27 julio, 2010

Dios cuida de sus hijos e hijas


¡Qué lindo es saber que Dios quiere que le presentemos nuestras necesidades! No es que él no las sepa, él nos conoce y sabe lo que estamos pasando, nos preocupa y esperamos. Pero él nos invita llevar ante él aquello que ocupa nuestra mente y darle gracias porque él sí puede hacerlo algo. No siempre responde como esperamos, pero siempre obrará para nuestro bien. Cuando reconocemos eso, nos da paz y nuestra mente ya no está llena de "cosas". Podemos descansar en él y trabajar con todo nuestro corazón, alma y fuerzas para él, sabiéndonos amados y cuidados.


2 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts