28 diciembre, 2011

Solo cabe el agradecimiento...

A escasos días para que termine este año 2011, quiero escribir un poco y compartir lo que ha sido vivirlo y mi agradecimiento a Dios quien lo hace posible. En este año comprendí mejor el valor de la amistad, el amor y la fidelidad de Dios, asumí compromisos y responsabilidades que me ayudan a crecer y recibí muchas sorpresas lindas.

He aquí un recuento:
  • En enero, despues del campa regional, estuve en Monterrey, tuve un tiempo muy lindo en Campus Kennington y con los Bahena. También me enfermé de forma inesperada en casa de Juan y Jeanette. Vi el cuidado de mis amig@s y la mano de Dios al ayudarme a reconocer mi necesidad de él y mi dependencia. Valoré mucho al saber que algunos velaron mi sueño la primer noche después de ponerme tan mal y recuerdo con mucha esperanza la conversación con David sobre el futuro de Compa en la región Noroeste... muchas cosas suceden antes de lo que uno supone...
  • En febrero y marzo arrancó el año de trabajo con los estudiantes en Baja California; mi agenda marca reuniones, tiempos para trabajo de tesis, juntas con asesores y estudiantes, algunos viajes a ciudades cercanas y los nombres de muchos con quienes he compartido este año. Me gusta porque sé que detrás que cada nombre en la agenda hubo un tiempo de abrir la Palabra, de compartir un chai o de simplemente sentarme y escuchar o ser escuchada. Amo a los estudiantes con quienes trabajo, amo compartir la vida con ellos y amo más al Dios me regala este privilegio.
  • En abril compartí en dos campamentos y varias oportunidades para exponer la Palabra. Fue el campa nacional de estudiantes y viajé a Puebla, enseñé un taller sobre Evangelismo, compartí sobre el compartir a Jesús y estuve descansando en Cuernavaca.
  • En mayo estuve en Oaxaca con los chicos de Compa de aquella ciudad. Aprendí mucho de ellos, de su perseverancia y su amor a la obra y al Dios de la obra. Regresé al retiro con líderes de BC y tuvimos un tiempo de descanso... También recuerdo que estuve trabajando en algunos proyectos en mi iglesia local y empecé a prepararme para el viaje a la Asamblea Mundial.
  • Junio fue un mes de mucho trabajo para preparnos para el EFEN (Encuentro de Formación Estudiantil del Noroeste), comencé a preguntar a Dios sobre los próximos pasos en la vida...
  • En Julio corrí un medio maratón para el cual estuve entrenando duro desde mayo. Me visitó mi mejor amiga y colega, Ruth, desde Mérida y tuvimos el EFEN. A finales salí rumbo a Polonia, con muchas preguntas, expectativas, esperanza e ilusión.
  • Casi todo agosto estuve fuera, viajando, aprendiendo, conociendo, siendo afirmada por Dios en su llamado, recibiendo dirección y claridad. Fue un desafío. Llegué con más esperanza, más preguntas, más necesidad de Él...
  • Septiembre fue mi mes para arrancar el trabajo de acompañamiento con los estudiantes, nuevas células, reuniones, juntas, cansancio, sueños nuevos, más crecimiento.
  • En octubre estuve en casa, traté de avanzar en tesis y viajé a Chihuhua ... Fue especial visitar este estado, saber que estaré más cerca los próximos años....
  • Noviembre fue el ENA, lo cual amplió mi perspectiva sobre mi trabajo en la obra estudiantil y también una nueva etapa en el ministerio con nuevas responsabilidades. Al verme, solo pude ver que es por gracia, que Dios quiere trabajar cosas en mi mientras que se glorifica al usarme como estoy. También comencé una relación de noviazgo con Erick, con la esperanza de que el Señor siga uniendo sueños y propósitos, sea lo que sea seguimos confiando en nuestro Dios quien es fiel y agradecidos por esta oportunidad que nos concede.
  • Diciembre ha sido cansado, con trabajo, tratando de cerrar, con más preguntas que respuestas, con mucha búsqueda y confrontada, sintiéndome más "adulta" que cuando Ruth enfermó en verano y tuve que tomar decisiones, pero a su vez, siendo recordada de soy Su hija, que hay cosas que no cambian y que Él me ama.
Hay algunas cosas que dejé en el camino:
  1. 1 día completo de retiro al mes
  2. 1 día de descanso a la semana
  3. disciplina en mis ritmos de trabajo y expectativas más realizables para nos frustrarme
  4. no he sido constante con la tesis
  5. un proyecto sobre asuntos globales
  6. trabajo más enfocado en mi iglesia local
  7. estudios bíblicos con mis papás
Algunas cosas que aprendí:
  1. tengo amig@s que me aman de verdad y yo los amo
  2. soy más vulnerable e imperfecta de lo que pensaba
  3. soy un adulto responsable de mis acciones
  4. sigo aprendiendo que Dios me ama como soy, me acepta y está trabajando en mi vida
  5. que hay veces que vale la pena arriesgarse a pesar de los temores
  6. que la voluntad de Dios es más sencilla- es Él al centro- y entonces lo demás es fácil decidirlo
  7. Dios es fiel, no hay nadie como él.
Cosas para retomar y seguir aprendiendo:
  1. dia de retiro mensual
  2. descanso semanal
  3. estudio biblico mensual con mis papás
  4. semanas intensivas para terminar la tesis
  5. organizar el trabajo en el ministerio: reuniones, viajes, personas, temas...
  6. trabajo específico y constante en la iglesia local, trabajo con personas.
  7. debo estar consciente de que soy una obra en proceso, pero el Señor ve el producto terminado: estoy aprendiendo y quiero seguir aprendiendo a descansar, amar, dejarme amar, dejarme cuidar, seguir soñando, luchar por quienes amo y por lo que creo...
Recibiré el año nuevo en Tecate, con algunos amigos y también con un tiempo de recreación y de retiro para estar abierta a lo que el Señor tiene para este nuevo año. Gracias por ser parte de esto a través de las lecturas del blog, gracias a Dios porque esta vida solo vale la pena si se vive para Él. Mi sincera oración es que las vidas de quienes le conocemos reflejen que él es prioiridad y que quienes no le conozcan puedan hacerlo, mientras nosotros servirmos como un canal para ese propósito.

05 diciembre, 2011

Me ama; nos ama...

Sé que Dios me ama y quiere lo mejor para mi. Sí, así es, no quiere lo que yo siempre quiero. Tampoco quiere mi "éxito profesional, ministerial o personal", quiere lo mejor, aún cuando eso signifique fracaso ante los ojos del mundo. Y quiero explicar esto, porque estoy masticándolo, entendiéndolo y viviéndolo en el día, aun cuando resulta difícil.

Yo tengo mis planes, tengo mis sueños, una idea de lo que es mi llamado y propósito en este mundo, quiero tener el control y soy buena haciendo muchas cosas. Y pienso en mil cosas, y me apoyo en mi propia prudencia y de pronto pienso que tengo todo medido y calculado, que las cosas caminan como deberían, que cada vez soy menos mala... y es cuando me encuentras Tú.

...Allí y así, envuelta en mi falsa seguridad y tratando de protegerme me encuentra Él, como niña asustada y me recuerda quien soy y lo más importante, quien es Él para mi. Llego a sus brazos como niña perdida, con mil temores y muchas preguntas y queriendo guardar silencio para escucharlo. Ya no quiero escucharme yo, me confundo, reconozco mi profunda necesidad de él...

...Y recuerdas todo lo que has dicho. Recuerdo la vida de tu profeta Jeremías y las enseñanzas que le dejaste de no confiar en los hombres porque eso solo trae tristeza, desperanza y ansiedad; también de cómo tú le amabas... Retumban en mi mente tus palabras que afirman mi identidad en medio de mis "éxitos, fracasos y miedos". Me recuerdas que tus planes no son los míos y que estás obrando en el mundo y en mi vida. Me devuelves gozo, paz y esperanza. A veces no me doy cuenta de mi desliz... Pero tú me cuidas y no me abandonas. Reconozco que sólo puedo confiar en tí; en tu fidelidad y en tu amor, ese que veo expresado en la cruz.

Me doy cuenta también que quieres llevarnos a ser más como tú, a que revelemos a otros tu gloria, quien eres. Para eso trabajas en nosotros, te tomas el tiempo de moldearnos y eres paciente. No nos pones a servirte porque seamos muy buenos, sino para perfeccionarnos en el proceso. Usas vasos muy frágiles para tu obra, para que sólo tú seas glorificado, y mientras, nosotros podemos gozarnos en tí, recrearnos en tí.

En este día te doy gracias, en este mes agradezco que me hayas creado, elegido y me estés formando. Este año reconozco tu fidelidad a tus propósitos, tu bondad y tu cuidado. Gracias por afirmarme en tí, gracias por dejar gente en mi vida que ha sido parte de tu propósito, gracias por traer a otros de manera inesperada, gracias por mostrar que tú sí estás en control, por no dejar que me conforme y por enseñarme a confiar, ser paciente y tener esperanza.

17 noviembre, 2011

"No tengan miedo, mi pequeño rebaño..."

Van 3 días en que medito este pasaje de Lucas 12, gracias a un amigo, colega misionero de la obra estudiantil en Guadalajara. Llamó mucho mi atención, porque habla directo a mis miedos, dudas e inseguridad en medio de un mundo violento y voraz. Resulta que a pesar del ímpetu y la iniciativa que Dios pone en mi corazón por transformar mi entorno, por modelar su amor y reflejar su gloria en lo cotidiano, también me da miedo.

Los miedos afloran cuando menos los esperas, creo que surgen en momentos cuando crees que eres fuerte y lo puedes todo, amenazan hasta las "seguridades" más fundamentales, pero doy gracias que me invitan a dejar de verme y escuchar a Jesús. Me doy cuenta de mi fragilidad y lo vulnerable que soy cuando veo el gran proyecto de Dios en este mundo, y al ver mis incapacidades en cosas tan sencillas como el amar siguiendo el modelo del Maestro, caigo en cuenta de mi profunda necesidad de Dios y del descanso en él.

Resulta que para los discipulos a quienes Jesús habla, su mundo no era tan diferente. Justo al principio de este capítulo de Lucas, Jesús les está advirtiendo sobre la hipocresia de los líderes religiosos y más adelante les advierte acerca de la ambición. Los amigos y las amigas de Jesús, sus discípul@s tenían miedo, pero Jesús les recuerda que al único a quien deben rendirse es a Dios, y que finalmente Dios tiene cuidado de ellos, y hasta de los detalles más insignificantes. "¿No se venden 5 gorriones por dos moneditas? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos.", les dice Jesús.

Después les habla acerca de la ansiedad y la preocupación por los elementos básicos, y en un contexto de hambres, sequías, una injusta distribución de la riqueza y de corrupción, estas palabras de Jesús pueden quedarse en el aire. El mundo no ha cambiado, ahora le agregamos la amenaza del calentamiento global y la sobreexplotación de recursos naturales con sus consecuencias nefastas, y los seguidores de Jesús podemos tener miedo. Por esos sus palabras me retumban con fuerza. "No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena volunta del Padre darles el reino."

Pero Jesús no se queda allí, no sólo les da palabras de ánimo para calmar su ansiedad y proveerles un escape, sino que les invita a ver por aquellos que menos tienen. Jesús continúa hablando y les dice: "Vendan sus bienes y den a los pobres. Provéanse de bolsas que no se desgasten; acumulen un tesoro inagotable en el cielo, donde no hay ladrón que aceche ni polilla que destruya. Pues, donde tengan ustedes su tesoro, allí estará también vuestro corazón." Las palabras de Jesús son claras, aún cuando vivimos en un mundo que no nos asegura bienestar, no podemos vivir para nosotros mismos, protegiéndonos y pensando solo en nuestro futuro de manera egoísta. Él nos invita a confiar, a ambicionar por el reino de Dios, a poner nuestros ojos en lo que en verdad vale y no tener nuestro corazón en las cosas de este mundo.

La promesa es que Dios tiene cuidado de su pequeño rebaño, él es el buen pastor, que cuida, alimenta, viste y protege a los suyos. "No tengan miedo..." nos dice ahora y ante esas palabras y el encuentro personal con él, no podemos vivir sólo para nosotros mismos y nuestros deseos egoistas, al confiar, le cedemos el control, queremos su voluntad, amamos al prójimo como a nosotros mismos y confiamos en Su bondad...

08 noviembre, 2011

"Cristianismo sin religión"

Esta frase la acuñó Karl Barth, y posteriormente fue utilizada y redefinida por Dieterich Bonhoeffer, dos teólogos protestantes muy importantes del siglo pasado. Justo ahora estoy leyendo un poco de historia del cristianismo del siglo XX y pensando las formas en que entendemos el ser cristianos en Tijuana... Aún cuando estoy segura que Dios se muestra y se revela a través de los suyos, me cansan muchos nuestros moldes religiosos, esos a los que nos aferramos, que no dejan a otros ver a Jesús y vernos a nosotros como somos...

También les comparto que mi tiempo por el blog será escaso estos próximos 3 meses porque tengo la encomienda de terminar mi tesis sobre la Historia de Compañerismo Estudiantil. Esto es tanto un proyecto académico, un compromiso con Dios, con la comunidad de Compa y también un sueño...

Estoy metida en varios proyectos y por ahora tengo muchos sueños, dudas, anhelos y preguntas en mi corazón. De pronto también siento mucha desilusión del mundo y de mí misma, pero me doy cuenta que mis expectativas no son reales. Con esto quiero decir que espero perfección ante lo que veo, pero la Biblia me recuerda como las cosas no pueden ser así, al menos no por el momento.

No soy conformista, de ninguna manera, pero me voy obligada a reconocer que el mundo en el que vivo es hostil, que las relaciones, aún en el contexto de las Iglesia son complejas y que mi propio corazón es engañoso... y por eso vino Jesús. Por esta razón Dios mismo se encarnó, para cambiar la condición de separación hacía él, se acercó y está conviertiendo este mundo de ruinas en lo que siempre debió ser. Vino para hacer de muchos sus hijos e hijas amad@s, a aquellos a quienes le recibimos. Así que sigo teniendo esperanza, en el día a día, su Palabra me lo recuerda... y sigo soñando: con la Iglesia, la tesis, el presente y el futuro del Reino, con que todos seamos llenos de su gloria. Amén.

14 octubre, 2011

Reflexiones del viaje: sueños y realidades

Estoy en Chihuahua. Eso es una realidad en mi vida, junto a muchas otras que no son tan evidentes. Disfruto estar en otra ciudad, con otra gente, una cultura diferente, perspectivas y sueños compartidos... Disfruto mi trabajo porque es un regalo de Dios, me maravilla ver lo que Dios está haciendo entre los estudiantes de otros lugares y me emociona saber que se mueve de forma muy especial en el Norte de México, donde hemos sido tan golpeados por la violencia, el narcotráfico, la corrupción y la muerte.

"Los campos están listos para la ciega", estas palabras de Jesús están en mi mente, y estando acá lo veo con claridad. Hay necesidad de obreros y de seguidores de Jesús dispuestos a asumir la universidad como campo de misión, a hacer el trabajo sencilllo pero dificil de compartir el evangelio y la vida con el prójimo, con el estudiante que está a su lado.

Este tiempo también es diferente, porque inaugura un tiempo de viajes, seguramente más constantes, por el Noroeste del país y me empiezo a familiarizar con centrales, aeropuertos, fronteras distintas a la de San Diego-Tijuana, con carreteras y otros paisajes. Me emociona, pero no es una emoción pasajera, es una que sabe que esto es parte de mi realidad y del llamado de Dios para mi vida ahora.

En mi maleta cargo con libros y mi libreta, en ella y en mi corazón cargo preguntas, sueños, anhelos, dolor y mucha esperanza. Todo esto también pesa. Veo respuestas, algunas nítidas y otras que comienzan a clarear, muchos sentimientos a lapiz y el deseo por madurez al proceder con lo que viene, con lo que Dios presenta en mi vida. Y es que al viajar vengo con todo lo que soy, pocas cosas se pueden quedar en casa, todo me acompaña.

Empiezo a extrañar, empiezo a sentir diferente, empiezo a pensar lo que significa seguir a Jesús a mis 24 años (y los que siguen), voy comprendiendo más cómo es Dios...y me voy entendiendo mejor. Valoro diferente a mis amigos de lejos, mis padres, los regalos, lo que Dios presta, mis tiempos con Él... Ya no puedo ver la vida igual, no es la misma mirada de adolescente, pero me gusta, me gusta que algo en mi crece y el compromiso de niña sigue, pero maduró. Me encanta que mi oración de lois 15 sea una realidad a los 24, porque muestra que Dios es fiel y lo seguirá siendo...

06 octubre, 2011

Pedagogía de Dios

El curso de estas últimas semanas ha sido acerca de la FE. Me encanta mi Maestro, porque es paciente y su pedagogía involucra a toda la persona y el contexto en el que me encuentro.
Por las mañana, ya sea en Hechos o en los Salmos de Ascenso, él se encarga de invitarme a creer y confiar. Me muestra cuan digno es de confianza y me dice cosas muy prácticas en las que puedo ejercitarme. No promete que las cosas sean sencillas, pero siempre está presente; de pronto me deja trabajar sola, pero sé que tiene sus ojos fijos en mi y eso me da mucha seguridad.

Al estar trabajando, me recuerda a no quitar mis ojos de él, a enfocarme, porque en el momento en que lo hago, pierdo perspectiva y me guío por lo que veo. He entendido que la fe no está peleada con la razón, sino con la vista, je. Los desafíos que enfrento a nivel personal, familiar o ministerial son grandes y muchas veces dudo de mi misma, por eso me está enseñando a no quitar mis ojos de él. Su forma de trabajar es diferente, no hace las cosas impulsivamente, ni está tratando de ganar el favor de los demás; yo lo veo en su Palabra, él dice y hace lo que vio decir y hacer a su Padre y su ejemplo me enseña. Quiero que aprende de él y que también yo sirva y guie a otros con integridad.

No le preocupa lo que puedo grabar en mi mente o que tan buena soy manejando teorias e información, él quiere que viva las cosas que voy escuchando. Me invita a OBEDECER, porque me dice que eso es parte fundamental de vivir la FE. La FE no es creer que las cosas saldrán bien de acuerdo a mis parámetros, es confiar que Dios es quien dice ser y que ha hecho lo que dice su Palabra y que su voluntad se cumplirá. Y en el caso específico de mi vida, CONFIAR que estoy en sus manos, saber que lo que sucede obra para bien, es decir, de acuerdo a su propósito eterno y que por lo tanto puedo DESCANSAR en él. Las circunstancias son el escenario en que vivo confiando en Dios, no lo que determina mi confianza en él.

Estoy muy agradecida, porque lo veo hablándome claro y preciso, y porque él quiere hacerlo, quiere enseñarme y quiere enseñar a otros. Tiene el tacto de un Padre bueno y toda la autoridad como Señor, es maravilloso caminar con él y aprender cómo es. Aprehender sus enseñanzas no te permiten ser igual, vivirlo es una experiencia transformadora y profundamente significativa.

Es un buen Maestro, el mejor.

Y tú:

¿Qué estás aprendiendo de Dios ahora?

¿Qué cosas crees que sabes pero no estás viviendo? ¿Cómo puede cambiar eso?

20 septiembre, 2011

Andar descalzo...

Es una canción de Aldaba que expresa bien lo que creo... porque me niego a "sentar cabeza", si eso significa dejar a un lado la ilusión y la verdad del Reino; eso es lo que no quiero.



Arriba vá la serranía,
viento que sopla, agua y neblina...
cómo me gusta ver que aparece
de vez en cuando su lejanía
su lejanía
Llevo montañas, caminos viejos
casi olvidados, amarillentos,
caras de niños, lluvias de aleros,
rieles perdidos, rumbos desiertos,
rumbos desiertos...

¿Y qué le hago si eso es así,
si basta un río para sentir,
si la ilusión no sentó cabeza,
si andar descalzo me hace vivir?
¿Y qué le hago si estoy de ti
enamorado y quiero decir
a voz en cuello que lo que quiero
es lo que quieras tú para mi?
Tu cruz al fondo de la memoria
significando todas las cosas;
y estas canciones enraizadas
como en los campos las araucarias,
las araucarias...

¿Y qué le hago si eso es así,
si basta un río para sentir,
si la ilusión no sentó cabeza,
si andar descalzo me hace vivir?
¿Y qué le hago si estoy de ti
enamorado y quiero decir
a voz en cuello que lo que quiero
es lo que quieras tú para mi?
Tú para mí.

19 septiembre, 2011

"Obediencia larga en una misma dirección"

Este es el título de un libro de Eugene Peterson, que algunas mañana me acompaña durante los tiempos de silencio, reflexión y devocional. Pero hoy, de manera clara y específica, me caló hondo. Comparto algunas frases (en inglés y español):

Sobre los Salmos: "There is no literature in all the world that is more true to life and more honest than the Psalms, for here we have warts-and-all religion. Every skeptical thought, every disappointing venture, every pain, every despair that we can face is lived through and integrated into a personal, saving relationship with God-a relationship that also has in its acts of praise, blessing, peace, security, trust and love."

Sobre la fe: "Lo que es peligroso en mi vida es mi trabajo como cristian@. Cada día pongo mi fe en la linea. Nunca he visto a Dios. En un mundo donde todo puede pesarse, explicarse, contarse y es sujeto al análisis psicológico y al control científico, yo persisto en hacer del Dios que nadie ha visto ni oido y de quien nadie puede probar, el centro de mi vida. Ese es un riesgo." (traducción libre)

Sobre la esperanza: "Todos los días pongo mi esperanza en la linea. No se nada sobre el futuro... Puede haber enfermedad, accidentes, una catástrofe personal o mundial. Antes que el día termine puede que esté lidiando con muerte, dolor, pérdida o rechazo. No sé lo que el futuro me espera, para quienes amo... Pero, pese a mi ignorancia y rodead@ por pequeños optimismos y pesimismos cobardes, digo que Dios hará su voluntad y persisto alegramente en vivir en la esperanza de que nada me separará del amor de Cristo."

Sobre el amor: "Todos los días pongo el amor en la linea. No hay nada que sea peor haciendo, que amando. Soy mejor compitiendo que amando. Soy mejor respondiendo a mis instintos y ambiciones... Estoy educad@ y enseñad@... a que las cosas salgan a mi manera. Y aún así decido, cada día, el hacer a un lado lo que mejor hago e intentar hacer lo que hago tan torpemente: abrirme a las frustraciones y las fallas en amar, atreverme a creer que el sucumbir al amor es mejor que triunfar en el orgullo."

Todas estas palabras las hago mías, no es fácil seguir a Jesús... "Todo es un trabajo peligroso; vivo en el límite de la derrota todo el tiempo..." Pero creo que Dios está ahí por mi... Es dificil creerlo, pero lo creo.

14 septiembre, 2011

La Palabra, la Palabra...

Lo digo 2 veces porque lo importante se repite. Y también, en 2 días ha tenido 2 efectos diferentes en mi. Ayer me llevó darme cuenta de mis falsos conceptos sobre la vida y la manera en que debo vivirla, me confrontó duramente. Hoy, me anima al ministerio, me lleva considerar lo que está haciendo y el tremendo privilegio que tengo de colaborar con Él.


La relación con la Palabra no es "fácil"; conocerla es adentrarme en relación con Aquél que me llamó, conocerlo mejor, saber lo que le gusta y no le gusta y estar dispuesta a someterme a eso. No es escuchar y entender lo que yo quiero y entonces hacer lo que yo quiero, es realmente considerar lo que está diciendo, entender su voluntad a partir de Su carácter y pedirle que me ayude porque no puedo sola.

Hoy, en Hechos 20 me veo fascinada de nuevo con el modelo de ministerio de Pablo. Su discurso a los pastores de Éfeso no es un discurso llano y sencillo, está lleno de emociones profundas, de recuerdos, ánimo y advertencia. Y es claro, porque el llevar a otros el evangelio, implica poner nuestras vidas para este entero propósito. Solo quiero resaltar algunas cosas esta mañana, que son una invitación a seguir hablando con Dios:
  • Pablo se pone como ejemplo, él sirve a Dios, su servicio a otros es una expresión de esto. No es perfecto, pero ha sido íntegro, rinde cuentas, lo han visto trabajar, no ha escondido nada, ni sus lágrimas, sus luchas o pruebas.
  • Ni la vida de Pablo es suya, ni el ministerio le pertenece. Pablo entrega su vida y el ministerio le es encomendado por Dios, quien es el jefe.
  • El compromiso es cuidar de la iglesia (los herman@s en la fe que nos toque servir), pero la Iglesia es de Dios, comprada por Su sangre y somos apuntados siervos por el Espíritu Santo. ¡Qué animo!
  • Su principal preocupación es que los pastores de Éfeso se dediquen a enseñar la Palabra del Reino, que proclamen el evangelio al enseñar, exhortar, persuadir y dialogar con otros. Es un ministerio diverso y de profundidad, con la Palabra al centro.
  • Dios y su evangelio de gracia es lo que nos da la fuerza y nos mantiene anclados en la verdad.
  • Hay amor profundo expresado en las relaciones: oran, lloran, se duelen...
Algunas preguntas:

¿Cómo te relacionas con la Palabra de Dios? ¿Cómo respondes a ella?

¿Cómo es tu servicio a Dios? ¿Qué te llama más la atención del ministerio de Pablo?

12 septiembre, 2011

Los costos

Negarme. Amarte más. Anhelarte a tí por sobre todas las cosas. Renuncia. Dolor. Sudor y fuerzas. Entrega y cansancio. Sufrimiento. Cruz. Identificarme contigo. Muerte.

Porque no pides mucho, lo pides todo. Y así debe ser, tú eres Señor, Creador y Sustentador de todo. El que salva y reina. Reconocer que rendiré cuentas del dinero, recursos, tiempo y relaciones que llegan a mi. Que no poseo las cosas, ni a la gente, ni "mi" tiempo y que debo ponerlo todo para el beneficio de tú Reino.


Por eso animaste a los que caminaban tras tuyo a considerar el costo antes de seguirte. A no tomarlo a la ligera, a reconocer que contigo es darlo TODO, así como tú lo diste TODO. Imagino que muchos derramaron lágrimas. Pero prefirieron tu voluntad, propósito y planes. Confiaron en tu bondad porque te has mostrado digno de confianza.

Al final, lo mejor es amarte más. Tú eres la recompensa, la mejor que existe. Recibimos de vuelta la vida. Nueva familia. Provisión. Hogares. Gozo. Resurrección. Tú descanso y tu paz. Vida. Todo resignificado a partir de luz.
Yo te sigo...

06 septiembre, 2011

Album de fotos

01 septiembre, 2011

Aprendiendo evangelismo de Jesús

Justo hoy terminé de leer este libro de Jerram Barrs. Desde hace 2 meses estaba a sólo 2 capítulos de terminar, y por una u otra razón (o libro que se atravesaba) lo tenía pendiente. Pero sucedió en el tiempo oportuno. De alguna manera este libro me ha acompañado los últimos meses, al invitarme a re-conocer y re-descubir a Jesús en sus acercamientos con otras personas.

Lo que hace el autor es exponer algunos pasajes biblicos de encuentros y acercamientos que Jesús tiene con diversas personas en los evangelios, y de ahí reflexiona sobre las implicaciones y enseñanzas para el evangelismo. Finalmente y sobre todo, reconoce que Jesús es y sigue siendo nuestro Maestro de evangelismo y es el mejor que ha habido.

El libro me movió a diversas experiencias, emociones y prácticas. En un par de ocasiones sentí mucho pesar por cuánto de Jesús nos hemos perdido al leerlo desde nuestros moldes, y cuando leía el relato del Evangelio y los comentarios del autor sentía que estaba ante alguien que no conocía, porque nunca hubiera atinado esa reacción o respuesta de parte de Jesús. Me sedujo y me convenció su amor, aún cuando me confrontó su claridad para afrontar a los religiosos de la época. También compartí algunas ideas en estudios bíblicos y predicaciones en iglesias. Ha modificado mi manera de acercame a mis amigos, a los estudiantes y a las personas de mi familia. Al conocer mejor a Jesús, quiero ser más como Él.

El libro me ayudó a aterrizar muchas ideas que ya tenía dando vueltas por mi mente, sobre todo en cuánto a esto del evangelismo, porque doy talleres y comparto sobre el tema, pero no estoy contenta con la forma en que lo entendemos comunmente y yo misma me veo desafiada ante Jesús. Una vez más, renuncio a los moldes que pretenden resultados de maquiladora, donde todo está bajo el control de aparatos; veo cómo Jesús trató con personas, escuchó con el corazón y tenía la sublime expresión de amor en todos sus actos, aún cuando confrontaba la horrible realidad del pecado que nos aleja de Dios, y que nos aleja de nuestros semejantes.

Jesús hablabla de manera sencilla y de acuerdo al interés de sus oidores, sabía bien cómo abordar a grupos muy diversos y con intenciones distintas, en la misma ocasión. Jesús quiere que otros conozcan las buenas nuevas y estaba allí donde la gente, hablando como la gente y amando a la gente. Me gustó imaginar a Jesús en acción, me hizo considerar su amor, me confrontaron sus palabras y actitudes y me desafió su manera de evangelizar, de darse a conocer.
*Si tienes más interés en conocer a Jesús, te invito a ir a los evangelios, a ver sus encuentros y conversaciones con las diferentes personas. ¡Estoy segura que te sorprenderás! ...y si ya lo has hecho, ¿qué te ha parecido?

26 agosto, 2011

Hechos al día de hoy

¡Doy gracias a Dios por su Palabra!

Estos días han sido emocionantes, pero estoy segura que si no fuera por el tiempo que puedo meditar en lo que Él dejó para nosotros, las cosas no tendrían sentido. He estado tratando de organizar lo que resta del semestre, pensando en los tiempos, compromisos, reuniones y prioridades. No quiero perder de vista varios temas y necesidades, pero creo que lo que más he disfrutado es meditar en el libro de Hechos.

He tratado de ponerme al día con el estudio bíblico de los miércoles, porque cuando me fuí nos quedamos en el capítulo 15, pero ahora vamos en el 18. Asi que poco a poco estuve leyendo y meditando. Son relatos llenos de emoción, de personas transformadas de muy diversos contextos, de lugares donde llega el Evangelio y seguidores de Jesús buscando ser fieles a pesar del costo. Me llamó la atención la guianza de Dios a través de su Espíritu, impidiéndoles llegar a Asia y abriéndoles puertas para Europa primero.

Me detuve en el capítulo 18, cuando Pablo llega a Corinto y Dios le anima a través de una visión. Es sencillo, Dios le dice que no dejará que nadie le toque y le haga daño. Pablo ya había sufrido a causa del Evangelio, pero en esta ocasión recibe una promesa, expresión del cuidado de Dios para su vida, lo que le anima a quedarse más tiempo. ¡Dios cumple su promesa de cuidarlo mientras está en Corinto! Usa un dirigente romano para protegerlo de los mismos judíos y Pablo después entrega sus votos a Dios por el tiempo con los corintios. Es una linda historia de la fidelidad de Dios y la fe de Pablo.

Pablo no aparece sólo en los relatos de este capítulo, primero están Silas y Timoteo, amigos clave para que él pudiera dedicarse por completo a compartir la Palabra y después Priscilla y Aquila, una pareja con quienes comparte oficio y fe. Dios usó la persecución para llevarles a ambos a Corinto. Pablo tenía equipo, y Dios tejió vidas e inició encuentros para Su historia. Esta era una ciudad muy importante y estratégica de la región, desde allí el Evangelio podría alcanzar otros lugares, y de la misma manera lo era Éfeso, el lugar que Pablo visita después.

Pienso en que Dios, como soberano de la historia se sigue moviendo de formas maravillosas y misteriosas. En mi contexto también...

  • Dios usa situaciones de dolor y sufrimiento para llevar gente -y estudiantes- a lugares donde aún no hay obra estudiantil
  • Dios ha levantado la obra en una ciudad de la región para bendecir a otra ciudades cercanas y lejanas. No es la búsqueda de estrategias, es la constante guianza y cuidado de Dios en el día a día.
  • pienso en los equipos de trabajo, la forma que Dios ha tejido mi historia con la de otros, para trabajar juntos en la misión

Estas son razones para agradecer a Dios y para seguir meditando en sus obras. Y también ha sido para mi una manera de pensar el ministerio, no para imitar estrategias, pero sí para observar modelos y dejar que Dios guíe la obra y sigamos viendo Sus
Hechos al día de hoy.

19 agosto, 2011

Carta a una querida amiga,

Hoy hablamos por teléfono. Cómo te decía, durante el viaje te tuve presente y de manera muy especial, hoy quería compartir contigo lo que Dios está haciendo en mi corazón, lo que me enseñó estos días fuera de casa y quería escucharte.

Varias veces rodaron lágrimas por mis mejillas, si te hubiera tenido enfrente hubiera llorado como lo hice cuando estuvimos juntas en el hospital. No era por tristeza, me conmovió escucharte, porque en verdad imaginé estar en tu lugar, no se me hace tan dificil ponerme en tus zapatos, y creo que lo entiendes, porque Dios nos ha regalado esta amistad y él nos ha unido de manera especial. No entraré en detalles, porque este es un espacio público, pero cómo te dije, quería escribir algo sobre nuestra plática. Me alegró mucho escucharte y entender mejor cómo Dios trabaja en medio de circunstancias de enfermedad y dolor. Soy testigo de cómo Dios tiene el control hasta de los detalles más insignificantes y doy gracias que lo ves con tanta claridad y eso te anima a confiar en él aún más -y de paso, animas mi fe y la de otros que estamos cerca de tí-.

También doy gracias a Dios porque nuestra amistad ha crecido por la Palabra y se ha fortalecido en la adversidad, porque hemos compartido las amistades y el ministerio, y porque nunca he temido decirte la verdad o confrontarte con lo que veo. Creo para tí la experiencia es parecida. Ahora que estuve fuera del país, sabía que estabas orando por las cosas que de pronto podía decirte que pasaban por mi cabeza y corazón. Yo sabía de tu salud por los correos que me enviaste y aún cuando los diagnósticos no eran tan alentadores, sé que Dios tiene el control. ¿Por qué te trajo a Tijuana? Aparte de todo lo que no sé y no entiendo, me dio el privilegio de cuidarte y a los Compas de BC nos permitió atenderte y aprender junto a ti.

Ahora que estoy de regreso, me da gusto que compartamos cómo el Señor nos desafía a verdaderamente dejar el control en sus manos. A ti te lo ha quitado (en un sentido) y a me invita a cederlo. Mientras yo aprendo de esta experiencia tuya, sé que tu aprendes de lo que el Señor me ha dado, y el intercambio de vida y esperanza se enriquece al reconocer al Dios que nos guía y nos invita a seguirle, a identificarnos con él y a tomar nuestra cruz. Compartir contigo las implicaciones de la renuncia me anima, porque me conoces como amiga y en medio de esto entiendo mejor el amor de Dios, el de Jesús quien es Amigo.

En este tiempo de viaje, como te dije, Dios me recordó cosas muy básicas como lo ha hecho contigo. Creo que Dios usó este tiempo como parte importante del proceso de formación en el que nos tiene y me enseñó cosas que tengo el anhelo de aprender bien, para que otros se beneficien de ello. Ya escribiré más de todo esto, creo que al escribir me hago consciente de todo lo que Dios está haciendo. Pero esta noche sólo quería agradecer a Dios por nuestra amistad y comenzar mi regreso a casa agradeciendo por lo que él hizo antes de irme...

Dios contigo,

14 agosto, 2011

Pequeña meditación sobre cómo es Dios...

Barcelona, España

Hoy por la mañana reflexionaba esta frase del Salmo 145:

"El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor."


Al pensar en cómo es Dios y lo que significan estas palabras para mi, me detuve en lo que significa ser clemente y compasivo... Pero más aún, me detuve un buen tiempo en la parte de lento para la ira. Pensar en la lentitud de Dios de pronto suena extraño, pero en el contexto de la frase creo que explica mejor cómo es el amor divino.

Las palabras hicieron eco porque contrastan con la idea que a veces albergo en lo profundo, acerca de Dios. El de alguien listo para castigar, que se enoja a la menor provocación y que actúa de forma airada. Es difìcil reconocer que esta imagen en ocasiones asalta nuestro corazón, pero por eso nos cuesta tanto trabajo confiar, porque no le conocemos, y tampoco reconocemos nuestras falsas ideas sobre Él.

Marilyn Stuart, cuando expuso este Salmo en la Asamblea Mundial, nos recordaba que no podemos basar nuestra idea de Dios en nuestras experiencias o emociones, sino sólo en su Palabra. El Dios en quien creo es "...clemente y compasivo. Lento para la ira y grande en amor."

Él no reprime su enojo, pero es lento para actuar en base a su enojo. Espera que nos arrepintamos, nos da esa oportunidad. Esto que David escribió, son palabras para hoy. Hay mucho de su sentir, pero también está la verdad sobre quien es Él.

Que pueda yo y puedas tú, creer lo que dice la Biblia acerca de Dios...esta es mi petición.

12 agosto, 2011

hasta Budapest...

"Se hablará del esplendor de tu gloria y majestad, y yo meditaré en tus obras maravillosas." Salmos 145:5

Intento hacer un recuento de los últimos días por la República Checa y Hungria, y este poema de David regresa mi mente. Hoy por la tarde pensaba en sus palabras, y reconozco que no me es tan fácil meditar en lo que Dios hace y está haciendo. Pero también veo cuan necesario es hacer un alto, considerar y reflexionar en las obras maravillosas de Dios a mi alrededor.

Después de viajar por varios días por lugares muy lindos de Europa del Este, conociendo gente e historias de lo que Dios obra en otros contextos, puedo ver cómo se "habla" y se celebra la obra de Dios y estoy agradecida por ese privilegio. Pero también veo el riesgo de no detenerme y meditar en lo que esto significa para mi, y sólo ser una expectadora: alguien que no reconoce el obrar de Dios y por lo tanto no habla y proclama sus maravillas.

Creo a veces el riesgo al viajar y ver tantos edificios, museos, palacios y paisajes está en que nos convertimos en simples expectadores y consumidores de cultura. Gente que no considera las historias de los nativos, que no pregunta, que no se deja afectar por el dolor del pasado, o que si lo hace, ni siquiera piensa en cómo eso ayuda a entender nuestro hoy. Esa ha sido una tentación para mi ahora, por eso quiero escribir un poco, por eso quiero detenerme. Necesito tambiénreconocer que Dios está haciendo cosas en mi corazón y recordándome lo sencillo y profundo de su amor, lo grande de su poder y su bondad inagotable.

En cuanto a los lugares visitados, les comparto que tanto en Praga como en Hungria tuvimos (algunos colegas del movimiento estudiantil y yo) la bendición de ser hospedados por gente IFES que aparte de abrir sus casas y oficinas nos permitieron tener un sabor más rico de sus paises. En Praga compartimos la comida, historias de amor en el ministerio y un juego de mesa con Thomas y Daniella, quienes también nos llevaron a su iglesia y nos explicaron más de lo que significa ser cristiano en esta parte del mundo. En Budapest estuvimos en la oficina nacional y aparte de compartir la comida húngara que es riquísima, bailamos al son de la música de Transilvania, mientras disfrutamos de la alegria y la hospitalidad de Agnes, quien nos guió por la ciudad y un poco de su historia.

Ahora estoy en otra ciudad, con otra gente y con el deseo de meditar más, de reconocer lo que Dios está haciendo de forma evidente en el mundo, pero también de no perder de vista lo que quiere seguir trabajando en mi corazón en medio de todo esto. Sé que Él está obrando en mi ciudad, con los estudiantes con los que trabajo y con los amigos con quienes comparto las buenas noticias allá donde vivo... Por eso anhelo que mi corazón se enfoque de nuevo; quiero dejar que Dios me recuerde lo básico, quiero meditar en sus palabras, mientras escucho y veo su gloria, majestad y sus obras poderosas en todo lugar a dónde voy. Quiero colaborar y agradecer todo aquello que El está haciendo...

*La foto es en Budapest. Una vista panorámica de Pest, desde Buda y el río que las divide es el Danubio.

07 agosto, 2011

En Praha

Este viaje ha tenido muchas experiencias buenas y significativas. Justo ahora hemos hecho algunos cambios al itinerario, pero creo que Dios mismo nos abre -y personalmente estoy muy agradecida- un espacio de mayor descanso en medio de toda la agenda. Hace 2 noches viajamos por tren hacia esta hermosa ciudad en la República Checa y ha sido fascinante conocer un poco más de su historia y ver los edificios como huellas de un pasado que aún dialoga con su gente, que responde a las preguntas de los viajeros que la visitan.
¨
Aún sin querer, es difícil no comparar Polonia con la República Checa, y mas específicamente Cracovia con Praga. Y reconozco que mis apreciaciones son bastante subjetivas, pues solo he tenido destellos de ambos lugares. De Cracovia tengo conmigo un recuerdo muy lindo, porque fue un punto de encuentro de más de 150 naciones bajo un mismo Nombre, la amabilidad de los hermanos y hermanas polac@s fue especial, y disfruté de su comida e historia. También fue un encuentro con las cicatrices de su pasado, especialmente con el siglo XX, lleno de dolor y resistencia. Pensé mucho en todo lo malo que somos capaces de provocar sobre otros y la maldad que nuestro corazón puede reproducir, y la educación por si sola no resuelve.

Polonia fue también un espacio que Dios dispuso para que yo le escuchara, y encontrara su respuesta a algunas preguntas. No ha sido fácil, pero en medio de todo, adelante y detrás El me ha rodeado y me ha brindado paz y seguridad, a pesar de mis propios temores e incertidumbres...

Ahora en Praga estoy maravilla de la ciudad, y en un encuentro conmigo misma, donde reconozco que el viajar, por sus implicaciones de mucho cansancio y negociación, pone sobre la superficie muchas de mis fallas y me hace consciente de mis debilidades. Aqui también recurro a Dios para pedir que su amor me llene y pueda amar como El ama. Me recuerda su bondad y amor le definen y El está cercano de quienes le llaman, asi como lo está un amigo. (Varias de mis reflexiones de los últimos días se enmarcan en Salmos 145, y he tenido la oportunidad de seguir masticando este poema de David, espero compartir más de ello en próximas publicaciones, tendrán que ser pacientes).

Hoy también asistí a una iglesia checa y compartí un poco de lo que Dios ha hecho en nuestro lado del charco, en mi vida y mi familia. El contexto acá es muy diferente y sus desafíos son otros, pero Dios está trabajando en vidas de personas quienes ahora tienen un rostro para mi y con las cuales comparto el privilegio de ser parte de Su misión en el mundo.

Hay mucho más que contar, pero reconozco las limitaciones de este medio, por eso me gustaría que quien lea y quiera compartir más, disponga un tiempo para disfrutar un tiempo face2face, ahora que regrese a casa, o en otro lugar donde podamos encontrarnos. Gracias por ser parte de esto...


Praha, 18horas, 7 de agosto, 2011

03 agosto, 2011

Un poco de lo que creo y siento al final...


4 de agosto, 10:15am

Ayer terminó la Asamblea Mundial. Hoy estoy desvelada, he visto a muchos irse a sus paises de nuevo, y hay cosas que no quiero olvidar de este tiempo y experiencia. Es mucho, y veo la necesidad de escribir para dejar memorias, que esto se convierta en una manera de reconocer la gracia de Dios en mi vida y en el mundo.

La gracia de Dios y su amor por mi se han hecho evidentes en lo profundo. No solo fui desafiada a pensar las redes sociales o los sistemas económicos desde una perspectiva cristiana, sino también a considerar el amor y la bondad de Dios para mi vida de forma personal. Dios es clemente y misericordioso, lento para la ira y grande en amor... (Salmos 145) Finalmente, es mi conocimiento intimo de Dios lo que me invita a llevar a otros tan lindo mensaje de un Dios que ama, está cerca, acompaña, cuida, sostiene y se ha dado a conocer de manera personal.

Unas palabras de ayer fueron muy significativas, y las apropié, era algo asi: "Que sea nuestra oración que el Señor nos conceda la gracia para estar dispuestos a morir por él, quien es el unico que puede salvar a nuestro mundo". Y en este tiempo el Señor ha afirmado, clarificado, pero también me ha llevado a la renuncia dolorosa y gozosa, con muestras claras de que Él es el único digno de confianza plena.

Ahora cierro los ojos y veo los rostros de mis hermanos y hermanas de todo el mundo, y agradezco el sacrificio de muchos en venir acá. Pienso que muchos regresan a contextos de persecución, violencia, dolor y mucha incertidumbre. Pero la Palabra del Señor es para todos y nos ha dado esperanza. !Que vivamos siempre a la luz de la esperanza, en donde estemos y como estemos!

30 julio, 2011

Conmovida

1:22am enn Cracovia

Hoy fue un día más en la Asamblea Mundial- el 4to dia-y ya vamos a la mitad. Algunas cosas empiezan a tener mayor sentido, me ayudan a formular mejores preguntas y desafían mis creencias y mi forma de ver el mundo.

La exposición biblica de Vinoth Ramachandra por la mañana nos llevó a lo básico de la fe cristiana: al amor a Dios y al prójimo, y con sus ilustraciones históricas desafío mi religiosiodad acomodaticia, que muchas veces prefiere cerrar el corazón y no admitir que muchas veces fallo en lo mas sencillo. Fue lindo recordar al final, que el Dios quien me llama, me invita a la honestidad y él me capacita para amarle a El y todo lo que El ama.

Después visitamos Auschwitz, fue una experiencia muy fuerte, con olor a muerte y con la necesidad de plantearnos preguntas acerca de asuntos como la historia, la memoria, el dolor, la reconciliación, el pecado y el perdón. Me ayudó a entender mejor las implicaciones de la soberania de Dios en este mundo donde no todo lo que sucede es su voluntad. Enfrentarme a esa tensión entre la soberania divina y la decisión humana, y ver que nuestra Historia es un producto humano. Pero también entender que Él mismo se insertó en la Historia, sufrió nuestro dolor, se humilló y en la CRUZ nos abre a nueva propuesta de vida... (En esta linea hay cosas que debo seguir masticando...)

Despues, seguí disfrutando de la Comunidad, la comida y ricos tiempos de conversación significativa alrededor de la mesa. La noche fue de lo mejor. Al escuchar tantas historias del mover de Dios en el mundo entre persecución y perseverancia, carcel y oración, cambio climático y responsabilidad social, frustraciones y conversiones, dolor y esperanza, opresión y un amor por Dios y la misión... me conmoví profundamente. Agradezco a Dios ser parte de IFES, porque como parte de la Iglesia global, ese organismo vivo donde Dios se mueve y actua como cabeza, pasan muchas cosas de las cuales yo también soy parte.

La noche terminó con un "perro caliente" al estilo polaco, que verdaderamente es de lo mejor que he probado... Ya es de mañana por acá, asi que ahora comienzo a descender a la cama... Espero seguir compartiendo.

(Espero subir fotos pronto)

29 julio, 2011

Reencontrándome con la Esperanza

...desde Krakow

Uff! No tengo idea por donde empezar a escribir algo acerca de este viaje, de este tiempo en la Asamblea Mundial de IFES en Cracovia, del tiempo que pasó en Tijuana con el Encuentro de Formación para Estudiantes y de las cosas que ahora Dios trae a la agenda de una manera bastante creativa.

Creo que será lindo y de mayor provecho para quienes me lean, saber un poco de lo que he reflexionado en la Palabra los últimos 2 días en la Asamblea Mundial, porque en muchas formas se relaciona con la experiencia cotidiana de todos nosotros en este mundo. Asi que mientras detengo el montón de sentimientos e imágenes que de pronto me inundan, les comparto algo de lo que estoy aprendiendo y siendo recordada.

Las exposiciones biblicas de ayer y hoy partieron de 2 pasajes del Apocalipsis, en los capitulos 7 y 21. Me recordaron de la ESPERANZA. Esa palabra de la cual hablamos mucho, pero que me pregunto qué significa para nuestros contextos -o específicamente mi contexto social- teñido de dolor, violencia, narcotrafico, ambición, corrupción e injusticia. Qué significa vivir a la luz de la imagen de la realidad que nos presentan la visión de Juan en Apocalipsis 7; la del Cordero que está sentado en el trono, quien reina soberano en el universo, cuando tantas veces yo no lo veo y mi vida no está orientada hacia El como el centro de todo... Esto es solo una idea, la cosa ha sido desafiante! Me llena de consuelo que El ve nuestras lágrimas...

Y luego, hoy por la mañana en Apocalipsis 21: Los cielos nuevos y la tierra nueva, las dimensiones de la redención de Dios que van mucho más allá de la salvación personal e individual, el amor de Dios por la humanidad, la esperanza de la restauración de todas las cosas por medio de El y saber que ya no habrá mas dolor, injusticia, opresion economica o politica y tantas cosas que duelen en nuestro en mundo... Es una esperanza real, bajo la cual somos invitados a vivir, a vivir bajo la luz del Cordero que reina y está sentado en el trono, quien está haciendo nuevas todas las cosas...

Podría decir mucho mas, pero el tiempo y las palabras no me alcanzan. Les invito a leer y dialogar con estos pasajes. La riqueza de este tiempo es ver la diversidad de acercamientos a la Biblia, ustedes pueden seguir conociendo mas del Cordero en la Palabra. Hasta ahora, puedo decir que estar en esta Asamblea Mundial de IFES, es algo asi como una "probadita de cielo" al ver el hermoso arcoiris humano; me hace anhelar más lo que vendrá, pero también me invita a la misión y a la profunda reflexión sobre la manera en que entiendo y vivo el evangelio. Termino orando y conmovida, que el Señor nos ayude a ser fieles.


28 junio, 2011

Dos grupos estudiantiles...

Quiero escribir sobre 2 estados de mi país y sobre dos grupos muy especiales de estudiantes a quienes amo.

Oaxaca y Baja California

Están muy lejos uno del otro y son diferentes en muchas maneras. Uno está en el sur y otro en el norte. A unos los veo una vez al año y a otros tengo el gusto de verlos crecer de cerca. Pero con ambos soy testigo de la gracia de Dios y me maravillo de su obra tan perfecta, pese a la imperfección de sus instrumentos.

A la distancia oro por Oaxaca, por los chicos a quienes Dios ha levantado, por sus historias y por su futuro. Muchos viven solos, sus padres han venido al norte buscando una mejor vida para que ellos puedan estudiar, la mayoria viaja varias horas para llegar a sus casas que están el Istmo, la costa, la montaña o un lugar aún más remoto. Todos ellos son valientes, entienden su contexto, buscan entender la Palabra y quieren ser fieles a Dios. También son estudiantes que deben trabajar para pagar sus estudios, que se mueven en contexto muy politizado y que luchan con carencias que en el "norte" a veces nunca enfrentamos. Cuando estoy allá, estoy siempre segura que Dios camina entre nosotros, le veo con tanta claridad, y aunque sé que él siempre está, es en aquél estado que le he visto de forma especial.

En Baja California tengo amigos con quienes camino de cerca. Algunos con quienes tomo chai al menos una vez al mes, con quienes comparto risas, lágrimas, postres hechos en casa, libros y muchas anécdotas cotidianas. Ellos han sido un canal para que yo entienda el propósito de Dios para mi en este tiempo de mi vida, y el recurso para permitirme ver mucho de lo que hay en mi corazón. No tengo palabras para expresar la forma en que Dios les ha usados a todos y cada uno de ellos, porque son muchos... Les amo profundamente y por sus gestos, el fruto de su fe, sus palabras, sus abrazos y tanta cosa compartida sé que ahora no debería estar en ningun otro lugar. Al menos eso sé ahora...


Son dos Méxicos, tan diferentes, y a la vez muy parecidos. Los rostros son distintos, pero mucho del corazón que Dios forja en ellos es similar. Son estudiantes que con limitantes, buscan dar gloria a Dios. No hay un grupo mejor que el otro, en ambos Dios muestra su gracia. De los dos he aprendido mucho, antes los dos me he visto desafiada y agradecida. Y escribo no sólo para reconocerles a ellos, sino al Dios que ha tejido historias que unen al norte con el sur y de las cuales agradezco el privilegio por ser un testigo más de la Vida.

20 junio, 2011

La experiencia de correr

...ha sido especial y significativa. Comenzó porque no tenía muchas oportunidades de hacer ejercicio en medio de una agenda cambiante y a veces medio caótica. Comencé caminando, hasta que me parecía aburrido sólo caminar y empecé a trotar un poco. Al principio me cansaba muy rápido, pero lo seguí intentando. Todo me parecía un poco tedioso, hasta que descubrí que correr podía ser una forma de desafío: me animé buscando correr más distancia y durante más tiempo. Algunas veces conversaba con el Compañero de camino, pero otras escuchaba algo de música o audiolibros.

Le empecé a tomar un gusto especial a los trotes matutinos, hasta que me di cuenta que cuando no lo hacía me sentía más cansada. Ayudó a mi disciplina, porque ahora debo domir temprano si al día siguiente voy a entrenar. Y cuando empecé a desanimarme un poco, conocí a otro corredor más experimentado. Comenzamos a correr juntos de vez en cuando y me pasó algunos tips, con él me di cuenta que tenía más resistencia de la que pensaba y me hizo ir más allá de mis limites. Después conocí al que hoy es mi entrenador y quien ha sido clave en la preparación para el medio maratón del próximo mes.

Algunas lecciones:
  • Me di cuenta de una parte de mi personalidad que también se imprime en otros proyectos que realizó. Me gustan las cosas que me desafían e implican un esfuerzo extra, algo que yo no manejo ni soy experta en ello. Me gusta aprender e ir practicando lo que aprendo, y seguir aprendiendo, aunque sea difícil y desgastante.
  • La disciplina es esencial para correr y para la vida. Debo comer bien, dormir bien y cuidar mi cuerpo. Sigo aprendiendo...
  • Los compañeros de carrera y de camino son fundamentales. Podía correr sola, pero no es lo mismo, me estanqué, no era desafíada, no sabía conversar y trotar, había cosas muy importantes de las cuales estaba perdiendo.
  • Un entrenador es necesario para prepararnos para la carrera, y en la vida. Los hermanos mayores, los que ya han corrido, han aguantado las dificultades y se han recuperado de las lesiones. También nos animan a seguir y a hacer más de lo que haríamos solos.
  • Es un proceso, no comencé corriendo 10 km, fue gradual. Así ha sido mi caminar con Jesús. Uno se ejercita en la fe y en la piedad también.
  • Tener un objetivo en mente: correr el medio maratón y mantenerme saludable. Siempre es importante tener los ojos fijos en Jesús, sino, uno se pierde en medio de todo lo que pueda venir.
  • Muchas veces hay obstáculos: un tirón muscular, un resfriado, cansancio, mucho calor o mucho frío... Pero lo importante es perseverar, reconocer cuando ocupo descansar y esforzarme en lo que viene, aún cuando quiero tirar la toalla.

Popular Posts