14 mayo, 2014

¿Por qué debemos leer el Antiguo Testamento?

Llevo 3 días experimentando clases intensivas en Antiguo Testamento (AT). Mi profesor, Ian Provan, nos ha desafíado a echar una mirada distinta al mundo del Antiguo Testamento, es decir, al Mundo Antiguo. Pero antes de echarnos un clavado en ese mundo, nos compartió 7 ideas erroneas acerca del Antiguo Testamento. Así qué si nunca has leído algun libro del AT, si quieres saber un poco más del Dios que se presente allí o simplemente tienes dudas sobre cómo leerlo, esto puede ayudar. 


A continuación van las 7 ideas falsas (¡con mis notas personales!):

1. El Nuevo Testamento(NT) superó al AT. Pareciera que ésta es una idea muy común y puede ser una de las causas por las que pocos lean el AT. Sin embargo, nuestras Biblias no son delgaditas e incluyen los primeros 39 libros (sin incluir los apócrifos), porque nos dicen algo acerca de Dios y sobre lo que Jesús mismo enseña y apela. 

2. El AT no se puede leer "directamente". Esto no significa que no necesitemos entender su contexto histórico (esto lo requiere todo texto), pero muchos piensan que debemos leerlo en forma de alegorías, buscar mensajes ocultos o con los lentes del NT. Si creemos ésto le restamos significado al contenido de la revelación que nos presenta de Dios. 

3. El AT solo es importante como un testigo de Cristo. Si así fuera, estamos entonces reduciendo el mensaje. Cristo sí es central en la historia de salvación, pero no es toda la historia de salvación. El AT es muy diverso en su literatura y no podemos decir que todo lo que está escrito habla del Mesías. 

4. El AT es sobre Israel, el NT es sobre la iglesia. Esta triste idea permea en muchas comunidades cristianas, sin embargo, la iglesia en su principio se ve así misma como la continuación de Israel, y es Cristo mismo quien cumple con el llamado de Israel. 

5. La ética del AT ha sido superada por la del NT. ¿Significa entonces que la ley dada a Israel es inutil para nosotros hoy? La ética detrás de la ley del AT debe entenderse en su contexto histórico y aplicarse a la luz de nuestra realidad. No vamos a establecer un estado bajo los preceptos dados a Israel hace milenios, pero si no valoramos lo que allí está escrito, ¿cómo vamos a vivir la fe cristiana hoy?

6. El AT es sobre la ley, el NT sobre la gracia. Con tan solo una mirada seria al Pentateuco u otros libros históricos es evidente que todo ha sido siempre por gracia. El éxodo es un ejemplo paradigmático y es allí donde Dios revela al pueblo su carácter como salvador, y es por pura gracia. Su liberación viene antes que la ley. (Para más acerca de ésto pica aquí)

7. El AT nos presenta a un Dios de ira y juicio y el NT a uno de amor. Si aceptamos esto entonces estamos hablando de dioses distintos. El Dios de la Biblia es el mismo, el que se revela de principio a fin, y es bueno, amoroso, perdonador y misericordioso. Al definirse como Dios bueno y santo, amando a seres humanos malos es que se desprende su justicia y su enojo. Sin embargo, él sabe mejor que el ser humano todo aquello que trae vida y no muerte. Como dice Lewis en sus Crónicas de Narnia sobre Aslan, aplicándolo a Dios: "Claro que no es seguro, pero es bueno. Él es el Rey..." 
Probablemente algunas cosas que menciono acá requieren mayor explicación, pero me interesa que podamos dialogar... Creo que sí hay dudas, una de las mejores cosas que podemos hacer es leer todo el AT, perderle el miedo y adentrarnos en ese Mundo Antiguo desafíado por el Dios que la Biblia nos presente. ¡Estoy segura que te resultará fascinante (y desafiante)!

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts