12 marzo, 2009

La Comunidad

Este semestre ha sido bien diferente a como lo tenía pensado, pero me agrada. He descubierto otros intereses, otros gustos, también he podido ver a mis amigos trabajando en otras cosas, comprometidos con la obra estudiantil, haciendo equipo, y eso me emociona. Me he sentido parte de una comunidad más grande que si bien no es perfecta, ha logrado ir más allá de barreras denominacionales, de gustos, personalidades e intereses. Incluso una comunidad que aprende y des-aprende para llevarse mejor, que se reune por objetivos comunes, que ama, se enoja, pero aprende a comunicarlo, pero sobre todo que quiere aprender. Hemos buscado el espacio juntos para descansar, para reir, y hasta para llorar cuando ha sido necesario.

Todo lo he visto de una manera más tranquila, mis tiempos son menos apresurados, y hasta he aprendido a dormir en la sala de lecturas con un libro sobre el rostro. Me gusta mi último año de la universidad, y me gusta también compartirlo con quienes lo comparto: entre amigos cercanos, maestros, compañeros, libros y con Él, que siempre me acompaña.

(me regalo una foto con mi sobrino, dormido. él es muy amado en casa.)

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts