23 julio, 2010

Agradecida

Hoy sólo comparto algo que ocupa mi mente y quiero recordar constantemente. Asaf dice en Salmos 73 (vv 25-28):

¿A quién tengo en el cielo sino a ti?
Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra.
Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu,
pero Dios fortalece mi corazón;
él es mi herencia eterna.

Perecerán los que se alejen de ti;
tú destruyes a los que te son infieles.
Para mí el bien es estar cerca de Dios.
He hecho del Señor Soberano mi refugio
para contar todas sus obras.

-las negritas son mías-

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts