21 mayo, 2012

¡No puedo callar este agradecimiento!

Hoy es un día en el que mi corazón rebosa de agradecimiento por las cosas que no entiendo en mi vida, las cosas que pasan, las personas que se van, las situaciones que cambian, el dolor que experimento y la tristeza que poco a poco se convierte en alegria. No es masoquismo, es una confianza más real, más firme en Aquél que está sentado en el trono y reina. Aquel que es soberano entre las naciones y el universo, y al mismo tiempo es mi amigo humilde que camina a mi lado y me susurra al oído.

Hoy mi corazón se encuentra con él, en paz, aún cuando no termino de entender como obra. Es misterioso para mí, pero nunca me defrauda. Me invita a esperar y me mantiene expectante, y me muestra destellos de su buena voluntad para mi vida y la de otros. Hoy me ayuda a comprender mejor el porqué hace las cosas, aunque no me muestra el plan completo. Hoy me deja ver que todo lo que ha hecho no ha sido en vano, que está cambiando mi corazón, que está haciendo su voluntad en mi vida. Y me recuerda como hace casi 10 años le pedí justo eso. Hoy él me invita a confiar.

Estoy agradecida porque últimamente he llorado más, porque he visto mi corazón torcido, porque me invita a la obediencia y a la integridad. Estoy agradecida por muchas cosas que antes le reproché, estoy agradecida por las desilusiones, las pérdidas, la frustración de mis planes y tantas cosas que parecen malas. Porque todo ello, en manos de Dios ha sido una oportunidad para conocerme, para conocerle a Él, para aprender a amar, a confiar y a anhelar Su vida en mi. Me recuerda que la forma en que debo recibir sus bendiciones, debe ser siempre con las manos abiertas, para estar dispuesta a entregar cuando Él me lo pida. Estoy agradecida que me deja ver que todo lo bueno que hay en mi, proviene de él y que puedo bendecir a otros porque él está en mi, y que lo he hecho aún en los momentos más oscuros de mi vida.

Estoy agradecida por mis padres que han caminado siempre conmigo, que me han enseñado a caminar sola y porque seguimos aprendiendo lo que significa ser familia. Estoy agradecida por mi amiga de la otra península, ella ha sido mi "alma gemela" de manera inexplicable.  También por mis amigos, por ese que conocí en la universidad y que me conoce mejor que muchos y hasta hoy me aguanta cada idea loca y me sigue queriendo. Estoy agradecida por el amigo que me acompañó por casi 6 meses de manera más cercana y lo que Dios nos permitió vivir, lo bueno y lo más dificil. Estoy agradecida y se dibuja una sonrisa en mi rostro al pensar en mis amigos estudiantes, son una de mis razones para querer que Dios siga trabajando en mi vida, porque quiero amarlos cada día más como Dios ama. Agradezco profundamente por mis colegas de la obra estudiantil, por esa comunidad que Dios ha tejido maravillosamente en todo el mundo. Por los que han jugado el rol de mentores en mi pasado y en mi presente. Por los amigos "mundanos", como ellos se denominan, pero que tienen más de santos que muchos. Por mi amiga de este último tiempo, la que comparte la fe, las comidas, las caminatas y las luchas...

Gracias Padre, amigo, Dios fuerte, compañero, guía, pastor... Eres todo eso y más.

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts