29 septiembre, 2010

Conocer a Jesús

Hace una semana terminamos con un estudio de todo el evangelio de Marcos. Para los que han leído el blog en semanas anteriores, recordarán que ya he hablado sobre este grupo de mujeres jóvenes con quienes me reuno cada miércoles.

La verdad que los finales siempre son emocionantes y a su vez nostálgicos, dejan expectativas y algunos pendientes. Este final fue especial, nos llevó a articular mejores preguntas sobre el significado de seguir a Jesús en el camino y a su vez compromisos firmes con Él.

Algo que dije, vale la pena escribirlo, sobre todo porque necesito recordármelo constantemente. He traído esas palabras en mi mente desde hace una semana.

"Lo más importante es conocer a Jesús. No podemos esforzarnos por agradar a quien no conocemos y tampoco podemos pretender ser buenos en nuestras fuerzas. Todo comienza y termina con Él. Si hay algo en lo cual estamos fallando o estamos inconformes en nuestra vida, la respuesta es buscar a Jesús, conocerle, reconocerle y rendirnos a Él. Suena fácil, pero no siempre lo es.

Debemos preocuparnos más por lo que piensa Jesús que lo que otros piensan, debemos buscarle a él primero para conocernos a nosotros, es más, debemos ir a Él para saber nuestra condición. Sólo Dios puede transformar vidas para la eternidad, sólo él da la fuerza para hacer el bien, para cumplir su voluntad. El mundo está afanado por hacer y hacer; Jesús nos invita a conocerle, quien se encuentra con él en su Palabra por el Espíritu, no podrá seguir igual. Hará como consecuencia de ser, y no al revés."

Cuando se conoce a Jesús, se vive para la Gloria de Dios, no importa su costo, en Él estará siempre nuestro deleite. Todo empieza con él, es para él y se responde en él.

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts