30 diciembre, 2012

Ante la posibilidad de un nuevo año

   En la publicación pasada agradecí muchas cosas a Dios por el año que está terminando. Sin embargo, en estos últimos días también me he detenido a pensar en las cosas que deben cambiar en mi vida; algunas requieren de disciplina, perseverancia y constancia, pero en cuanto a otras tengo poco o nulo control sobre ellas. He pensado mucho en lo que dejé de hacer (y no debí), en lo que no hice caso a Dios, lo que decidí apresuradamente y sin pedir sabiduria; también me he arrepentido y llorado, he considerado lo que podría mejorar y en aquello hacia lo que debo inclinar mi corazón, o pedir a Dios ayuda de manera muy específica. 


Este año fue bueno, pero no quiero lo mismo para el próximo. Mi mayor anhelo, es conocer mejor a Jesucristo, al Dios encarnado, y que cada día pueda vivir reconociendo que sí Él es Señor del Universo y a la vez mi tierno Pastor, yo quiero quererlo sólo a Él y  preferir sólo Su voluntad. Anhelo que Él sea mi mayor sueño y que todo lo que anhelo se ve afectado y mínimo ante mi deseo de quererle a Él. 

Les comparto 12 puntos (no es una lista exhaustiva ni muy específica) que son mis oraciones a Dios,  sobre los cuales me gustaría andar y otras cosas que están en mi corazón para el siguiente año, si el Señor me permite vivirlo:

1. Este año aprendí más sobre la oración y el regalo de poder conversar con Dios aún más allá de las formas "tradicionales", sin embargo, se que Dios me llama a más... Por eso quiero un espacio cada semana (estando en casa) para apartarme por un tiempo más prolongado para tomarnos un té, y que esto vuelva a ser parte de la agenda semanal. Y un día al mes para ser y estar ante Él... Que me ayude a encontrar formas de orar por otros de manera intencional y constante.


2. No quiero que lo primero que informe mi día por la mañana sean las noticias de la BBC, ALC o Adital, sino la realidad de Su Palabra. No quiero que mi día termine con las notificaciones de FB sino en oración a Dios. Por eso, el tiempo a solas con él  será más libre de la compulsión por lo electrónico, más sencillo... y después iré a las noticias, al trabajo y la realidad de este mundo, al cual Dios trae buenas noticias. 

3. Anhelo orar más con otros. Heinvitado a los colegas en el ministerio estudiantil a orar una vez al mes juntos, diré que sí a las invitaciones a la oración comunitaria y promoveré esto entre estudiantes, familia y amigos. Necesito de otros en esto también. 

4. Quiero comenzar ayunar y espero practicarlo con alguien más. Me gustaría ayunar una vez por mes e ir aprendiendo más de esto. Sé que es un medio de gracia para conocer más a Dios y rendirme más de mi ante él.

5. Oro por un año donde mis finanzas sean usadas más conscientemente para la extensión del Reino, es decir, apoyar otra causa  que promueva el Evangelio y su justicia. No quiero comprar cosas innecesarias, así que pensaré bien cómo puedo poner límites a mi consumo y hacerme la pregunta constante de si lo que compro abona al Reino o podría usarse de una mejor manera. Que la compra de comida sea para compartir con otros y la ropa para abrigar a los que tienen frio. Quiero aprender a ser generosa con lo que tengo


6. Acompañar a papá a la entrega de comida a los migrantes, ir al centro de rehabilitación de mujeres o al hospital general mínimo una vez por mes, e invitar a otros a acompañarme. 

7. Si comienzo estudios formales de maestría este año, quiero hacerlo con la pregunta constante ante Dios de: ¿cómo esto servirá para amarte más y amar más a mi prójimo? ¿Cómo usar esto para tu gloria, Señor? 

8. Le pido a Dios que me regale la oportunidad de compartir sus buenas noticias con gente que esté buscándole consciente e inconscientemente. Que me ayude a ser Su testigo. 

9. Quiero seguir conectando el Evangelio con el Mundo y animar a otros a hacerlo. Trabajar en la red de Desafíos contemporáneos a la fe. 

10. Escribir en este blog y sobre al menos un tema de manera más profunda que pueda ser compartido con otros. 

11. En medio de varios cambios y desafíos nuevos, buscar el pastoreo de 3 personas que ya me acompañan de una u otra manera, y proponerme a ser vulnerable para dejar que otros me acompañen. 

12. Hacer ejercicio  al menos 3 veces por semana estando en casa o 2 estando fuera.


29 diciembre, 2012

Para recordar, escribir y agradecer.

Con el cierre de un año, me parece un buen ejercicio hacer un recuento de lo que fue... Con estas ganas de escribir y no saber por dónde empezar, esta me parece la mejor opción. Quiero agradecer lo que aprendí, y sobre todo agradecer a Dios quien da sentido a la vida, quien posibilita amar y acompaña en el dolor.

Ante la falta de inspiración, leí algunas cosas de hace años: cartas, oraciones, sueños, desafíos... y me encontré con esto, que explica bien porque escribo, aun cuando siento que no puedo o no quiero: 
"Como estudiante de historia, doy cuenta que la memoria y la capacidad para recordar es una cualidad muy humana a veces en peligro de extinción. Por que al recordar traemos a cuenta lo pasado, pero no solo como hechos contingentes y arbitrarios; al recordar, escribir y contar nuestras historias vemos el sentido que han tenido ciertos acontecimientos. Y para los que conocemos a Jesús, podemos agradecerle por su fidelidad y la formación que provee a nuestras vidas en medio del gozo, el dolor, las frustraciones y los triunfos. Podemos ver a la comunidad y podemos entonces ver hacia delante con esperanza por lo que Él ha hecho y lo que dice en su Palabra."

Algunas cosas que viví, aprendí y sigo aprendiendo:

Puedo equivocarme/ Dios es fiel/ El dolor es real/ Dios redime/ Es una dicha tener hambre y sed de justicia/La injusticia mata.../Dios es justo/Soy complicada/Dios me ama/Hay cosas que no puedo cambiar/ Dios trae esperanza/Los planes se frustran/Dios guia. 

Hay muchos contrastes... y creo que lo más difícil de "crecer" es lo complicado de entender el mundo y lo fácil que  olvido lo sencillo y fundamental en la vida. Hay una tensión constante entre madurar perspectivas y sueños o dejarlos ante el miedo, lo cansado o lo complejo de luchar. Se vive un desencantamiento del mundo, se desensmascaran arquetipos y desnudan los modelos con los que he crecido, para entonces aprender más de lo que realmente es vivir. Pero esto no es fácil, de hecho, muchos prefieren vivir sin enfrentarlo. Creo que hay una resistencia natural en nosotros, porque el mundo nos vende ideas falsas de Dios, del dinero, de las posesiones, la familia y el amor, y ante La Palabra, ante Dios mismo y el Evangelio de Jesús las cosas se observan diferente. Agradezco que esto no es algo que pensé hoy al escribir, sino que es algo que está presente desde que Jesús trastornó "mi mundo". Hace casi 4 años escribí lo siguiente, en el marco de una conversación con mis mejores amigos en la Universidad y sigue siendo mi oración, desafío y anhelo en la vida:


"...el verdadero éxito como seres humanos no pueda más que estar vinculado con lo que somos y debiéramos ser: amantes de Dios y del prójimo. Y en esa luz es que hemos querido caminar, dejándonos amar por Dios, amándole de regreso y aprendiendo a amar al otro.  Con esto vimos que estamos lejos de hacerlo bien, por cuanto hemos ignorado conscientes del que necesita, hemos creído posible amar a Dios sin obediencia y pregonamos justicia cuando a la vuelta no extendemos misericordia. Sin embargo, bajo estas realidades de tensión, la tarea ha sido mirar hacia delante considerando la historia."

Sigo aprendiendo lo que es vivir, cómo vivir la vida, aprendiendo de Él, reconociendo mis profundas fallas y daños, mis errores y faltas que afectan a otros, así como la necesidad más real que tengo de Dios. 


Y agradezco puntualmente, lo siguiente: 


  • Ver a Dios tan claro en medio del dolor y el sufrimiento, y así conocerle un poco mejor. 
  • El perdón, la restauración, el amor, la bondad y la misericordia de Dios. TenerLo como pastor...
  • Mis padres, por su vida y sus fuerzas entregadas a Dios en este tiempo. El ejemplo de compasión por los que menos tienen. 
  • Las oportunidades nuevas en lo personal, lo ministerial y en los estudios. 
  • Haber culminado la tesis y con eso, haber escrito mi primer libro. 
  • Los estudiantes con quienes comparto la amistad y la oportunidad de servirles, tratando de dar lo que he recibido de Dios y de otros. 
  • Mi mejor amigo: su amor que me invita a aprender a recibir y dar amor. 
  • Tanto más, tanto más que no me alcanzaría... 

¡Gracias Señor! ¡Que la manera en que vivo mi vida sea la forma en que muestro mi agradecimiento a Tí, al amar a otros como Tu amas!





22 diciembre, 2012

Lo lindo de estar "en casa"...

Tengo poquito más de un mes que llegué a casa, he estado aquí, disfrutando de manera especial con mis  papás, con los amigos y amigas, los que me conocen y con quienes no siempre puedo compartir la vida. Ha sido un tiempo de aprender, de recibir amor, de mostrar amor, de ser desafíada a la misión en lo cotidiano, de ver la necesidad de otros a la vuelta de la esquina y pensar en cómo responder.


He apreciado más cosas, me acordé de años pasados. Dios me ha regalado nuevas oportunidades, inesperadas, pero con ese sello que lleva su continuidad y sus sorpresas.


Papá cumplió 70 años, ese hombre me enseña mucho con su vida de amor y entrega por aquellos que son lo más vulnerables y marginados en nuestra sociedad; él es compasivo. Mamá, a quien me parezco tanto. Ella me me ha formado por la relación dificil que llevamos hace tiempo y tambien por la que ahora disfrutamos, de cercanía y amistad. He aprendido de ella, veo cosas mías en ella y veo su amor por mi... La admiro también, por ser mujer que aprende a amar y ser amada.


Voy re-aprendiendo poco a poco cosas básicas, voy re-viviendo sueños.


Dios me concede el privilegio de nuevas oportunidades, nuevas ilusiones y nuevos sueños. No cabe duda que Dios es bueno. Y lo puedo decir aún en medio del dolor, de las pérdidas, de lo triste... porque él es bueno y nos concede a todos ver mucho de sus expresiones de bondad. Lo vemos en la familia, en su creación, en quienes nos aman, en los pequeños detalles, y sobre todo, en Jesús.

Estoy agradecida. 


26 noviembre, 2012

Y Dios habitó en nuestro dolor...hizo su morada entre nosotros.


Hay días en que estoy más sensible que otros. Esta última semana ha sido así. Entre el dolor físico, el dolor profundo del corazón, las heridas del pasado y otros dolores de quienes amo, ha sido difícil "soportarlo".



Creo que en la vida he sufrido poco, no he visto lo que otros han visto o sentido el dolor tan profundo como otros, pero me duele también. Y no logro entender cómo es que Dios habita en el dolor humano, por qué ha decidido hacer allí  su morada y cómo lo soporta... Sin embargo, sino fuera así, creo que no podría creer en Dios, creo que no sería relevante para mi vida, ni para la de muchos.

No me gusta que duela, y sin embargo, este año muchas cosas han dolido. Mucho no lo entiendo, y otras que tal vez nunca las comprenda. Y no quiero huir del dolor de la vida, no creo que deba, no creo que se pueda vivir en este mundo sin dolor. Entre más crezco, entre más "adulta" soy, más me duele ver el mundo, más me cuesta soñar, y más me aferro a no perder las ilusiones. El Dios que conocí a mis quince años me encontró como adolescente y nunca pensé que caminariamos por dónde hemos andado. Sin embargo, a mis 25 necesito seguir conociendo a Dios, ese que camina en el dolor del mundo y siente también de manera profunda. Ese que no me deja ser insensible, que me enseña compasión, humildad y amor.

Y Dios va quitando mi miedo al dolor, porque por más fuerte e inesperado que llegue el dolor, no me puede separar de Dios, nada lo hará jamás. Y porque si temo al dolor, temo a vivir, y Dios de eso también me  libera, para vivir...De esto también está hecha la vida.

Me duelen las marcas del pecado y la lejanía de Dios, aún me duele ver sueños frustrados, miradas perdidas, otros que sufren en silencio sin saber que Dios sí los conoce y me duelen muchas que fueron profúndamente lastimadas. Me duele el abuso de poder, el de otros y el mío; me duele mi país, la guerra, el sufrimiento que nos provocamos y el no poder ver a Dios en las tragedías siempre. Pero sino me doliera, no podrías sentir el consuelo. No entendería el amor de Dios que está dispuesto a llegar hasta lo más profundo de nuestros sufrimientos.


Me duele mi corazón que no puede amar, que a veces no quiere seguir, que separa, juzga, segrega, clasifica, discrimina e ignora. Me duele a veces mi incapacidad para mejorarme, para estar bien, para ayudar a otros. Me duele mi humanidad, pero allí también Dios me encuentra y sé que tengo limitaciones, muchas. Voy aprendiendo a vivir, voy comprendiendo un poco, aprendiendo de Aquél que es humilde de corazón. Su Presencia en este mundo me recuerda que Dios enjugará toda lágrima, que en los cielos nuevos y en la tierra nueva no habrá más dolor ni muerte. Y eso me sostiene, me invitar a seguir, me mueve a continuar en la esperanza, a no huir, a vivir.

...Y descubro también lo lindo, porque no todo es dolor. También hay risas, alegrías profundas, sueños que se cumplen, amores que permanecen, heridas que sanan. Encuentros, amor, reconciliación, perdón, paz. Aún en este mundo desquebrajado y en las ruinas de nuestra humanidad, hay destellos de Su gloria, ese que se experimentó también en dolor, pero triunfó. Porque ni el dolor, ni la muerte, ni el pecado, ni el sufrimiento se han quedado con la última palabra. 









13 noviembre, 2012

unos versos breves


"Escuchar poesía intransigente y transgresora contigo es de lo más lindo que experimento, me une a la Utopía por la cual vivimos y a Aquél en quien creemos"




12 noviembre, 2012

God is on the move*

*Este escrito lo preparé para compartir en una iglesia local en San Diego, CA, ubicada en una comunidad universitaria, para compartir un poco de lo que Dios está haciendo en el contexto  universitario en México. Va tejido con una breve exposición de Jeremías 1. 




I wanted to share this song, because I think that art helps us sense a little bit more than plain words. This are some of the realities that are near you, across a fence/border, and the realities in which God is also moving, and using university students and professionals for His mission. Lately there has been a lot of social uprising coming from students in many parts of Latin America, and Mexico has not been an exception. Our political, social and economic situation leaves us with a lot of inconformity, and as Christian university students and professionals, we have been challenged by God to see things from His perspective, and consider what His calling of proclaiming His kingdom means for us

To prepare for this message I felt God invited to remember a continued dialogue with Him that started more than 7 years ago, when I started my university studies in Tijuana. I took my notes from studying the life of the prophet Jeremiah 5 years ago, and what it meant for me to be called by God to the University, in my own context. Many times it is easy to be in the university and ignore the situations that are around us and affect others, but back in 2008, things became more complicated in many Mexican border cities, and this caught our attention.  The violence, poverty, hopelessness and despair became severely obvious. Ignoring our reality happens with non-Christian students, but the same with the Church and Christian youth. We are either deaf or indifferent to the realities of our society, or without hope amidst our realities.

Let me illustrate a little of what I am talking about:
  •  An average of 8 dead people every day because of the war the government has declared against drug trafficking, for the past 6 years in México. More than 175, 000 people killed. This is more than the civilian deaths in Iraq, since the war started there.  
  • A growth of 200% in suicides amongst young people in the last 8 years.
  • Only 50% of youth have access to public health and more than 70% in their first job didnt have any signed contract.
  • Only 3% trust politicians
  • Only 17% of Mexican youth in ages 19 to 23 have the opportunity to go to college.

This means we live in a context of violence that is directly linked to drug trafficking, poverty, inequality and corruption. Most people who have access to higher education are seeking this as a way for upward social mobility and to suffer less that their parents; they are not thinking on how to use this to help other.  Issues like immigration, poor wages, and poverty are also linked to things liked NAFTA (North American Free Trade Agreement) and other neoliberal policies, which lets us see who our sin our selfishness-  is not only present within our neighborhoods, but amidst national and international institutions and governments, and this is really affecting the lives of people, including university students in México, across the border we share.

One of our secular prophets says: “…for our youth, the only framework to reference is a prolonged economical crisis that doesnt seem to end, and they observe with distrust the promises for future. This is why they live an intense presentism, because the future is an opaque reference that gives no options to solve their fundamental problems. For many, their life projects were forgotten, their hope was taken away. Their lives have been marked, as well as their bodies, their needs, their rhythms of growing old, their expectations and their possible scenarios. For them, their future is now, their future is gone. José Manuel Valenzuela Arce.

This is a little of the reality we live in, that is very challenging, but this is not mainly what I want to share with you. I really pray that God´s word will speak us, and let us see through his eyes

I believe the word of God has a lot to tell us about God himself, ourselves, and the world we inhabit. Let us dig into Jeremiah 1.

 1 The words of Jeremiah son of Hilkiah, one of the priests at Anathoth in the territory of Benjamin. The word of the Lord came to him in the thirteenth year of the reign of Josiah son of Amon king of Judah, and through the reign of Jehoiakim son of Josiah king of Judah, down to the fifth month of the eleventh year of Zedekiah son of Josiah king of Judah, when the people of Jerusalem went into exile.
The word of the Lord came to me, saying,
“Before I formed you in the womb I knew you,
    before you were born I set you apart;
    I appointed you as a prophet to the nations.”
“Ah, Sovereign Lord,” I said, “I do not know how to speak; I am too young.”
But the Lord said to me, “Do not say, ‘I am too young.’ You must go to everyone I send you to and say whatever I command you. Do not be afraid of them, for I am with you and will rescue you,” declares the Lord.
Then the Lord reached out his hand and touched my mouth and said to me, “I have put my words in your mouth.  10 See, today I appoint you over nations and kingdoms to uproot and tear down, to destroy and overthrow, to build and to plant.”
11 The word of the Lord came to me: “What do you see, Jeremiah?”
“I see the branch of an almond tree,” I replied.
12 The Lord said to me, “You have seen correctly, for I am watching  to see that my word is fulfilled.”
13 The word of the Lord came to me again: “What do you see?”
“I see a pot that is boiling,” I answered. “It is tilting toward us from the north.”
14 The Lord said to me, “From the north  disaster will be poured out on all who live in the land. 15 I am about to summon all the peoples of the northern kingdoms,” declares the Lord.
“Their kings will come and set up their thrones
    in the entrance of the gates of Jerusalem;
they will come against all her surrounding walls
    and against all the towns of Judah.
16 I will pronounce my judgments  on my people
    because of their wickedness in forsaking me,
in burning incense to other gods
    and in worshiping  what their hands have made.
17 “Get yourself ready! Stand up and say  to them whatever I command you. Do not be terrified  by them, or I will terrify you before them. 18 Today I have made you  a fortified city, an iron pillar and a bronze wall to stand against the whole land—against the kings of Judah, its officials, its priests and the people of the land. 19 They will fight against you but will not overcome  you, for I am with you  and will rescue  you,” declares the Lord.

Jeremiah came from a family of priests. We dont know much about his family, but we do know about the context he was called in. The word of the Lord came to him during the ruling of 5 kings of Judah, that amount to 40 years of prophetic ministry for Jeremiah. During this time, the Assiryan Empire had fallen and the Egyptians and Babylonians were fighting for power. This had a great impact on Israel and Judah, and it was a crucial moment in World History. During Josiah´s reign there was a religious reformation, because of the finding of the book of Deuteronomy, were it talked about God´s covenant with the people of Israel: a covenant of love and grace that included guidelines on how to live accordingly to God in the land that God had given them. The laws and precepts given to them are summed up as Jesus very well puts it: To Love God with all that you are and your neighbor as yourselfBut finding the book of Deuteronomy and starting a religious reformation, that reinstated religious services to God didnt necessarily change the heart of the people.

Jeremiah was appointed by God at a young age (probably around his 20s). God´s Word came to him, it incarnated through his life. He didnt speak what he wished, but what God had to say to His people and other nations that He also loved. God  not only uses Jeremiah to achieve his goals, He assures Jeremiah´s identity, and purpose, and promises his companionship every step of the way. God doesnt use people, He loves them, He loves us  Jeremiah gives excuses upon God´s calling, but God doesnt accept them. As Sovereign lord, not only in word, but in reality, there is no reason for Jeremiah to be afraid, as God takes away his fear, and promises to rescue him, and to be with Him. It is interesting to think that we fear much, but God knows this, and He speaks to it. Jeremiah shall not fear, not because bad things wont happen, or he wont suffer, or everything will be fine as the false prophets of his time were saying to the people, but because God is with Him. We idolize security, but God offers a security that no person, government or army can assure us.

Jeremiahs will speak God´s word, and this wont be easy.  He will come against many He will challenge the Israelites idea of God and their way of life. And Jeremiah will not be a passive prophet; he will be asked to see, to consider, to repent and to speak. He will suffer, cry, pray and come to know God amidst all. He will discover more of who God is and how he acts in History, and by direct consequence Jeremiah will come to understand what being human is all about, as He relates to God, to His world and to others, for God´s good purposes in this World. In the whole book we can see a lot of how Jeremiah deals with God with all that is happening He doesnt become a social or political activist, or a popular speaker, nor he uses his God appointed calling to receive recognition, He speaks God´s truth into the reality of God´s people. This means talking about judgment , but also about hope. He doesnt talk new stuff, he actually is repeating what God has already spoken to Israel. Speaking words of advice and calling to repentance, but also of God´s love and mercy for all nations. Jeremiah will discover how God suffers for His peoplethe people he made, and whom He came into covenant with

Jeremiah is appointed as prophet to the nations, but He wont travel much, He will write to them. God´s Word through prophet Jeremiah will have more authority than the rulers of other nations and kingdoms, as it comes from the Sovereign Lord. As I wrote earlier, there will be words of judgment, of calling to repentance, of love, hope, grace and restoration. And God gives Jeremiah 2 illustrations of what will surely happen: 1) His Word is true, it is in Gods word that Jeremiahs confidence should rest, and 2) judgment will surely come to Israel and Judah, because they have forgotten God, and decided to follow other less demanding gods, made in their own image. This is truly wicked, and God will use other nations to bring sentence to His people. Jeremiah will live and suffer through all of this We will come to understand, with Jeremiah, that God brings his judgment out of His love for Israel and the other nations. The way He speaks to Israel are of a husband who has suffered infidelity and is trying to recover his wife, He speaks to Israel as His beloved. He speaks the consequences for their disobedience and unfaithfulness, and Jeremiahs commission speaks of God´s love trying to reach out to His people. As it turns out, every time we turn away from God, we lose focus on life: on what really matters, we become gods ourselves  we exploit others, putting our interest before our neighbors and make our own rules, which turn out to be unjust.

God affirms Jeremiah´s calling, and His mission springs directly from God´s initiative and revelation through His word. The book of Jeremiah, as the whole of Scripture, teaches us about God´s good news. As with Jesus, we see how God incarnated in History, as His word incarnated during the times of Jeremiah, and we see God reaching to us, calling us to follow him, to know him, and speak His Word, now revealed to us in the Bible. I think Jeremiah´s life and words have a lot to say to us. I think this Word´s impacted me as a university student, and I think it is similar to the reality many students are now engaging in. As with Jeremiah, God seems to interrupt our lives as we want to study and live peacefully.  God has interrupted our youth dreams, and I think He has inserted his dreams in our hearths.

I have had the opportunity to travel around México, and even  in the cities were we have been more affected by all this I have been saying there are fearless students, called by God to be His disciples, and ambassadors. I have also seen students taking God's Word as their source in life. We have a great lack of Bible teaching and discipleship, as churches have grown exponentially in Latin America the past decades, so students are also being called to love, learn and teach God´s Word. I see students asking hard questions about their faith and the reality they are living. They are being moved by God's Spirit to engage and get their feet wet with hard issues. Law students, psychology, business, economists  sociologists, historians... asking how they can serve with their careers. Many of them, I have seen their lives transformed by the Gospel, in their daily life and decisions, and how they are being intentional with their life projects, to bring glory to God.

So here are some of our challenges (which I think are also similar to yours):
  •  To respond to the realities of our context, and to live and proclaim God´s kingdom. To resist being indifferent and decide not to ignore the issues that affect our neighbors, close and far
  •   In the middle of hopelessness, to live out our hope, and to not run away from difficulties. To be close to those who suffer, and let other see our own pain, and how in the midst of all, we are learning to trust God.
  •   To not ignore our complex realities of violence, oppression, injustice and corruption, but to rediscover God´s hearth in all this issues. Because he does care, he sees and He calls us to act, speak and go...
  • To have a prophetic voice that denounces the injustice of our systems, and to love those who harm us. This is a great challenge for us in México. There are no prophetic voices coming from the churches, and people may think we are comfortable with the status quo.
  •   We are mostly challenged to seek God, to follow Him and to consider what it means to have the privilege to go to University, and how we will use this for Kingdom purposes. 



01 noviembre, 2012

Resumiendo el tiempo en Chihuahua

Volé de Chihuahua hace dos días, y sigo agradeciendo mucho a Dios por su obra en el estado grande. Me alegra mucho que aún sin vivir allá, tengo la oportunidad de visitarles 2 veces por año y siempre termino maravillada del obrar de Dios entre los estudiantes.


Pienso mucho en Juárez, donde la violencia ha hecho mella en las vidas de todos y todas, y es en esos contextos que puedo ver personas comprometidas con la equidad de género, la lucha por los derechos de los desposeídos, y una sensibilidad especial hacía el sufrimiento humano. Se siente la tensión de la pérdida con la esperanza, y muchos viven una fe sincera. Como en todo lugar, hay cosas que requieren ser reconciliadas y restauradas, pero veo los destellos de estudiantes, profesionistas y familias que caminan con ese deseo y compromiso con el Reino.


El tiempo en Juárez también me llevó a pensar en lo fundamental del compromiso social y político que los cristianos debemos asumir como parte de nuestro seguimiento de Jesús, y mi corazón se dolió al ver claramente como el deseo de poder y el modelo caciquista están tan arraigados en nuestras Iglesias evangélicas. Aún hay mucho sobre lo cual orar, trabajar y transformar, pero con una confianza clara que Dios se está moviendo... Creo que el trabajo con estudiantes, animándoles a ver/descubrir/seguir/amar al Dios de las Escrituras es clave para la transformación de los sistemas de pensamiento egoístas, los modelos relacionales de imposición y las instituciones injustas que no glorifican  a Dios.

En la capital mis impresiones fueron un poco distintas: una ciudad afectada también por el narco y la violencia, pero con dinero e infraestructura. Y en medio de todo, nos llevamos la linda sorpresa de estudiantes organizándose para proclamar el evengelio en sus universidades: corazones dispuestos y animados. Personas sirviendo con su profesión y el recuerdo de historias donde la soberanía de Dios en las historias familiares transforma el rumbo de muchos, para el beneficio de comunidades enteras. Me alegró ver a unos pocos que salen de su comodidad, desafíados por el evangelio a ir a donde otros no quieren, porque hay pobreza, marginación e indiferencia.

En Chihuahua consideré y agradecí mucho el que la obra no depende de una o dos pesonas, ni de nuestra presencia en ese lugar, como ministerio estudiantil organizado. Dios levanta estudiantes que le aman, en respuesta a las oraciones de su gente y el clamor de quienes le buscan. Agradecí el trabajo en equipo, la generosidad de quienes nos hospedaron y el privilegio de colaborar con lo que Él ya está haciendo: orando, enseñando, capacitando y poniendo la vida.

Gracias por acompañarme.




25 octubre, 2012

Los desafíos en el exilio: aprendiendo a vivir

Hoy por la mañana amanecí con una rara sensación de desarraigo. Supongo que después de más de un mes de viajes no es tan raro sentirme así. He dormido en casas diferentes, convivido con personas diversas y comido distinto en cada lugar. Sin embargo me sorprendió la sensación y las cosas que vinieron a mi mente: preguntas, ideas y recuerdos. Fue bueno salir a caminar, reconocer el lugar en el que me encuentro (ahora en la ciudad de Chihuahua) y pensar los porqués de mis preguntas.

Justo un día antes (en Ciudad Juárez) estuve reflexionando el tema del exilio y la carta del profeta Jeremías a los exiliados (cap.29), con la ayuda de Eugene Peterson en "Run with the Horses". Me desafió mucho el llamado de Dios a su pueblo desterrado en Babilonia a hacer sus vidas allá: casarse, crecer familias, plantar jardines, instalarse, procurar el bienestar de la ciudad y vivir...Y ahora, cuando caminaba en la zona residencial donde nos hospedan, con casas muy lindas y grandes a nuestro alrededor, me hizo preguntarme sobre mis propios sueños y expectativas ante la vida. Esto, porque creo que la mayoría no tienen/tenemos la fortuna de vivir en lugares así, ni las oportunidades son iguales para todos. El simple hecho del contraste de dos ciudades me dejó pensando... ¿Cómo he vivido en medio de lo que me ha tocado: en mi situación familiar, económica, académica y de trabajo? ¿Qué oportunidades se me presentan y cómo las uso para servir a otros? ¿Qué significa vivir según los valores de Reino en un mundo que persigue escalar socialmente para preocuparse menos y sólo obtiene lo contrario? ¿Qué miedos o tentaciones tengo al estar en este mundo tan complejo y dañado?

Ante esto, compartí con Ada (con quien he viajado esta última semana) el pasaje de Jeremías 29 y juntas lo reflexionamos, pero antes de leer nos hice estas preguntas:

* ¿qué palabras, ideas o emociones vienen a tu mente cuando piensas en la palabra "exilio"?
* ¿bajo qué circunstancias podrías identificarte con la experiencia de un exiliado?
* ¿cuáles crees que son las tentaciones estando en el exilio?

Después, leímos la carta de Jeremías a los desterrados en Babilonia y compartimos. Son palabras fuertes. Dios hablando a un pueblo que ha recibido las consecuencias de su desobediencia y que sufre también bajo los poderes opresores del imperio en turno. La experiencia de un exiliado puede ser como la de un migrante, un desplazado por la violencia en su ciudad, un desterrado por causa de sus opciones religiosas, políticas o sexuales, en fin, muchos ejemplos. Y Dios manda una carta a ellos, ya les había advertido, ahora les dice que hagan vida en Babilonia. Él no se ha olvidado de ellos, el poder del imperio tiene sus límites y por ahora deben vivir allí. Dios muestra su amor persistente, su terca bondad.

La invitación de Dios puede significar el llamado a la vida con Él en esta ciudad extraña, a verlo en la cotidianidad, dándoles una oportunidad de conocerle y aprender. Dios habla palabras de esperanzas y expectativa del futuro para ellos. Para nosotros esta esperanza se ve en Jesús y la inauguración del Reino de Dios, con la esperanza de su consumación. Ellos ahora tienen que decidir a quienes van a escuchar: a los profetas que les dicen que todo estará bien, que el sufrimiento es momentaneo, o a esta carta, que les invita a no escapar de su realidad inmediata, sino a plantarse en el mundo que les ha tocado y procurar lo mejor en su contexto. Así vivirían también el llamado de Dios a ser bendición a las naciones, y un reflejo del Dios que los ama...

Dios nos invita a la vida, la vida que se aprende de él. A conocerle a través de las Escrituras, reconociéndole en el rostro de otros... (y aquí me toca a mi vivir ahora, entre viajes, trabajando en la obra estudiantil, decidiendo pasos con expectativa al futuro, reflexionando el vivir...)

20 octubre, 2012

El día mundial del estudiante en Cd. Juárez

Tengo tantas ganas de escribir, así como de leer, y seguir disfrutando de la obra de Dios en esta ciudad, enterándome de lo que hace en otras ciudades, con gente que conozco y otros que desconozco. Me encuentro en mis ratos "libres" leyendo sobre la historia de los evangélicos en América Latina, orando por la obra entre estudiantes y profesionistas, haciendo preguntas a Dios, todo, mientras intento vivir mi fe a la luz de la Biblia, de la historia, del contexto particular en el que me encuentro y desde quien soy. (...y este es el preludio para lo que quiero escribir)

Desde hace varias semanas vengo saboreando las primeras líneas de la carta de Pablo y Timoteo a los Colosenses. En el estudio con otros y mi reflexión personal me han surgido preguntas:

  • ¿De qué manera el conocimiento del Evangelio ayuda o guía a comunidades de fe en la toma de decisiones particulares?
  • ¿Estoy permitiendo que mis propias decisiones sobre la vida se vean afectadas por el Evangelio? ¿Cómo repercute en la manera que pienso el futuro, las relaciones, las finanzas, los tiempos y las metas? 

Durante la caminata de oración en la UACJ

Y ahora, a la luz del día mundial del estudiante de IFES y la linda oportunidad que tuve de estar en Cd. Juárez compartiendo el día con Richy, Diana (líderes estudiantiles) y Ada (obrera) la Palabra me llevó a:
  • Dar gracias a Dios por cómo el Evangelio está creciendo en las universidades de esta parte del país.
  • Agrader que Su Reino se ha sembrado por medio de estudiantes, misioneros, padres, profesores y otros más, inspirados por el Espíritu. 
  • Pedir que los ya conocen el Evangelio,  lo conozcan mejor y sean fortalecidos para perseverar en medio de las dificultades.
  • Rogar porque en su conocimiento del Evangelio, los estudiantes anden como es digno de Dios, viviendo vidas transformadas, que impactan su iglesia, su universidad y su sociedad. Que viven vidas diferentes, no imitando los modelos del mundo que abusan del poder: hombres sobre mujeres, poderosos sobre los débiles, ricos sobre los pobres...

La Palabra me ha llevado a orar: agradeciendo y rogando. Andar acá, me lleva a anhelar a qué mas estudiantes vean a Jesús caminando en sus aulas, se encuentren con él y sean desafiados por él... Sé que él ya camina por aquí, nosotros vamos siguiendo sus pasos...

18 octubre, 2012

La pedagogía lúdica de Dios


Aún sigo pensando en mis vacaciones...y al intentar organizar mis ideas, sentimientos y aprendizajes para compartir con otros, pienso que la mejor imagen es la de Dios enseñándome a través del juego.  Se me ocurre que fue así porque en medio del tiempo de descanso, de los paseos en bicicleta, de caminar las ciudades, correr el medio maratón, de leerle a unas lindas niñas, senderear, disfrutar el ocaso del sol,  comer ricas comidas, descansar, comprar, cocinar y disfrutar todo esto, el Señor me enseñó cosas de mi propio corazón, me mostró su amor de manera sencilla y profunda, me animó, renovó mis fuerzas y ánimo, y pude verle. Fui enseñada por Él en medio del juego, como niña suya aprendí así y me gustó, por eso quiero compartirles algunas notas y resúmenes que nacen del corazón y algunas quedaron en mi libretita.


Desde la última vez que escribí pasaron muchas cosas. Estuve en un par de lindas ciudades de la zona central de California, compartiendo con personas que aman sus ciudades, a los universitarios, a Dios y a sus vecinos. Fue un tiempo de observar mucho, de darme cuenta como está Dios trabajando en otros espacios y también de ser inspirada.

En Fresno me tocó ver comunidades étnicamente diversas conviviendo y a su vez, personas que buscan servir a su ciudad con su profesión y con sus vidas. Me sigue impactando la intencionalidad de aquellos que se mudan a vecindarios complejos de los cuales otros huyen, para tener vecinos con quienes compartir el amor de Dios. Por otra parte, me sorprendió la inquietud de algunos colegas por los temas globales, por aprender a ser iglesia pertinente en su contexto y que no se acomoda sino desafía. En las conversaciones con inconformes siempre me reflejo, porque sigo inconforme con lo que veo, aunque agradecida por los trazos del mover de Dios.


Retomé el tema de ser mujer, de escribir como mujer y de intentar vivir como mujer. Por el momento creo que esto es parte del vivir agradecida y consciente de quien soy, y que he sido creada a la imagen de Dios. En un mundo construido por ellos es un desafío encontrarme en lo que escribo, aprender a reconocerme y escucharme. Es todo un ejercicio de discernimiento en el cual Dios sé que me acompaña y anima. Así que sigo caminando, y siendo inspirada por otras mujeres que también caminan, lloran, leen, escriben y hablan para compartir sus experiencias.

"Vivir una vida sencilla", fue otro de los temas. El formato para aprenderlo fue un tiempo de retiro hacia el final de mis vacaciones para pensar la vida y el futuro.  Por más de dos días, en una linda casita, nos encontramos Él y yo. No todo fue risa, hubo lucha, algunas confrontaciones, enfrentar desilusiones propias y del mundo y expectativas rotas. Pero fue un tiempo de renovación, de ser honesta y de pensar consciente de  Él, de seguir aprendiendo a vivir, al verlo a Él. Leí, caminé, cociné, escribí, tomé té, pensé, pedí que Dios examinara mis motivaciones y me detuve a escuchar. Ese tiempo me confirmó la necesidad del descanso, de parar, de descansar y de intencionar estos tiempos.

¿Qué significa vivir una vida sencilla en este momento de la vida? ¿Qué significa amar a Dios amando al vecino? ¿Cómo tomo decisiones sencillas y definitorias en la vida, sin arrogancia y a la vez con el Evangelio al centro? Estas fueron otras preguntas que hice e intenté responder, que retomé y sobre las cuales platiqué con Él. Sé que nuestras conversaciones seguirán, así que me emociona hacer más espacios para escucharlo más allá de lo que día a día me enseña e inspira. Espero compartir más sobre esto con ustedes... 

Las vacaciones terminaron con un medio maratón en San Luis Obispo, recorriendo el lindo pueblito, el campo, hasta llegar a la playa. Después, un viaje de nueve horas en tren, con vistas espectaculares, y al final un tiempo de encuentro con amigas en San Diego para caminar de madrugada cerca del mar.

No termino aquí, pero por el momento hasta aquí lo dejo. Espero escribir pronto mientras sigo viajando y trabajando. Es un privilegio amar y servir a un Dios que es confiable y  nos anima a ser valientes para confiarle nuestras esperanzas, y que nos desafía a seguirlo hasta las últimas consecuencias, siguiendo a la vez su ejemplo. Gracias por acompañarme con su lectura. 






09 octubre, 2012

Hay algo en la naturaleza...

En estos días he disfrutado de manera especial la naturaleza. Siempre me ha gustado disfrutar la brisa del mar, observar los animales, aprender de los ciclos naturales y otros aspectos de la creación. Pero nunca había disfrutado tanto como ahora. De pronto pareciera una dimensión no descubierta y enigmática. Me hace querer guardar silencio y reflexionar. Me lleva reconocer algo muy dentro de mi que me une a todo lo demás, porque aún cuando temo a los animales y respeto las adversidades del paisaje no puedo desconectarme o separarme de todo lo creado.

Siento tristeza y pesar al pensar en como el pecado (nuestro egoísmo) nos ha llevado a darle la espalda a Dios y por consiguiente a perder el foco y la armonía en todas nuestras relaciones, incluída la naturaleza. Y también, me lleva a considerar la grandeza y el poder de Dios: si los cielos, los árboles, los lagos y las montañas me dicen algo sobre Dios es acerca de su gran creatividad y poder. Su creación refleja mucho: Él debe ser indomable, grande, fuerte, justo, imponente, grandioso, detallista, vivo, diverso... y al conocer su revelación en Jesucristo esto se confirma y afirmamos también su humildad, amor, bondad e inclusión.

He disfrutado caminar, correr, andar en bicicleta y senderear. He caminado con amig@s o solo acompañada de Él. Ha sido maravilloso, porque hay cosas que en medio del ruido de nuestras creaciones no podemos ver, mucho está hecho a nuestra imagen rota y egoísta. Y de pronto, en medio de la "nada" me recuerda algo de quien soy, de quien es él, de su Verdad, su humildad, su amor y su compasión, pero no se hace domesticable, sigue siendo imponente...

05 octubre, 2012

"Vacaciones integrales"

Quiero escribir un poco de lo que ha sido este tiempo de vacaciones: los últimos cinco días en Oakland y San Francisco. Me sirve utilizar algunas palabras para resumir el tiempo, y a la vez como una guía para un agradecimiento reflexivo. Descubro una gracia especial en los tiempos donde la idea no es trabajar, sino ser. No buscar la identidad en lo que hago, sino disfrutar de otros, amar y ser amada por gracia, recrearme por medio del disfrute de la naturaleza y de lo creado por el ser humano. Ambas cosas dando testimonio de la creatividad de un Dios artista y Creador de seres a su imagen.
Algunas cosas que he disfrutado:
- modelos de familia equitativos: la realidad no es perfecta, pero es hermoso el reflejo del esfuerzo compartido de hombres y mujeres que buscan crecer familias bajo los valores del Reino de Dios. El poder usado para amar y servir, sin imposiciones. Leer a las niñas por la noche fue un regalo.
- haciendo iglesia bíblica y socialmente relevante: gente que ama a Dios y quiere amar a sus vecinos. Familias que deciden hacer su hogar en lugares conflictivos para ser sal y luz allí. Gente que está menos preocupada por su seguridad y que lucha contra corriente para ambicionar el Reino antes que las posesiones materiales y sucumbir ante el engaño de las riquezas.
- paseos en bicicleta: fue espectacular andat en bicicleta en Oaklanda, San Francisco y Alameda. Pasar el Golden Gate y llegar a Curvy Cove fue de lo mejor. Las vistas eran fascinantes y sentir el aire tan fuerte fue espectacular. Fue en una playita que saborié la bondad de Dios de una manera peculiar, en medio de estos paseos en bici...
- jóvenes que me desafían: el encuentro con una chiquita me recordó cómo lo más importante es mi amor por Dios reflejado en mi amor por otros. Mi vida entregada por una causa mayor y vivida en humildad para reconocerLe más allá de los conceptos. Hay algunos que están más cerca del Reino, que quienes pasan todo el tiempo en templos hechos por manos humanas.
- multiculturalidad: muchos rasgos faciales distintos, sabores, olores y formas de expresar respeto, amor y de dignificar. Algunas cosas nos trascienden a todos: la sonrisa, el abrazo, la mesa compartida, el "gracias"... he disfrutado de comidas riquísimas, sobre todo asiáticas. Lo lindo es que en la mesa se aprecia también la diversidad cultural.
- vidas sencillas que anuncian la Buena Noticia: pensar que el cuidado de la naturaleza pone en evidencia la reconciliación que Cristo obró en la cruz es una idea fascinante y es verdad. Profundicé un poco más en este asunto al ver las maneras tan sencillas en las que podemos resistir al abuso de la naturaleza. Quiero seguir aprendiendo.
Tengo muchas cosas más que compartir, pero por el momento lo dejaré hasta aquí. Gracias por leer.
¡Prometo fotos pronto!

30 septiembre, 2012

Fuera de casa: 1er semana y el inicio de las vacaciones

Mis vacaciones comenzaron en Guadalajara.  No era el plan, las cosas se retrasan un poco, pero así es esto de vivir, las cosas casi nunca salen como uno lo espera. Por una parte, me dio tristeza no llegar a Oakland en el tiempo previsto porque había gente esperando, sin embargo, fue una situación donde no pude hacer mucho, me encontré limitada. En medio de ello, la situación no fue mala, la aerolinea me "protegió", para llegar medio día despues a mi destino.

Va una semana que salí de casa. Las juntas del Equipo Nacional de Compa fueron un lindo tiempo de compartir, buscar la guía de Dios, orar y planear. Fue una semana de trabajo, y estoy agradecida por ello. Veo a Dios trabajando en mi corazón en medio de todo. Parece que el susurro constante del Amigo es un recordatorio de su amor y de cómo su obrar comienza en corazones transformados y humildes que reconocen constantemente la necesidad de Su gracia. Así quiero caminar en esta vida, reconociendo su gracia y por lo tanto, dando sin reservas... pero no es fácil, sólo con Él en la vida es posible.

Hay cosas muy lindas que el Señor me enseñó y recordó esta semana:

*Él nos provee de lo necesario para tomar buenas decisiones en esta vida: su Palabra, la Comunidad, los sabios consejos de herman@s, nuestro razonamiento y su Persona a través de su Espíritu.

*Su buena voluntad para nosotros ya ha sido revelada en Jesús. Su evangelio debe impregnar todas las decisiones en mi vida. Mi andar debe ser como el de Jesús, y mis decisiones deben reflejar los valores de Su Reino. ¡Qué desafío! Conocer cómo anduvo, quién fue, qué hizo e imitarlo, por medio de la vida que otorga su Espíritu.

*El trabajo en equipo va contra el individualismo, el egoismo y la vanagloria, por eso no es fácil, pero vale la pena. Me deja ver que no puedo sola, que Dios me cuida a través de mis herman@s y que es un regalo ver el ejemplo de que quien es el jefe, es quien sirve. También me invita a perdonar las faltas de otros y seguir a aprendiendo el amor.

Justo ahora que escribo pienso que en momentos de vulnerabilidad y fragilidad Dios me recuerda que eso también es parte de ser humana. Lo más fácil es ignorarlo, huir y no asumirlo, pero en el llanto, la debilidad, la necesidad de otros y en el sufrimiento nos encontramos con Dios. Por eso empiezo estas vacaciones queriendo valorar todo. Lo inesperado, los logros ante el esfuerzo invertido,el gesto espontaneo de gracia.... y recordar que hace ḿas de 10 años conocí a Aquél que me transformó, lo sigue haciendo y me seduce día con día.  Supongo que Qohelet tenía tanta razón cuando habla sobre la vida, sobre los diferentes tiempos y sobre aquello que en verdad vale. Sólo Dios nos faculta para vivir en serio, y sólo en conocerle y reconocerle encontraremos el propósito nuestro y de todo lo creado.

No quiero las cosas a mi manera, quiero caminar en humildad, pero me cuesta. Por eso sé que aún tengo mucho que aprender. Y en estos próximos días de descanso y recreación programada espero también conocerLe mejor y seguir aprendiendo.

-----
...Y llegué a Oakland, contenta, agradecida y con ganas de recibir y dar lo que de antemano se ha dispuesto. Espero escribir de nuevo en una semana. Gracias por leer.

Popular Posts