17 noviembre, 2009

A la generación que me tocará servir y pastorear

Qué sepan que les amo, como decisión y en respuesta al Dios que nos ha puesto en el camino.
No me importa si otros los definen "exitosos", mientras sepan siempre que Dios los hizo especiales.
Tampoco quiero que sean los más elocuentes al hablar, sino que sepan callar para escuchar.
Que nunca reciban el liderazgo y cierren sus puños: que sepan que con manos abiertas deberan dar lo que han recibido.
Que sean sencillos en medio de los sabios de este mundo; que otros les otorguen la palabra ante el cansancio de escuchar palabras vacias.
Que otros los busquen por el amor que demuestran y no huyan por la ideas que imponen.
Que amen aún cuando les odien, que den cuando les ha sido quitado, que lloren cuando el mundo sufre.
Que nunca dejen de soñar, que siempre tengan esperanza, que sean los profetas del hoy, los maestros de otros, los embajadores de Dios.

Oro por esto y mucho más...deseo lo que otros han querido para mi, para los de mi generación...ustedes son la generación que me tocará servir y pastorear. Por ustedes escribo y gracias a ustedes y al Dios que me llamó a amarles, escribiré mañana.

2 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts