28 septiembre, 2009

Nosotros pensamos distinto

de Gerardo Pablo



Hola.
Tú no me conoces porque no has querido verme,
soy la voz de los sin voz.
Hola.
Yo soy un ciudadano más formado en esta cola que quiere preguntarte:
¿Cómo vas a alimentar a un pueblo lleno de tristeza
que nunca cupo ni nunca cabrá en este juego de falsas promesas?
No me vuelvas a decir los años y el momento sólo inténtalo,
y da la cara cuando juras que este arbol retorcido y sin remedio lo plantamos todos.
Con todo y todo, me aferré a una rama para evitar que me llevara el río,
pero el agua subía y subía como un presagio de la mala suerte.

Dime hasta cuándo seguirá el futuro dependiendo de la voluntad de los milagros.
Dime qué clase de gente es un padre que invita a comer
gente extraña a su casa y que arrasan con todo
y en su familia deja mijagas.
No te confundas sigo hablando de tí,
supongo que el vino que bebes guarda un poco del dolor
que vas brindando al mundo,
debes sentirte inigualable.
Dime qué clase de hermano le arruina la vida a sus propios hermanos
con tal de su comodidad.
Tú me enseñaste en esta danza que el que no tranza nunca avanza,
me acostumbraste a ver normales toditos tus fraudes, las diarías matanzas.
Quién va exprimiendo al mundo,
quién inventó a los niños pobres
y a quién te pida un peso, ponlo preso, ponlo preso, ponle un precio.

Señor político nosotros pensamos distinto aunque no escuche,
señor político nosotros pensamos distinto aunque no le importe,
señor político nosotros pensamos distinto aunque nos calle,
señor político nosotros pensamos distinto entérese.

Tu no me conoces porque no has querido verme,
dime cómo puedo creer...

2 diálogo(s):

Publicar un comentario

Popular Posts