06 septiembre, 2009

Extraña correspondencia...

(lo que he escrito a una amiga, y si ella lo permite, el resto de la conversación la compartiremos después... fue un día en FB, pero ante el límite de palabras que podíamos escribir en ese pequeño espacio de msn instantaneo, preferimos escribirnos así...)

Hola Mandie,

Me quedé pensando en lo que estabas diciendo sobre las opciones y las decisiones. Creo que yo estoy más o menos como tú, y la verdad me da mucho gusto saber que estamos las dos buscando que es lo mejor y lo que Dios quiere para nosotros.

Hace menos de un mes tuve una conversación muy especial con una mujer sobre esto de qué seguía para mi vida. Y me ayudó las ilustraciones que dio sobre cómo percibimos la voluntad de Dios.

1) creemos que Dios nos pone en una laberinto, con una sola salida y él solo está observando de lejos, de pronto interviene para re-direccionarnos, pero es todo, solo observa y espera que tomemos las decisiones correctas, porque si no, todo se puede arruinar...

2) pensamos o queremos pensar que Dios nos da un mapa, el cual nos dirá exactamente por donde ir, que montañas pasaremos, qué rios, qué ciudades, que lagos y al final poder llegar a donde es su voluntad.

Sin embargo, estas dos imágenes no coinciden con el Dios que conocemos, la primera no es el Dios biblico revelado en Jesús y la segunda es más nuestro afán de control...por eso, hay una tercera propuesta, je.

3) Emmanuel, Dios-con-nosotros. Esa es la imagen bíblica de cómo Dios actúa. Entonces lo que esto significa es que podemos descansar en que tenemos lo principal: su presencia, su plenitud, su amor...y lo demás viene, llega y es parte de la vida y tendremos que decidir por nosotros mismos, sabiendo que él es con nosotros y eso transforma todo lo que somos.

Un poco como lo expresa David en el Salmo 25, donde dice que para los que aman a Dios todos sus caminos son amor y verdad. Y si, de acuerdo, Dios si nos guía, pero sabiendo esto podemos descansar, no estar ansiosas y ser flexibles para los planes que vengan y lo que Dios ponga delante...

Eso era lo que te quería compartir, gracias por leer.

Un fuerte abrazo con mucho cariño,
Ale

0 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts