14 marzo, 2011

Dios arma rompecabezas


Dios está juntando las piezas regadas de nuestro rompecabezas. Lo imagino agachado y de rodillas, poniendo con paciencia cada de una de ellas en su lugar. De pronto parándose para ir por una que está muy lejos, y otras que quisieron robarse, pero él ha recuperado. Lo veo cómo recuerda claramente la imagen que él formó en un principio y sabe bien las razones por las que todo está en pedacitos y regado por todas partes. Lo hace con mucho cuidado y detalle, me soprende que no le impacienta. Para él esto no le rompe la cabeza, pero si le duele en su corazón, cuando lo ve todo incompleto. Pero está trabajando para que quede bien, no se ha cansado, y al ver su sonrisa y la satisfacción por su trabajo, veo con confianza que no abandonará su obra hasta verlo terminado. ¡Qué alivio!

Ayer pensé en esta imagen al compartir con una amiga sobre la restauración que Dios hace en nuestras vidas.

3 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts