profeta de Dios no es tan sólo un oficio, el ser siervos de Dios no es un trabajo, implica una amistad, una relación de intimidad. Al igual que Juan, donde el amigo siempre camina junto a Jesús, donde escucha y se alegra de la obra de Dios en su medio. Jesús dice que él nos llama amigos, ya no sólo siervos, porque nos ha dado a conocer al Padre. Ahora sabemos cómo es Dios y cuál es su propósito para el mundo y para nosotros, pero eso se aprende en intimidad y en un estudio honesto de la Palabra.

Y bueno, algo más sobre Juan:

· Lo primero que voy a mencionar lo encontramos en Lucas 3. Juan no era muy popular…de hecho, sus palabras eran muy duras para la gente religiosa, llamando a un arrepentimiento a todos, y a una vida que realmente mostrara frutos de ese cambio. Ese era el propósito de su bautizo. A algunos les decía que debían compartir lo que tenían con los pobres, a otros que ya no debían robar o extorsionar, entre otras cosas. Pero eran buenas noticias, porque decía que el Reino de Dios estaba cerca. Jesús después nos vino a decir lo mismo, y en él podíamos ver inaugurado ese nuevo tiempo para la humanidad donde todo comenzaría a ser reconciliado con Dios y su propósito original. Ahora era posible una relación con Dios, una reconciliación del ser humano con otros seres humanos y del ser humanos con la creación…

· A pesar del maravillo mensaje del cual Juan es portavoz, él sufre. Se nos cuenta en Mateo y los demás evangelio sinópticos, que Juan es puesto en la cárcel porque denuncia la inmoralidad de un gobernante. Y finalmente muere decapitado por una injusticia y por la imprudencia de este gobernante.

· Pero, antes de morir Juan, él duda. En Mateo 11:15, Juan manda a sus seguidores a preguntar a Jesús: ¿Eres tú el que ha de venir o habremos de esperar otro? La pregunta de Juan nos puede sorprender. ¡¡¡El gran profeta duda!!! Woow, y sí. La pregunta es: ¿eres tú el Mesías? Me imagino a Juan pensando: “Yo estoy en la cárcel, por un gobernante romano que me tiene aquí, y tú siendo el Mesías no haces nada”.

· Jesús le responde que le cuenten a Juan lo que ven y oyen: Los ciegos ven, cojos andan, los leprosos son sanados, los sordos oyen, los muertos resucitan y el evangelio es anunciado a los pobres.” Palabras y obras que Juan sabría reconocer como expresiones del Reino de Dios.

· Juan, el profeta, como todo ser humano también duda... lo maravilloso es que Jesús responde, le dice que él es, que él es digno de confianza.

· Y después Jesús habla sobre Juan y dice algo así (no lo descalifica por dudar): Es un hombre que no encontraba su sostén e identidad en la sociedad, sino en Dios. Que vivía una vida sencilla, que mostraba debilidad también, de quien se habló mal. Pero Juan fue precursor, iniciador y agente del Reino de Dios, de la obra de Dios en el mundo. En palabras de Jesús: “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos viene avanzando contra viento y marea y los que se esfuerzan logran aferrarse a él.”

Tal vez nosotros podamos decir, bueno, sí Juan, bien por él, eso no tiene nada que ver conmigo. Pero yo creo que no es así. La Biblia nos enseña quien es Jesús y también nos dice qué debemos decir de él y como debemos hacerlo. Nos dice que nosotros hemos sido enviados, como Jesús fue en enviado por el Padre…como otros han sido enviados…La vida de Juan es un bonito ejemplo.

Resumiendo:

1. LLAMADO: Porque sí conocemos a Jesús, entonces todos somos llamados. Todo cristiano tiene una vocación. De glorificar a Dios y de que él mundo vea la gloria de Dios en donde esté: trabajo, familia, escuela.

2. IDENTIDAD: Y porque una vez que reconocemos esto, debemos preguntarnos. ¿Cómo me veo? ¿dónde está mi identidad? ¿Mis acciones, palabras y actitudes ayudan a que otros volteen a ver a Jesús? ¿qué comparto a otros cuando hablo de Jesús y sus buenas nuevas?

3. RELACIÓN: ¿Jesús es mi amigo? ¿estoy con él, lo escucho, me alegra ver su obra alrededor mío?

4. COSTO: ¿estoy dispuesto a asumir el costo de ser como Juan, un profeta de hoy para el mundo? este puede ser soledad, dolor, sufrimiento, rechazo, etc.?

5. DUDAS propias y el mundo: Si he dudado, o estoy dudando: ¿he sido honesto para decírselo a Dios? ¿cómo ha respondido? Y ahora, sí el mundo pregunta si nosotros somos la generación donde ellos verán la gloria de Dios o tienen que esperar a otra, ¿qué responderemos?

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos viene avanzando contra viento y marea y los que se esfuerzan logran aferrarse a él.”

15 diciembre, 2009

Salmos 119

Algunas cosas apuntadas en mi libreta sobre salmos 119 son simples notas sobre la forma en que el salmista se refiere a la Palabra de Dios, de cómo es y de lo que se debe hacer con ella...

Para referirse a la Palabra, utiliza los siguientes términos:
  • caminos perfectos, caminos de Dios, camino de fidelidad,
  • ley del Señor, estatutos, preceptos, mandamientos, juicios
  • tus dichos, tu palabra, promesa...
¿Qué es la Palabra? ¿Cómo es?
  • es consejera, produce deleite, para cumplirse, no pasar verguenzas, da integridad, no al pecado, hay regocijo, es maravillosa, solaz, amor, esperanza, consuelo, sustento, da vida...
Para decir qué debe hacerse con la Palabra de Dios, el salmista utiliza más de 40 verbos:
  1. guardar,
  2. andar,
  3. seguir,
  4. cumplir,
  5. considerar,
  6. aprender,
  7. desear,
  8. optar,
  9. correr (tras),
  10. hablar,
  11. aferrar,
  12. agradecer,
  13. escudriñar,
  14. poner esperanza,
  15. alabar,
  16. conocer,
  17. ir,
  18. vivir,
  19. buscar,
  20. atesorar,
  21. proclamar,
  22. deleitar,
  23. escoger,
  24. dirigir (en ella),
  25. amar,
  26. cantar,
  27. observar,
  28. pertenecer (hacer propia),
  29. ansiar,
  30. regocijar,
  31. meditar,
  32. poner la vista,
  33. recordar, no olvidar,
  34. obedecer,
  35. contemplar,
  36. entender,
  37. apegar,
  38. confiar,
  39. esperar,
  40. elevar manos,
  41. orientar,
  42. acatar,
  43. asombrar (de ella).
Al considerar esto, me sorprendió la riqueza de la Palabra misma de Dios, de sus muchas formas y de sus muchas invitaciones....

03 diciembre, 2009

Compartiendo de Ruth

Hace un par de días estuve estudiando Ruth con dos amigas. La experiencia fue especial, porque junto con el estudio de Ruth, la intención también es aprender a estudiar la Biblia, acercarse a ella, interpretarla y aplicar lo que ahí se nos cuenta.

Pese a que he pasado un buen tiempo meditando esa porción de las Escritura, vi cosas que antes no había visto e hicimos preguntas que antes no me había hecho. Creo que siempre es sorprendente ver lo que pasa cuando dejamos que Dios nos hable en su Palabra, estudiándola en comunidad y buscando ser fieles en el estudio; hay resultados que superan nuestras expectativas. Nuevamente vemos como la Palabra no es de interpretación privada y toda mujer y hombre que busca con honestidad a Dios, le hallará.

Ellas hicieron preguntaron cosas como:
  • ¿Por qué tanto énfasis en Ruth como la moabita?
  • ¿Por qué insistía tanto Noemí en que sus nueras "volvieran a su pueblo y a sus dioses"?
  • ¿Por qué la afirmación de Ruth tan clara y decidida de que ella hará del pueblo y el Dios de Noemí el suyo también?
  • ¿Por qué pese a tanta amargura, Noemí quiere regresar al lugar del cual salió y donde Dios está obrando?
Después de haber pasado la observación y en medio de la interpretación, algunos descubrimientos fueron:
  • Sí, es que Noemí no quería imponer sus creencias a sus nueras, aparte ella misma estaba desilusionada.
  • Ruth finalmente muestra que su fe es verdadera, porque Orfa cede ante la insistencia y no se arriesga.
  • Noemí, después de todo, sí guarda algo de esperanza, por eso regresa a Belén, pero su dolor es mucho.
  • Ruth no tiene mucho que perder en irse con Noemí, pero sí arriesga lo poco que podría tener. Tiene mucha fe, por eso se aferra a Noemi.
  • La idea de Noemi sobre Dios es que él permitió que todo eso malo le pasara y hay reclamo en sus palabras. Pero no deja de creer, vuelve al lugar donde Dios nuevamente está trayendo bendición.
  • Las palabras de Noemí me desafían"Porque iré adonde tú vayas, y viviré donde tú vivas.Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios."...¡eso es fe!
Esta era la primera vez que mis amigas estudiaban la Biblia por ellas mismas. La experiencia me dejó muy agradecida.

Para pensar y comentar:

¿Cómo han sido tus experiencias estudiando la Biblia con gente que casi no sabe nada de ella?

*Si quieres leer un poco más sobre Ruth, AQUÍ hay algunas publicaciones.

ideas, palabras: los últimos días.

En estos últimos días, emocionada por terminar la universidad, sorprendida por el recuerdo de algunas desilusiones, confrontada con realidades inesperadas, de pronto frustrada, por momentos muy consciente y reflexiva de mi lugar/identidad/razón, he estado pensando en varias cosas que quiero intentar poner en palabras.

Últimamente también me he detenido a ver algunos videos de Rob Bell, leer un poco más sobre eso que llaman "iglesia emergente" y pensar en cómo entiendo a Jesús, cómo lo vivo y lo comparto con mis amig@s, en la universidad, en la iglesia y ahora también a los estudiantes a quienes acompaño.

Me acuerdo de ese término, en broma, pero de verdad, de "cristianismo callejero", donde queríamos poner en evidencia que ser una seguidora o seguidor de Jesús debe ser así, algo diario, cotidiano, callejero. Que sí bien también se vive dentro de las instituciones, y creo que éstas no son malas, es en el diario vivir donde otros verán a Jesús en nosotros.

Verán porque pienso esto también. Por una parte fui estudiante universitaria por 4 años y medio (en una Escuela de Humanidades), y viví mis crisis como cristiana en ese contexto, allí dudé de Dios, la iglesia, de la gente y de mí misma. En esos años me atreví a hacer preguntas que aún no logró contestar, y decidí (por la gracia de Dios) seguir creyendo, conociendo y sirviendo a Dios, a ese de quien la Biblia nos muestra. No fue una fórmula mágica ni una nueva doctrina lo que me hizo permanecer. Fue, creo yo, la sencillez, la honestidad y la transparencia en el estudio de la Biblia, que respondía a mi búsqueda de Dios más allá de las paredes institucionales, de mis marcos de comprensión y de mis paradigmas religiosos. Fueron los amigos que acompañaron mis dudas con dudas, con algunas respuestas, una que otra lágrima, silencios, comida y conversaciones. Fue un Dios que una y otra vez, una y otra vez, se hizo presente a través de cosas bien sencillas, de proyectos creativos para hablar a otros de Él, de estudios bíblicos planeados y otros como fruto de sencillas pláticas.

Lo más sorprendente para mí, el día de hoy, es que sirvo con gusto también en espacios donde todo es tan formal, tan institucionalizado, y eso me emociona. Porque sé, estoy segura que ahí también debe estar Dios, y que tendré la oportunidad de verlo; la oportunidad de decirle a otros que Dios está más allá de un programa, que Dios rompe con los esquemas y que nos deben importar más las cosas que a Él le importan. Me encanta saber que pese a mucho del adorno que hacemos en nuestras iglesias, detrás somos mujeres y hombres con el mismo corazón necesitado, que lucha, busca, quiere permanecer y está ansioso por identificarse con otros, sólo que a veces ser el primero en levantar la voz, en decir que no está bien, en no estar conforme, es muy difícil.

Hoy, por ejemplo, el estudio bíblico con las mujeres, que empezó hace algunos meses,se ha convertido en un espacio de amistad, de estudio serio de la Biblia, de aprender unas de otras. Donde si bien yo les enseño como estudiar la Palabra, ellas me dan el privilegio de verla con sus ojos. De escuchar sobre sus vidas y de ver como Dios ha estado presente, sin que casi nadie lo percibiera. Así como con Ruth, que muchas cosas son "casualidades", que en medio de mucha tragedia hay destellos de esperanza, donde aún con el dolor hay profunda fe y un Dios obrando, actuando en la historia, haciendo a mujeres y hombres rotos, frágiles y de contextos complicados, los protagonistas de su Historia de redención universal. ¡Hijoles, wow!

En fin, nuevamente escribí de todo y nada, pero eso tenía en mi corazón y pensamiento. Son varios temas...que espero después desarrollar ordenadamente, pero el momento así va la salsa y la música aún lleva ritmo...

01 diciembre, 2009

Dios sabe lo que necesitamos...pero ¿cómo es Dios? ¿cómo lo ves tú?

Estos videos me parecen geniales.
Espero lo disfruten, tiene subtítulos en español.
Es de Rob Bell, de una serie llamada Nooma, este lleva por título "Kickball".


28 noviembre, 2009

Hablando con sinceridad

Mis propias limitaciones y desilusión me hacen estar más consciente de que otros han necesitado de mi y yo no he respondido a ell@s.

Porque hay momentos en la vida que uno experimenta desilusiones muy fuertes, sobre todo porque piensa que merece lo mejor, o más bien, que merece lo que uno quiere y espera, y al final no lo obtiene. Las desilusiones pegan hondo en la realidad del corazón humano. Y es que todos hemos experimentado profundas desilusiones, de quienes amamos, de lo que hemos construído y no sucede y de la misma idea que tenemos sobre Dios.

Y es difícil reconocerlo ante otros, no fingir que todo está bien, e incluso darte cuenta que la forma en que otros actúan ante la desilusión propia es inapropiada y egoísta, pero...yo respondería igual, y eso es aún más triste.

Recuerdo en mi historia que han existido 3 cosas que han dejado una huella muy profunda en mí, donde he tenido mi corazón y mis esperanzas puestas en algo que no sucedió o que no recibí. Siendo honesta, dos de ellas aún no le encuentro la razón de ser, y la otra me ha dejado ver que la soberanía de Dios actúa para bien en mi vida, así como en la vida de los demás. Creo que tener una visión tan limitada me frustra, porque no puede entender todo lo que Dios está haciendo, mi comprensión tiene paredes, y aún cuando sé que soy amiga de Jesús y que él me ha hecho parte de su reino y colaboradora suya...Aún así hay cosas que de plano no entiendo.

Pero está bien, porque en mis limitaciones y frustración, más allá de mis paredes lógicas y los muros de mi razón sigue estando Dios. Porque se revela como Creador, Padre, Señor y tanto más al mundo, que yo sólo puedo responder, quiero responder. Porque aún cuando creo por lo que he visto y oído, mi fe crece por lo que conozco de él en lo cercano. Creo en un Dios presente siempre, cercano, con nosotros. Que da sentido, que acompaña, que llora y sufre. Pero que también es fuerte, justo, misericordioso. Que conoce mi desilusión y que verdaderamente quiero lo mejor para mi y para todos. Que usa mi dolor para enseñarme, que me dice cuando estoy mal, que quiere que sea como él.

26 noviembre, 2009

Breves palabras a papá

Hombre sensible, que sabe llorar.
De fe sencilla y esperanza constante.
Sufre en silencio y se goza en voz alta.
Generoso, no escatima y sabe amar.

Buen padre y fiel esposo.
Compañero en mis lágrimas
y cómplice de travesuras.

Ha sabido verme crecer,
dejarme ir y formarme para ser.
No se ha quedado con nada.
Su amor enseña, corrige e instruye.

Por su ejemplo espero un buen hombre.
Su consuelo ha sido único,
y sus acciones libres de reproche.

Sus pocas palabras son sabias,
nuestras conversaciones son nuestras.
Desde el día que nos arrodillamos juntos,
él no ha dejado de hacerlo.

En su amor he conocido al Padre,
en él he visto la mano de Dios,
por él he valorado lo poco con gozo.
A él le estaré siempre agradecida.

Siempre seré su hija favorita...

(ayer 25/11 cumplió 67)

...

Cerrando ciclos en medio del proceso nuevos sueños
anhelos
futuro Jesús perseverancia permanecer soberanía divina
los sueños de Dios estudiantes viajes libros estudios
amig@s y familia
escribir historia tensión creativa
comunicación con Dios universidad decisiones

24 noviembre, 2009

Experimentando con el blog

Queridos lectores,

Disculpen los súbitos cambios en el diseño del blog, estamos buscando algo que me haga sentir como llegar al escritorio de siempre pero a la vez se vea un poco diferente...

Saludos

18 noviembre, 2009

Cruce de caminos, Aldaba


Las olas siguen llegando
hasta el puerto envejecido
insistiendo hasta el cansancio
repitiendo el recorrido
Hay voces de baratijas
mezcladas con mil olores
de comida callejera
de charcos de agua salobre
Ay! Cruce de Caminos,
Ay! Continente mío.

"Todo a cuarto, todo a cuarto"
mulatos y encomenderos...
es la historia viviendo al día
entre el sudor y los letreros,
y mientras el día crece
y el sol avanza en el cielo,
se funde todo en la salsa
de nuestro mejor intento.

Y aquí estás, aquí caminas
aquí bullen tus palabras,
aquí comprendemos eso
del granito de mostaza;
¿Qué tendrán los callejones
de la sordidez humana
para que en ellos florezca
tan robusta tu esperanza?

Las olas siguen llegando
y me traen el recuerdo,
de un puñado de tus hijos
dirigiéndote sus ruegos
de rodillas en la playa,
entre el gozo y el lamento;
no sabían que al hacerlo
cambiarían nuestros tiempos.

¿Cómo es eso de tu reino
si es que estás en los humildes,
si construyes tus anhelos
sobre antiguas cicatrices?
¿Cómo inquietas las gaviotas
de este mar que va por dentro
si viniste tan sencillo,
si en la cruz tu vuda diste?

Ay! Cruce de Caminos
Ay! Contiente mío

17 noviembre, 2009

Apuntes sobre Ruth

En esta ocasión sólo escribiré algunas notas regadas en mi cuaderno sobre estos últimos días en libro de Ruth. Sirve transcribirlo porque así no pierdo el hilo de lo que ya he plasmado en papel...

En el capítulo 2 nos describen a Booz como un hombre influyente, amable, rico y buen patrón.
Ruth se muestra trabajadora y con iniciativa.
El heroe, Dios, se hace presente en su dirección, la gracia que da a Ruth y las "casualidades" del capítulo.

En el v. 11 viene el reconocimiento de Booz sobre la vida de Ruth. Ella había dejado su pueblo, su familia, todo lo que le era conocido y su aparente seguridad. La bendición de Booz dice algo así:

"Que el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte, te pague con creces"

Ante estas buenas noticias de encuentro entre Ruth y Booz, el ánimo, el consuelo, las bendiciones y las "casualidades". Noemi cambia su ánimo y dice:

"El Señor no ha dejado de mostrar su fiel amor hacia los vivos y los muertos"

Y así es, porque el haber "caído" en el campo de Booz, quien era familiar de Elimelec (difunto esposo de Noemí) permitía que este hombre fuera aquél quien podía redimir la herencia del esposo y proveerles una vida digna. (Para entender mejor estas prácticas sociales: Levítico 25:25-...)

Aún en medio de la tragedia y el profundo pesar de Noemí, Dios se hace presente y muestra su fidelidad con ella y con su esposo...bueno, aún no ha pasado nada, pero Noemí comienza a ver el futuro con esperanza.

Un par de preguntas para seguir pensando:

  • ¿Qué muestras de la fidelidad de Dios para Ruth y Noemí vemos en este pasaje?
  • ¿Qué muestras de la presencia y la gracia de Dios en nuestras vidas están presentes aun en medio de las difíciles circunstancias de la vida?

A la generación que me tocará servir y pastorear

Qué sepan que les amo, como decisión y en respuesta al Dios que nos ha puesto en el camino.
No me importa si otros los definen "exitosos", mientras sepan siempre que Dios los hizo especiales.
Tampoco quiero que sean los más elocuentes al hablar, sino que sepan callar para escuchar.
Que nunca reciban el liderazgo y cierren sus puños: que sepan que con manos abiertas deberan dar lo que han recibido.
Que sean sencillos en medio de los sabios de este mundo; que otros les otorguen la palabra ante el cansancio de escuchar palabras vacias.
Que otros los busquen por el amor que demuestran y no huyan por la ideas que imponen.
Que amen aún cuando les odien, que den cuando les ha sido quitado, que lloren cuando el mundo sufre.
Que nunca dejen de soñar, que siempre tengan esperanza, que sean los profetas del hoy, los maestros de otros, los embajadores de Dios.

Oro por esto y mucho más...deseo lo que otros han querido para mi, para los de mi generación...ustedes son la generación que me tocará servir y pastorear. Por ustedes escribo y gracias a ustedes y al Dios que me llamó a amarles, escribiré mañana.

14 noviembre, 2009

Entre chicas y pastores.

Ahora explico...

Desde el viernes por la tarde-noche comenzó una ardua, linda y emocionante jornada en casa de Areli (una líder de Compa en la UABC, campus Tijuana). Desde hace un par de meses, ella, Ayleene (otra líder de Compa en UABC, campus Valle Las Palmas) y yo comenzamos a tramar una piyamada para ayudar a la convivencia entre las chicas del compa en Tijuana. Nuestra intención era también generar un espacio seguro y de confianza para platicar temas que regularmente no se tocan en las células y que a ninguna nos es indiferente.

Y así comenzó la tarde...La mayoría con hambre, nos reunimos alrededor de la mesa para disfrutar de unos ricos sandwiches y junto con ello, galletas, leche con chocolate, soda, jugo de manzana y muchas otras cosas sabrosas. En medio de la cena, comenzó la primer dinámica, donde través de frases populares que cada una elegía sin saber ver (cosas como: "el amor es ciego y la locura lo acompaña", "amor de lejos, felices los cuatro"...), nos contaban sus experiencias o impresiones relativas a la frase... Esto ayudó a romper el hielo.

Después vino un tiempo de juego y relajo, para prepararnos para el estudio de la noche-madrugada. El controversial y esperado tema era: "criterios para la elección de pareja". Estudiamos Génesis 24 cuando Abraham y su criado inician la búsqueda de pareja para Isaac (del cual aprendí a través de los ojos de Ernesto López en el ENA). Aquí hubo un espacio abierto para confrontar nuestras ideas con la Palabra y aprender de las experiencias y la forma que otras reflexionaban y aplicaban el pasaje a su vida. Fue un tiempo conmovedor, de risas y de mucho intercambio. Al final, reconocer que la elección de pareja tiene que ver con la obediencia a los propósitos de Dios y no sólo con emociones, y que Dios mismo también es un Dios que restaura y nos invita a ser las personas idoneas para el que será nuestra compañero, entre muuchas otras cosas.

Al final, compartimos compromisos y oramos a Dios entregando miedos y metidas de pata del pasado. Oramos unas por otras y nos comprometimos en acompañarnos... Después vino más comida y juegos, una película y ¡a dormir!

Para la mañana siguiente fue difícil despertar, pero yo debía estar desde temprano en una reunión distrital de pastores de la iglesia metodista, de la cual soy parte desde hace poco más de 6 años. Lo esperaba con mucha expectativa; se me dio la oportunidad de compartir con unos 20 pastores de todo el distrito acerca del ministerio estudiantil y del llamado de Dios a mi vida.
En la hora que me otorgaron les comparti de la experiencia de Pablo en la Universidad Antigua, aquel pasaje de él en Atenas y también de los desafíos del estudiante cristiano como estudiante universitario.

Se me pidió también que hablara sobre las formas en que Compa puede servir a la iglesia y las formas en que la iglesia puede apoyar al movimiento. Cómo vemos a los jóvenes y de qué forma pueden ellos como pastores ser más un apoyo que un obstáculo... Creo que una invitación así hubiese sido casi-imposible hace 2 años, porque hubo tiempos de malos entendidos, de celos absurdos y de hostilidad hacia los líderes y actividades de Compa, pero las barreras se fueron derribando y las conversaciones nos acercaron y permitieron ver la realidad de lo que hacemos y buscamos.

Pude hablar con honestidad, compartir con ellos la Palabra, compartir el ministerio, mi vida y recibir de ellos sus oraciones, palabra de apoyo, reconocimiento y empatía. Todos somos la iglesia, y creo que estas son bonitas expresiones de un pueblo que se une para acompañar a quienes tienen dudas, se siente solos, creen que nadie los comprende cuando enfrentan luchas y tentaciones constantes dentro de la Universidad. Asímismo, queremos que otros conozcan a Jesús, y la mejor forma será a través de estudiantes alcanzando a otros estudiantes con la Palabra de Dios y con sus propias vidas puestas en amistad a otros.

Hoy, ya de noche, estoy agradecida por estas oportunidades. Y creo que a pesar del cansancio, me ire a dormir, dejando en manos de Dios los compromisos, resultados e inquietudes que quedan; reconociendo que de Él es el ministerio.

Popular Posts