29 junio, 2009

Te vi...

Cuando quería controlarlo todo y me hiciste darme cuenta de mi fragilidad. Y me recordaste del montón de veces que has caminado a mi lado, cuando me sostuviste mientras lloré y cuando me mirabas con amor aún siendo que yo estaba lejos.

Porque ayer recordamos juntos esas veces en que no tenia esperanza y buscaba cualquier cosa firme, fija y fuerte que me mantuviera a flote. También recordamos la trayectoria de este caminar, por momentos difíciles, que ha traído sanidad, libertad y esperanza. Porque mucho detrás de lo que me escondía ya no está y ahora es más fácil reconocerme en tí. Porque sé que no cambiaría nada de lo que ha pasado en la vida, aun doloroso, porque aún allí te he visto y experimentado.

Tu Palabra se ha vuelto luz para mi, escucharte ha sido el espacio de re-creación, consuelo, preguntas y respuestas. Al estar sentada, sobre la cama y hablarte, creo que he descubierto que no preferiría otro lugar, aunque fuera majestuoso, sino tú no estuvieras ahi...

Ya no sé vivir sin ti...

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts